Historia de Škoda

1894 - 1900 Un constructor de bicicletas y motos1894 - 1900 Un constructor de bicicletas y motosLa historia de Mladá Boleslav arranca en 1894, cuando el librero Vaclav Klement compra una bicicleta a Mr. Klihovcova. El vehículo necesita pronto asistencia técnica, por lo que escribe una carta en checo a la división de la compañía Dresden Seidel & Naumann en Útsí nad Laben. Varios días después recibe su misiva con una anotación en la que se le pide que la traduzca a un idioma inteligible. Ante esta situación, Klement decide montar su propia compañía para evitar que al resto de sus compatriotas les ocurra lo mismo. Con ayuda de su socio, el mecánico Vaclav Laurin, la compañía Laurin & Klement comienza en menos de un año la producción de bicicletas, que alcanzan un éxito inmediato. El nombre del modelo es "Slavia". Poco después, tras un viaje de Klement a París del que regresa con una motocicleta Werner Bros, la firma checa comienza la producción de estos nuevos vehículos de dos ruedas, a los que añade importantes mejoras técnicas. 1901 - 1910 El primer automóvil1901 - 1910 El primer automóvilCon la llegada del nuevo siglo, Laurin & Klement comienza la fabricación de automóviles. El primer vehículo de tres ruedas con motor llega en 1904. Un año después se inicia la producción en serie. El coche, bautizado como Voitturetta, luce en su frontal las iniciales L&K y el laurel de la victoria (por expreso deseo de Klement); su motor bicilíndrico gasolina de 4 tiempos, 1.000 cc y 7 CV de potencia alcanza los 40 km/h. A partir de este momento, la planta de Mladá Boleslav experimenta un rápido éxito gracias a sus atractivos coches, al estilo y calidad que reflejan y al magnífico precio al que se pueden adquirir. Este crecimiento hace que en 1907 Laurin & Klement deje de ser una empresa familiar para convertirse en una sociedad de acciones. 1911 - 1920 Tras la guerra, continúa el crecimiento1911 - 1920 Tras la guerra, continúa el crecimientoLaurin y Klement entran en el mundo de la competición desde el principio para demostrar el potencial de sus coches: las victorias llegan rápidamente. Mientras tanto, las jóvenes producciones en serie quedan en un segundo plano (1912). Prima la construcción limitada de vehículos privados y exclusivos, como el Faeton, un elegante deportivo acabado en madera que alcanza los 80 Km/h. La marca continúa su expansión, y en 1914 se convierte en el mayor productor de automóviles del Imperio Austro-húngaro. El estallido de la Primera Guerra Mundial afecta a la producción de manera considerable, ya que Laurin y Klement tiene que adecuarse a las necesidades del ejército. Pese a esto dispone de la capacidad suficiente para dar respuesta al mercado: tras el conflicto, la sociedad produce vehículos comerciales ligeros y de lujo. Asimismo, sus modelos pueden verse circulando por carreteras de todo el mundo. 1921 - 1930 Fusión con Skoda en Pilsen1921 - 1930 Fusión con Skoda en PilsenLa presión económica de mitad de los años 20 es seguida por una crisis del mercado y de las ventas. Esta depresión hace que la industria de Mladá Boleslav tenga que fusionarse en 1925 con Skoda Co., otra importante empresa ubicada en Pilsen. A partir de este año, la nueva empresa adopta el nombre con el que ha llegado a la actualidad, Skoda. 1931 - 1940 Cambios en el sistema de producción1931 - 1940 Cambios en el sistema de producciónA finales de 1933 empiezan a producirse los primeros 600i checos, denominados Tipo 420. Este modelo supone un cambio en los métodos de producción a favor de los vehículos para las grandes masas y marca nuevamente el camino del éxito para Škoda. Un año más tarde se lanza el Popular, un coche que en poco tiempo se hace conocido en todo el mundo; cuenta con motor delantero, caja de cambios trasera y una línea completamente innovadora. Pero no todo son buenas noticias: el estallido de la Segunda Guerra Mundial a finales de esta década causa un nuevo un giro en los objetivos de productividad; la única alternativa es satisfacer las necesidades militares. 