Skip to main content

Comparativa

Comparativa: BMW X5, Infiniti QX70S, Range Rover Sport

Comparativa: BMW X5, Infiniti QX70S, Range Rover Sport

El Mundial de 'Basket' ya se ha celebrado y lamentablemente nuestra selección no ha estado a la altura (nunca mejor dicho). Aún así, en AUTO BILD hemos querido averiguar cuál podría ser el coche ideal para los jugadores de la Selección Española de Basket. Está claro que el espacio va a cobrar un protagonismo especial, pero no del todo: no siempre ganan los más altos. ¿Cuáles son los protagonistas? Apunta: BMW X5, Infiniti QX70S, Range Rover Sport

Lo recuerdo muy bien. Tenía 18 años cuando vi mi primer partido de baloncesto en una cancha. Fue en el Palacio de los Deportes de Madrid, en 1995, el mismo año en el que el gran Arvydas Sabonis y Joe Arlauckas (infalible desde cuatro metros) levantaban la octava Copa de Europa para el Real Madrid. Tras el partido fui corriendo a la puerta de salida de los vestuarios para ver a los jugadores. Contemplar a aquellas torres humanas me dejó con la boca abierta.  

Diecinueve años después, el baloncesto sigue de moda: España ha acogido el Mundial y, nuestra selección, aunque no ha cumplido con las expectativas, ha estado en boca de todos. Nosotros hemos reunido a otros gigantes, estos de cuatro ruedas y nos hemos preguntado: ¿cuál sería el coche ideal para un jugador de baloncesto? Está claro que, con tantos centímetros sobre el suelo, los coches pequeños se descartan por sí solos. Aquí hay que pensar en talla grande y modelos XXL. Por eso hemos citado a estos: el BMW X5, el Infiniti QX70S, el Range Rover Sport.

Todos ellos rozan los 4,9 metros de longitud. El primero en llegar ha sido el BMW X5, un SUV de lujo que promete luchar hasta el último segundo de la posesión y frenar los ímpetus de sus contendientes a base de tecnología. ¿Sus rivales? El Range Rover Sport es de los más difíciles, ya que mantiene una forma increíble fuera del asfalto, pero se ha puesto las pilas para mejorar su dinámica. Por último, hemos querido contar con el guaperas del segmento, que tendrá que demostrar que, además de una cara bonita, sabe armar el brazo.

Infiniti QX70S: la cara bonita

Con unas llantas de 20 pulgadas, esa mirada tan afilada y un enorme capó que marea visto desde el habitáculo, el Infiniti QX70 tiene una silueta que enamora al primer golpe de vista. Pero ya se sabe que el diseño no suele ser compatible con la practicidad y, lamentablemente, en el modelo de Infiniti ocurre eso mismo. Con el metro en la mano, el QX70 se deja unos cuantos centímetros aquí y allá que le hacen perder competitividad con respecto a sus rivales. 

Solo con echar una ojeada al maletero, con 410 litros, te das cuenta de que el Infiniti no es para los tipos más grandes del equipo. Cuando arrancas su V6 esperas que la cosa mejore, aunque con 20 CV menos y una caja de cambios de solo siete marchas, el resultado tampoco me acaba de convencer. Sobre todo porque el consumo se dispara y las reacciones al acelerar no son para tirar cohetes. Así las cosas, el gran SUV de origen japonés se debe contentar con la tercera plaza, ya que su precio tampoco acompaña, aunque, al menos, lleva el equipamiento de serie más completo.

Range Rover Sport: para los más duros del equipo

Su puesta en escena es impactante. Es el más alto de los tres y eso es algo que agradecerán los pívots de la selección, como Ibaka, Felipe Reyes o los hermanos Gasol. Todos ellos verán cómo sus enormes piernas pueden acomodarse en unas plazas delanteras amplias en todas sus cotas. En la fila trasera también es el modelo de Land Rover el que regala más centímetros. Como buen pívot, el Range Rover Sport sabe zafarse en cualquier terreno y si Pau Gasol te puede meter tres triples seguidos con la misma facilidad con la que machaca el aro o deja sentado a Sofoklis Schortsanitis (pívot griego de 2,08 y más de 140 kilos de peso), el modelo británico se desenvuelve igual de bien en el asfalto como fuera de él. 

Y es que gracias a la segunda generación del Terrain Response, no hay obstáculo al que no pueda hacer frente y dejar tirados a sus dos oponentes. Su capacidad de tracción es bestial y su bloque de seis cilindros en V con 258 CV, te asegura fuerza a cualquier régimen. De hecho, con el cronómetro en la mano, apenas marca diferencias con el X5. Junto a este V6, Land Rover ha dispuesto  una caja de cambios ZF de ocho marchas cuyo funcionamiento, sin ser tan rápido como la del BMW, te deja un gran sabor de boca. Sin duda, un gigantón totalmente resolutivo.

BMW X5: siempre listo para el contraataque

Hundes el pedal del acelerador a fondo y sabes perfectamente que si tuvieras que confiar en alguien para lanzar los contraataques, ese sería este X5. Es el Sergio Llull o el Chacho de los SUV de lujo, un modelo que sabe como exprimirse sobre el asfalto para dejar a sus rivales detrás. Tiene la misma caballería que el Range Rover, pero sabe lograr mejores cifras al esprintar. Y lo consigue con el consumo más comedido de la comparativa, por lo que, siguiendo con el símil del baloncesto, podría jugar minutos y minutos que no te pediría el cambio para repostar.

En cuanto te sientas a sus mandos, enseguida te das cuenta de que todo está orientado hacia el conductor y, sin embargo, no se olvida de la faceta familiar. 

De hecho, junto con el Range Rover,  podrás montar una tercera fila de asientos para aumentar el aforo hasta las siete plazas (esto en el Infiniti ni se lo plantean). Detrás, el espacio es algo más pequeño que en el modelo británico, pero más amplio (hombros y cabeza) que el Infiniti. Y en cuanto a maletero, ninguno sabe hacerle frente: con 650 litros de capacidad pone en entredicho el del QX70 con solo 410. Por cierto, para los amantes de los deportes, no hay nada más útil que un portón trasero dividido en dos para poder sentarse a atarse las botas de esquí, por ejemplo, o descargar la bici con mayor facilidad.

En cuanto a precio, el BMW se sitúa justo en la mitad entre el Infiniti y el Range Rover. No está mal equipado de serie, aunque lo mejor es que tienes a tu disposición una enorme lista de opciones (con mucha carga tecnológica) donde elegir el complemento perfecto para este X5, todo un atleta en talla XXL.

Conclusión

Hemos enfrentado a estos tres gigantes de las cuatro ruedas con el objetivo de averiguar cuál es el coche ideal para tallas grandes como las de los jugadores de baloncesto. Y lo tengo claro: para los más altos, el Range Rover Sport, el más robusto y aventurero; a los que tienen la misión de lanzar los contraataques, el BMW X5, el más atlético; mientras que a los más sofisticados y preocupados por la imagen les quedará el Infiniti que ni pintado, aunque es el más caro... 


Lecturas recomendadas