Skip to main content
Tres escapadas con la familia antes de Semana Santa

Tres escapadas con la familia antes de Semana Santa

Descontamos los días para Semana Santa pero antes te proponemos tres escapadas con la familia al volante de tu Toyota RAV4 hybrid: una te llevará a vivir el estallido de la primavera en el Valle del Jerte, otra pondrá a prueba tu resistencia en el Parque Warner de Madrid y la tercera os permitirá descubrir secretos de arte y ciencias en Valencia. ¿Con cuál te quedas?

Te proponemos tres escapadas familiares antes de que llegue Semana Santa.

Porque faltan pocos días para las esperadas vacaciones, pero si mientras tachas los días en el calendario aprovechas un fin de semana para salir unos días de tu ciudad acompañado de tu familia, la espera será mucho más llevadera. 

Como compañía tu marido (o mujer... o viceversa), tus hijos y, como no, tu Toyota RAV4 hybrid.

Y es que aunque a priori puede que el RAV4 no sea el modelo que nos viene a la cabeza cuando pensamos en un familiar, normalmente un monovolumen o un turismo de carrocería familiar (ranchera), lo cierto es que la versión híbrida del Toyota RAV4 es una excelente opción para viajar con toda la familia disponiendo, además del espacio, de un equilibrado conjunto mecánico, buen maletero y de un confortable y aislado rodar, permitiéndonos además afrontar algún que otro camino con soltura.

Vayamos pues a ver cuáles son las tres experiencias familiares que te proponemos.

1. Vivir el estallido de la primavera en el Valle del Jerte

Si hay un lugar que visitar en España en primavera es, sin duda, el Valle del Jerte.

La sierra de Cáceres alcanza su máximo esplendor cuando los cerezos se cubren de flores y es entonces uno de los momentos más especiales para visitar, por ejemplo, la Reserva Natural Garganta de los Infiernos.

Situada en la cabecera de la comarca del Valle del Jerte, la Reserva Natural Garganta de los Infiernos es la puerta de entrada a Extremadura desde la provincia de Ávila. La reserva cuenta con abundantes saltos de agua, arroyos, cascadas, piscinas naturales y grandes pozas excavadas por la erosión circular del agua de los ríos. La primavera es una época en la podemos disfrutar de la floración de los cerezos, que suele producirse a partir de la segunda quincena de marzo y los primeros días de abril. En esta época, los cerezos abren sus flores y hacen que las laderas de las montañas se vistan de un impresionante color blanco.

El Valle del Jerte es fácil de recorrer, pero tiene alguna que otra ruta más complicada en la que podrás poner a prueba el carácter off road de tu RAV4, sobre todo si lo pediste con tracción total.

2. Pura adrenalina en el Parque Warner de Madrid

Cerrado desde la visita de sus majestades los Reyes de Oriente, el Parque Warner de Madrid abrió de nuevo sus puertas el pasado 17 de marzo (para celebrar el Día del Padre).

Visita ineludible para quienes visitan la capital con niños, cuenta con atracciones y diversión para todas las edades.

Los pequeños tienen una zona dedicada a ellos con espectáculos y atracciones a su medida. Los mayores pueden poner a prueba su capacidad para soportar el miedo en el Pasaje del Terror o ver cuántas pulsaciones soporta su corazón tras montar en la Lanzadera o las atracciones de Batman y Superman.

Imprescindible el espectáculo de Loca Academia de Policía donde especialistas hacen virguerías increíbles con los coches.

Y ya que estás, aunque no te pille de paso puedes darte una vuelta por el centro de Madrid. Como tu RAV4 es híbrido no importa que haya restricciones por contaminación, tienes el acceso permitido.

3. La Ciudad de las Artes y las Ciencias en Valencia

Todo niño debería ir al menos una vez en su infancia a la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia. ¿Por qué?

Pues porque allí tienen la Escuela del Cadete del Espacio, donde ayudados por el Profesor Bombilla y su ayudante Sparky conocen todos los secretos del sistema solar. 

Y porque tiene el "Espacio de los niños", una zona dedicada exclusivamente a pequeños de entre cuatro y siete años en la que experimentan con los sentidos, la naturaleza del agua, el mundo de los animales y construyen su propia casa, acompañados de monitores especializados. 

Pero si hay un espacio donde disfrutarán al máximo los niños, es el Oceanográfico, en el delfinario, en los acuarios...

En las exhibiciones, los pequeños cuentan con paneles donde se les explica en un lenguaje adaptado y con caligrafía infantil, los ecosistemas que se representan y sus habitantes.

En "Mediterráneo" pueden experimentar la sensación de adentrarse en el corazón del oleaje; y en "La Rompiente", a través de un túnel, acceden dentro del propio acuario protegido por una campana.

Para los más pequeños, "Pasaporte Animalia" una visita guiada para conocer de cerca a los delfines y a los leones marinos, o la actividad "Dormir con tiburones", para familias con peques a partir de 4 años, les encantará.

¡ah! Y en el Hemisferic, la inmensa sala de proyecciones em IMAX, hay distintos espectáculos para disfrutar en familia (eso sí, algunos son un poco mareantes).