1941 - 1950 La nacionalización1941 - 1950 La nacionalizaciónLa marca se resiente por partida doble de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945): la ocupación alemana hace que Skoda se integre forzosamente en la estructura industrial del Tercer Reich; por otro lado, su fábrica es alcanzada por una bomba el 9 de mayo de 1945. El final del conflicto trae, sin embargo, nuevos cambios. Inmersa en un proceso de nacionalización a gran escala, Skoda se convierte en una compañía nacional denominada AZNP (1946) y se hace con el monopolio de la producción automovilística en Checoslovaquia. Asimismo, en esta fechas comienza la producción del Skoda Tipo 1101. 1951 - 1960 Economía intervenida1951 - 1960 Economía intervenidaLos procesos de producción tradicionales y los éxitos pasados son la base de la economía checoslovaca, que durante esta década mantiene unos niveles de desarrollo relativamente buenos pese a unos esfuerzos excesivos de rápido crecimiento y los cambios provocados por la nacionalización de la industria. Durante estos años aparecen nuevos modelos, como el Octavia. 1961 - 1970 Aislamiento de Europa Occidental1961 - 1970 Aislamiento de Europa OccidentalEl levantamiento del Muro de Berlín (1961) causa el aislamiento político y económico de Europa del Este. Pese a ello la producción doméstica sigue creciendo, y en los siguientes años se lanza el Skoda 440, fuente de inspiración para modelos posteriores, y los dos grandes éxitos de esta época: el Felicia y el Octavia. La nueva y moderna planta de Mladá Boleslav empieza a funcionar el 1 de abril de 1964, año en el que se producen 120.000 unidades. El primer modelo fabricado en ella es el S 1000 MB. En 1969 le siguen los Skoda 100 y 110. Pese a este crecimiento, el desarrollo tecnológico de Europa Occidental hace que comience a cuestionarse el modelo adoptado en los países del este. 1971 - 1980 Líder en un mercado estancado1971 - 1980 Líder en un mercado estancadoSkoda mantiene su liderazgo en el mercado de Europa del Este. En agosto de 1973 produce el coche “un millón”, y tres años después inicia la fabricación en serie de los nuevos modelos 105, 120 y 130. Pese a ello, la década de los ’70 confirma el estancamiento económico de la zona. La marca es una víctima más de los acontecimientos posteriores a la Segunda Guerra Mundial: durante años no tiene más remedio que centrarse en el mercado interno, mientras que Occidente camina hacia una importante economía de mercado a nivel mundial. 1981 - 1990 La llegada de Volkswagen1981 - 1990 La llegada de VolkswagenSkoda comienza a desarrollar a principios de los años '80 un coche con motor y tracción delanteros. Bertone, el afamado diseñador italiano, colabora dando forma a la carrocería. El modelo, denominado Favorit, comienza a producirse en serie en el año 1987. Este hecho posibilita que la marca checa recupere su papel principal en el mercado. A finales de la década, los cambios políticos de 1989 y la nueva economía de mercado hacen que el gobierno checoslovaco y los responsables de Skoda comiencen a buscar un socio extranjero fuerte que garantice la competitividad internacional de la marca a largo plazo. Finalmente, en diciembre de 1990 se decide que el compañero de viaje será el grupo alemán Volkswagen. 1991 – 2000 Skoda se moderniza1991 – 2000 Skoda se modernizaDespués de los cambios políticos de 1989 y en virtud de la nueva economía de mercado de la República Checa, Škoda empieza a buscar un fuerte socio extranjero cuya experiencia e inversiones sea capaz de asegurar la competitividad internacional de la empresa a largo plazo. En diciembre de 1990, Škoda decide cooperar con el grupo alemán Volkswagen, convirtiéndose en la cuarta marca del Grupo Volkswagen, junto con VW, Audi y Seat. El progreso continúa. Debido a esta cooperación y al nuevo pensamiento económico, Škoda lleva a cabo importantes medidas de modernización y una amplia renovación en la gestión, comercialización, desarrollo de productos y en los procesos de fabricación. El resultado es el Felicia, un modelo muy competitivo dentro del mercado internacional. Le siguen otros modelos de éxito: el Octavia, el Fabia y el orgullo de la compañía, el Škoda Superb. Los cambios políticos de 1989 dan paso a una nueva realidad económica y comercial. La tendencia a la