Comparativa

Comparativa: MTM 718 Boxster S/TTP 718 Boxster S. 'Doping' a Porsche

Traemos a dos Porsche 718 Bosxter dopados al ring. En la esquina izquierda, la preparación de 400 CV de TTP; en la derecha, el MTM de 402 CV. Empieza el combate. Comparativa: MTM 718 Boxster S/TTP 718 Boxster S MTM.

Para aumentar la potencia del Porsche 718 Bosxter original, este coche de MTM vale de una nueva centralita electrónica, llamada Cantronic. Con ella logra llegar a los 382 CV. Los 20 restantes los extrae del sistema de escale de acero, con 'downpipes' 90 milímetros, catalizadores metálicos de 200 celdas y nuevos silenciadores de escape, con mariposas accionables. TTP también logra el incremento de potencia combinando soiftware y un nuevo sistema de escape.

Los catalizadores de 200 celdas de HJS reducen la presión de retención a menos de la mitad, mientras que los escapes con mariposas, aparte de hacer su trabajo, proporcionan un sonido cautivador. El software modificado libera 30 CV más, y se ha llevado a cabo directamente sobre la centralita del modelo original, que controla el motor y la transmisión. Junto a las llamativas Racing Wheels Barracuda en 20 pulgadas, TTP ha montado un chasis helicoidal Bilstein, que se combina con el chasis opcional PASM de este modelo. La carrocería rebajada y la capota en rojo burdeos específico son las dos señas de identidad más visibles de esta preparación. La pregunta es: ¿También cambia el comportamiento?

VÍDEO: ¿Cuánto pagarías por este Audi R8 de MTM?

¡Arrancamos!

Tenemos que decir que MTM no ha querido arriesgar. Por eso nos ha mandado una variante sin la rebaja de la carrocería ni los amortiguadores adaptativo opcionales, pero eso sí: monta las llantas específicas de 20 pulgadas en diseño Bimoto. Los frenos son de acero, en lugar de los costosos frenos cerámicos. Nos metemos con este Boxster por la autovía alemana A7 sin límite de velocidad, y lo apretamos hasta llegar a los 300 km/h prometidos. Nos ha llamado la atención que este MTM con su chasis de serie es sumamente eficaz a la hora de filtrar las irregularidades, y los amortiguadores hacen un trabajo impecable.

En el TTP es otra cosa: el chasis helicoidal se nos antoja, en esta configuración, demasiado duro para el día a día. Y el recorrido de las suspensiones es escaso. Por eso te sentirás catapultado sobre el asiento si circulas por el carril izquierdo de  una autovía alemana y te encuentras con un asfalto en mal estado. Y esto se traduce en un comportamiento nervioso en recta, que obliga a corregir sobre el volante constantemente. El MTM le saca una décima de segundo al modelo original en el 0 a 100 km/h, y cuatro cuando llega a los 200. En el TTP también hemos medido mejores prestaciones que en el modelo en que se basa. Pero los dos nos han decepcionado a la hora de frenar: necesitan una distancia extra equivalente a la longitud del coche para pasar de 100 km/h a 0. Con todo, el tacto es estable y son resistentes al calentamiento, de modo que la opción de frenos cerámicos solo es recomendable si se va a usar mucho el coche en circuito.

MTM 718 Boxster S/TTP 718 Boxster S
MTM 718 Boxster S/TTP 718 Boxster S

Algo que no hemos podido hacer por la condiciones climatológicas, y por tanto no hemos podido comprobar el efecto del chasis duro del TTP en Sachsenring. Pero por carreteras de montaña, sí hemos podido comprobar que su respuesta es ahora más ágil en los giros. Y las reacciones, en general, son más directas que en el modelo de serie. Como ya hemos dicho, el chasis de serie del MTM ofrece un buen nivel de confort, y al mismo tiempo un elevado grip. La velocidad de paso por curva es, como poco, similar al modelo en que se basa. Y en algunos giros, lo supera. En esto tienen mucho que ver sus ruedas más anchas.

Lecturas recomendadas