Skip to main content
En vídeo: lo que sucede si pasas de 6ª a 2ª 'del tirón'

En vídeo: lo que sucede si pasas de 6ª a 2ª 'del tirón'

Recurrir al freno motor para reducir la velocidad es un buen hábito que alarga la vida de tu coche; pero, como todo, hay que hacerlo con cabeza. Pasar de 6ª a 2ª 'del tirón', por ejemplo, puede ser muy perjudicial para el vehículo; tanto como demuestra este vídeo.

Atención a este vídeo en el que se muestra lo que le puede suceder al motor de un coche si pasas de 6ª a 2ª del tirón.

Al parecer, el conductor estaba cansado de expresar sus quejas por el mal estado del coche (parte de una flota de vehículos comerciales). Su jefe no debía hacerle mucho caso de modo que recurrió a aquello de si Mahoma no va a la montaña irá la montaña a Mahoma y, ni corto ni perezoso, decidió darle el remate al automóvil.

¿Cómo? Fácil, llevando al extremo el uso del freno motor.

Circulando por autopista, pisó el acelerador a fondo y justo cuando el velocímetro marcaba 150 km/h hizo el cambio y pasó de sexta a marcha a segunda sin ningún miramiento. Aquí tienes el resultado:

Si te fijas en la imagen y, sobre todo, prestas atención al sonido, notarás que en el momento en que el conductor engrana directamente la segunda marcha, el propulsor se revoluciona hasta romperse. Sólo hay que ver cómo la aguja del cuentarrevoluciones se desplaza hasta el indicador máximo y oír el estruendo del estropicio mecánico.

Esta locura nos da pie a repasar dos básicos de la conducción: cuándo hay que engranar cada marcha y las ventajas y desventajas de usar el freno motor.

Cuándo cambiar de marcha

En base a las claves de la conducción eficiente, el uso adecuado de las marchas del coche debe ser el siguiente:

- Primera velocidad

Hay que usarla sólo para el inicio de la marcha y cambiar a segunda a los dos segundos o seis metros aproximadamente.

- Resto de velocidades

La clave la dan las revoluciones del motor. En los motores de gasolina, el cambio adecuado se realiza en el entorno de las 2.000 rpm; en los diésel, en el entorno de las 1.500 rpm.

También puedes guiarte por la velocidad a la que circulas, en este caso:

A 2ª marcha: dos segundos o seis metros después de la puesta en marcha, aproximadamente.

A 3ª marcha: a partir de unos 30 km/h.

A 4ª marcha: a partir de unos 40 km/h.

A 5ª marcha: a partir de unos 50 km/h.

Además de esto, es aconsejable:

- Circular lo más posible en las marchas más largas y a bajas revoluciones.

- En ciudad, siempre que sea posible, utilizar la 4ª y la 5ª marcha, respetando siempre los límites de velocidad.

Ventajas y desventajas del freno motor

El freno motor actúa en función de las revoluciones a las que esté funcionando el motor. De manera que si circulando en quinta marcha frenas ligeramente y reduces a cuarta, simplemente con soltar el pedal del acelerador irás notando que el coche va perdiendo velocidad.

Dicho de otro modo: el freno motor es la reducción de la velocidad del vehículo, prescindiendo del pedal del freno y con la ayuda de la relación de marchas y sus correspondientes engranajes, con la introducción de combustible que se va regulando mediante el pedal del acelerador.

La gran ventaja del uso del freno motor es el ahorro.  

Al reducir la velocidad con las marchas se evita el desgaste de las pastillas de freno y de los discos. Algo que, al fin y al cabo, se nota bastante en el mantenimiento de un vehículo. Además, en el caso de aquellos conductores que para frenar dejan pulsado el embrague, también notarán un ahorro de dinero en los cambios de los discos de embrague.

Otra ventaja es la comodidad. Si recurres al freno motor no tienes que estar presionando el pedal del freno y la conducción se realiza de manera más natural y suave; algo que evita (en cierta medida) el estrés al volante.

¿Los inconvenientes del uso del freno motor? Volvemos al encabezado de este artículo: si lo usas con cabeza no hay ninguno, pero si te pasas de revoluciones puedes romper el motor. La prueba la tienes en el vídeo.

Te puede interesar

Cinco escapadas de fin de semana en coche

¿El fin de los espejos retrovisores está cerca?

Tres sohos españoles que descubrir al volante de tu Toyota Yaris

Más de Espacio Toyota