Skip to main content

Noticia

F1

Los 10 momentos 'estelares' del safety car en la F1

Los 10 momentos 'estelares' del safety car en la F1

El coche de seguridad puede decidir una carrera, por lo que su entrada siempre da de qué hablar. Y no siempre para bien... Aquí te traemos los 10 momentos 'estelares' del safety car en la F1.

Al igual que sucede con el árbitro en el fútbol, cuanto menos se
hable del coche de seguridad en una carrera, mejor que mejor. Aquí
hacemos un repaso de los 10 momentos 'estelares' del safety
car en la F1
.

 

1. GP de Canadá 1973

Peter Revson teóricamente ganó esta alocada carrera en la que el
'safety car' (Porsche 914) hizo su aparición por primera vez en la
F1... y sembró el caos: el coche que se colocó detrás no era el
primero y ni pilotos ni equipos tuvieron claro cómo comportarse en
pista ante el 'nuevo'.

2. GP de Brasil 1993

Durante los 20 años siguientes no fue necesario usar el
coche de seguridad. O, sencillamente, los
comisarios no se atrevieron a llamarlo vistos los precedentes. La
resurrección (con un Fiat Tempra) tuvo lugar en Interlagos, tras un
diluvio repentino. Ganó Senna en su casa.

3. GP de San Marino 1994

Al año siguiente, en Ímola, hubo safety car tras
los incidentes de la salida. Se retiró en la vuelta siete y Senna
murió al chocar en Tamburello (véase 20
años de la muerte de Ayrton Senna y Roland Ratzenberger
).
Luego, algunos pilotos se quejaron de que el safety (Opel Vectra)
iba demasiado despacio como para mantener la temperatura de las
ruedas.

 

4. GP de Bélgica 1997

Fue la primera carrera de la historia de la F1 que empezó
después del safety car, (por la lluvia). Esta
circunstancia se repitió en ese mismo escenario en el año 2000,
además de en los Grandes Premios de Brasil (2003), Japón (2007),
Italia (2008), Corea (2009), China (2010), Canadá (2011).

5. GP de Canadá 1999

Por contra, esta fue la primera prueba del Gran Circo en la que
se cruzó la bandera a cuadros -el vencedor fue Mika Häkkinen- por
detrás del safety car (que ya era Mercedes, el
modelo CLK 55 AMG). Asimismo, Dirección de Carrera volvió a tomar
esta decisión en otros cuatro Grandes Premios: fueron los de
Australia (2009), Italia (2009), Mónaco (2010) y Brasil (2012).

6. GP de Brasil 2003

El sexto de los 10 momentos 'estelares' del safety car
en la F1
, paradójicamente, se produjo cuando Alonso sufrió
el peor accidente de su carrera por algo que motivó el coche de
seguridad: como el reglamento permitía entrar a repostar y cambiar
neumáticos cuando se enseñaba el letrero 'SC', el asturiano forzó
una vuelta rápida hasta boxes y chocó contra una rueda perdida
sobre el asfalto. Se lo llevaron al hospital y, aunque le
mantuvieron el tercer puesto, no pudo pisar el podio. 


7. GP de Mónaco 2004

¡No todo va a ser malo con el safety car! Después del golpe de
Alonso con Ralf Schumacher a la salida del túnel de Mónaco, el
coche (ahora, Mercedes SLK 55 AMG) hizo su papel sin problemas,
algo clave en circuitos estrechos, accidentados y tendentes a
ralentizar las carreras por accidente, como el de
Montecarlo. 

8. GP de San Marino 2006

Ese año, se utilizó el nuevo Mercedes CLK 63 AMG, algo más
potente (481 CV) y ligero que el modelo de serie. Seguía teniendo
la mitad de caballos que un fórmula 1, pero cumplía en pista mucho
mejor que modelos anteriores y nadie se quejó de su velocidad en
Ímola, como sí pasó en 1994. 

9. GP de Singapur 2008

Tras acontecimientos como el de Alonso en 2003, en 2007 la FIA
cambió las reglas para que no se pudiera entrar en el pit-lane
hasta que todos los monoplazas se alinearan tras el coche de
seguridad. Las estrategias cambiaron, hasta el punto de que Nelson
Piquet denunció a la escudería Renault por recomendarle que se
estrellara en Singapur 2008 para que entrara el safety y Alonso
ganara. La FIA le dio la razón, Fernando mantuvo la victoria, pero
el jefe Briatore fue expulsado de la F1. 

10. GP de Corea 2010

Después del Mercedes SL 63 en 2008 y 2009, en 2010 hizo su
aparición el safety más potente de la historia de
la F1, con 580 CV: el Mercedes SLS (versión GT AMG desde 2012). En
2014, teniendo en cuenta que el safety lleva un V8 6.3 de casi 600
CV para mover 1.620 kg de peso, ya no tiene tanto que envidiar a
los f1 actuales, con V6 1.6 turbo de potencia similar... pero casi
700 kg.

Fotos: Sutton Motorsport.

Lecturas recomendadas