Skip to main content
¿Deberían los coches llevar cajas negras? ¿Y los autónomos?

¿Deberían los coches llevar cajas negras? ¿Y los autónomos?

El imparable avance de los coches autónomos saca a la luz una 'vieja' pregunta: ¿deberían los coches llevar cajas negras? La tecnología, que ya se ha probado en algunos modelos, es similar a la que utilizan los aviones y su finalidad, idéntica a la de las aeronaves: esclarecer cómo se ha producido un accidente.

¿Deberían levar caja negra los coches? ¿Y los autónomos? La segunda parte de la pregunta es crucial; de hecho, ha sido el imparable avance de los vehículos sin conductor y el dilema moral que plantea decidir a quién apuntar como culpable en caso de accidente, si al hombre o la máquina, la que ha sacado del olvido esta vieja reivindicación de algunos sectores.

El germen del debate ha surgido en Alemania, un país especialmente preocupado por la seguridad vial, donde no terminan de ver claro que una máquina decida, por ejemplo, dónde, cuándo y cómo adelantar. 

¿Cómo funcionan las cajas negras de los coches?

A simple vista, las cajas negras de los coches se pueden confundir con las 'dash cam'. La diferencia está en su funcionamiento ya que mientras las segundas filman todo el movimiento desde el momento en que el conductor pulsa el botón de encendido y hasta que hace lo propio con el de apagado, las cajas negras se activan cuando justo antes del accidente y hasta segundos después de que este haya finalizado. ¿Cómo? Con una serie de sensores que detectan el frenazo o movimiento brusco (aunque también se pueden activar de manera manual pulsando un botón).

A día de hoy, las cajas negras aplicadas a la automoción son habituales en vehículos destinados al transporte y aunque algunos países (como EEUU o Rusia donde plantean su obligatoriedad a partir de 2020) y fabricantes han pedido que su instalación sea obligatoria en los coches de nueva factura, de momento en los coches particulares sólo se instala de forma voluntaria.

Su precio ronda los 400 euros y hay aseguradoras que premian su uso con la reducción del precio de las primas ya que les ayuda a esclarecer quién ha sido el culpable en un siniestro.

Todos los coches llevan ya una 'caja negra'

Hace tiempo que en EEUU se debate si los coches deberían instalada una caja negra o no. Los defensores argumentan que su instalación ayudaría a hacer las carreteras y vehículos más seguros y salvará vidas. Los detractores, apelan a que puede ser una violación de la privacidad de los conductores.

Lo que muchos no saben es que, a día de hoy, todos los coches de pasajeros llevan integrado algún tipo de 'grabadoras de datos de evento' (EDR, en inglés), que normalmente comienzan a recopilar información tras un impacto al tiempo que se activan los 'airbag'. 

Los EDR son 'cajas negras' mucho menos sofisticadas y completas que las de un avión comercial, registran la velocidad del vehículo, si se activaron los frenos, las fuerzas en el momento del impacto, el nivel de aceleración del motor, los tiempos de activación del 'airbag' o si los pasajeros llevaban los cinturones de seguridad. Y se suelen utilizar para eludir la responsabilidad de los fabricantes en determinados accidentes.

Un ejemplo: Car Angel BBX1

El Car Angel BBX1 es una caja negra para coches que comercializa por 349,00 euros. A cambio, llevas siempre dentro de tu vehículo un testigo fiable que puede sacarte de un apuro si sufres un accidente del que no has tenido la culpa. Desgraciadamente, solo funciona con PC, pero el interfaz ofrece imágenes de calidad, te muestra la posición del vehículo a través de Google Maps y las fuerzas G que ha sufrido. La cámara graba constantemente, pero solo guarda el archivo cuando el coche recibe una sacudida o si aprietas el botón del pánico.

En este vídeo puedes ver cómo funciona:

Más de Espacio Toyota