liberación del mercado propicia que Škoda empiece a buscar, de nuevo, un socio fuerte en el extranjero para modernizarse e invertir en el futuro. El 16 de abril de 1991 Škoda inicia su actividad como cuarta subsidiaria del Grupo Volkswagen junto con VW, Audi y SEAT. Calidad, comodidad y seguridad se convierten en valores esenciales para la compañía. El progreso continúa. Debido a la unión con el Grupo Volkswagen y al nuevo pensamiento económico, Škoda lleva a cabo importantes medidas de modernización. El resultado es el Felicia, el primer proyecto conjunto de las dos marcas. Un modelo capaz de resistir la competencia mundial y del que en 1996 ya se habían vendido más de un millón de ejemplares. Škoda lanza un innovador modelo de competición, iniciando así un nuevo capítulo en la historia de Škoda Motor Sport Team. Aparece el primer automóvil de la marca fabricado con plataforma y motores Volkswagen, el Octavia, dirigido a la clase media. Entre el año 1997 y el 2000 se fabrican más de 4000 Škoda Felicia Fun, un vehículo creado para el tiempo de ocio y basado en el modelo pick-up del Felicia. El Felicia se convierte en el modelo más popular, mientras otros clientes están a la espera del lanzamiento del nuevo compacto, el Fabia. El sucesor del Felicia se introduce finalmente en 1999. Es un vehículo compacto al que se da el nombre de Škoda Fabia. En un primer momento el Fabia viene equipado con motores 1,4 MPI/50 kW, 1,4 16V/74 kW y 1,9 kW SDI/47. Hoy en día la gama de motores es mucho más amplia. Škoda vende un total de 385.330 unidades, un 6% más que en el año anterior. En 1994 el 37% de la producción era exportada. En 1999, sólo 5 años más tarde, las exportaciones ya representaban un 80% de la producción total. Los modelos Octavia y Fabia son los primeros en abrirse camino en el difícil mercado europeo. La imagen de la marca en Europa Occidental mejora notablemente. Škoda se introduce en el Reino Unido con la campaña, "It is a Škoda, honest", el principio de una línea publicitaria de mucho éxito. Salen a la luz nuevas versiones del Fabia, como el Fabia Combi. Nace el más lujoso de los nuevos modelos, el Škoda Superb. El nuevo Octavia recibe, gracias a sus cualidades, varios galardones internacionales como el de Coche del Año en diferentes países europeos. 2001 – 2010 La gama de modelos gana en variedad y calidad2001 – 2010 La gama de modelos gana en variedad y calidadŠkoda vende 30.000 unidades al año en el Reino Unido y llega a tener lista de espera para la compra de sus coches. Participa por primera vez con el Škoda Fabia WRC en el Campeonato Mundial de Rally. Škoda lanza su nuevo modelo, el Roomster, claro reflejo de las tendencias futuras. En septiembre, presentan al mercado un nuevo coche-concepto, el Joyster. En 2007 Škoda lleva a cabo el lanzamiento del nuevo Škoda Fabia y de un nuevo modelo del Škoda Octavia, el Scout. Un vehículo robusto con un diseño de líneas aerodinámicas, creado especialmente para la aventura. Llega el tan esperado lanzamiento del nuevo Škoda Superb, la berlina de alta gama de Škoda que da un paso hacia lo soberbio. Tan elegante como práctico, tan práctico como elegante. La gama de Škoda se amplía con el lanzamiento del Yeti, el quinto modelo de la marca. Se trata de un SUV compacto con motores TDI y TSI con la última tecnología y disponible entracción delantera o 4x4 con embrague Haldex de cuarta generación. También se inicia la comercializaciónd el Superb Combi, la versión familiar del buque insignia de la marca, y las versiones RS y Scout de la gama Octavia A principios de 2010 se presenta los nuevos Fabia y Roomster con cambios estéticos y una completa nueva gama de motorizaciones TDI y TSI de última generación. Además, la gama Fabia recupera la versión deportiva: el Fabia RS con motor 1.4 TSI de 180 CV de potencia y cambio DSG de siete velocidades. Škoda presenta la segunda generación de la gama GreenLine de modelos con bajos consumos y emisones gracais a sus motores TDI common rail, sistema Start-stop, sistema de recuperación de la energía de frenado, modificaciones aerodinámicas en la carrocería y el chasis o el indicador de marcha recomendada en el panel de instrumentos.