Skip to main content

Noticia

F1

El Ferrari F310B (1997) de Schumacher se queda sin vender

Ferrari F310 B - 1997 - Michael Schumacher

Este Ferrari F310B de 1997 pilotado por Michael Schumacher se ha quedado sin vender en la subasta de clásicos realizada en Nueva York por RM y Sotherby's.

No es muy habitual lo que ha pasado en Nueva York esta noche,
pero este Ferrari F310B de 1997
pilotado por Michael Schumacher y Eddie
Irvine en el 50 aniversario de la marca se ha quedado sin vender en
la subasta que han llevado a cabo RM Auctions y
Sotherby's.

La puja más alta por este Ferrari F310B de 1997
con número de chasis 179 y número de motor 192 fue de 630.000
dólares, un valor insuficiente para que la operación de su venta se
acabase llevando a cabo.

Este histórico monoplaza italiano está certificado por el
departamento Ferrari Classiche y tiene derecho de
admisión dentro del programa de Ferrari F1
Clienti
, en el que los coleccionistas de la marca tienen
la oportunidad de disfrutar de sus monoplazas en jornadas
organizadas por la propia Scuderia.

El F310 B fue diseñado pensando en la
aerodinámica. Para este modelo, en particular, los ingenieros de la
Scuderia Ferrari fueron capaces de
reducir la anchura y altura de los lados de la habitáculo, que
estaba dando problemas de turbulencias en la parte trasera . El
morro que monta es mucho más alto que en el F310, lo que es una
característica de diseño que se mantendría en coches de Fórmula 1 de
Ferrari hasta nuestros días. 

La mecáncia de este Ferrari F310B rinde 730 CV
y es un 3.0 litros V10 (04611 número 192) que se había estrenado en
el F310, pero el motor de la F310 B fue perfeccionado y
desarrollado, y se le dio la designación de la fábrica de tipo 046
/ 2. 

Mientras que el coche para 1997 fue desarrollado por
John Barnard, quien dejó la Scuderia antes de que
comenzara la temporada, el director técnico Ross Brawn y el jefe de
diseño Rory Byrne (que se incorporó después) fueron persuadidos por
Schumacher a unirse desde el equipo de Benetton después de la
salida de Barnard, todos bajo la dirección de Jean Todt. 

El F310 B apareció por primera vez en el inicio de la temporada
1997, el Gran Premio de Australia, y se mostró rápidamente su
potencial, con Schumacher acabando tercero en calificación y
segundo en el día de la carrera. Para el final de la temporada
1997, el F310 B acumuló 102 puntos, con las pole positions en
Canadá, Francia y Hungría, gana en Mónaco, Canadá, Francia ,
Bélgica y Japón , y con vueltas rápidas en Mónaco, Francia y Gran
Bretaña.

Esta F310 B, el chasis 179, es el octavo de los nueve
construidos, y es el primero de las dos unidades aligeradas que se
hicieron para aumentar la capacidad de del depósito de combustible
con respecto a las primeras unidades. Hizo su primera aparición con
Michael Schumacher en el Gran Premio de Bélgica en Spa. Como
Schumacher estaba acostumbrado las
especificaciones más pesadas, el alemán tuvo que luchar para
encontrar una puesta a punto que le gustase, así que se regresó al
chasis inicial y se consiguió un excelente tercer puesto en la
clasificación. El día de la carrera, el chasis 179 llevaba una
puesta a punto para seco pero la carrera comenzó por detrás del
coche de seguridad debido a la lluvia, por lo que Schumacher
utilizó el chasis más pesado.

Eddie Irvine se subió tras el volante del 179 en el Gran Premio de Italia en Monza, el 7 de
septiembre, donde se clasificó en el 10 º y acabó en octava
posición de la general. Irvine continuó conduciendo el mismo coche
en la siguiente prueba del campeonato, en el Gran Premio de
Austria, donde no pudo terminar la carrera después de clasificarse
octavo. 

Williams tenía casi asegurado el título de constructores a final
de la temporada, sin embargo, Schumacher peleó por el de pilotos
hasta la última carrera, un testimonio del potencial del F310
B.

Tras ser retirado de las carreras, el chasis 179 dejó Ferrari en
1999, y desde entonces, ha ido pasando por un reducido grupo de
coleccionistas. Se ha visto en varios eventos de automovilismo
desde entonces, incluyendo los Ferrari Racing Days en el circuito
de Hockenheim en Alemania en 2000 y las carreras históricas en
Laguna Seca en 2004, y ha sido un habitual en eventos de F1 Clienti
de Ferrari.

Lecturas recomendadas