Historia de Maserati

1900 - 1910

El comienzo

Los hermanos Maserati han estado siempre relacionados con la ingeniería, el diseño y la fabricación de automóviles, excepto Mario, pintor artístico y autor, entre otros, del emblema de la marca. Carlo es el que abre la senda: idea un monocilindro para una bicicleta, con la que compite en 1900 y establece un récord de velocidad (50 km/h). Pasa a trabajar en Fiat, y luego en Isotta Fraschini como mecánico y probador, donde emplea a su hermano Alfieri. Muere a los 29 años, aunque para entonces, junto a su hermano Ettore, ha establecido un taller de fabricación de transformadores de alto voltaje para automóviles. Ettore y otro de los hermanos, Bindo, también habían trabajado en Isotta.

1911 - 1920

Nace Maserati

En 1914, la vasta experiencia acumulada por Alfieri le lleva a crear en Vía de Pepoli, en la parte antigua de Bolonia, la Società Anonima Oficine Alfieri Maserati, destinada a explotar su talento y creatividad. Tras la guerra se trasladan a los arrabales de la ciudad y mantienen una actividad que principalmente se basa en la puesta a punto de modelos Isotta, aunque también trabajan con otras marcas.

1921 - 1930

Triunfo a la primera

Alfieri compite con éxito en diferentes carreras, aunque en 1924 es penalizado por cambiar el motor de dos litros de su Diatto por otro de tres. Pese a que la sanción es resuelta poco después, Alfieri decide dedicarse por completo a la producción de sus propios automóviles. Así, en 1926 presenta el Tipo 26, el primer Maserati de la historia. El coche, un deportivo en toda regla, es tan competitivo que, conducido por su creador, logra la gloria en la Targa Florio. Un año más tarde, Alfieri sufre un grave accidente a bordo de un Tipo 26B: aún así no se desanima, y logra el Campeonato Italiano de Constructores. Dos años después lanza el V4 con motor de 16 cilindros, que bate el récord de velocidad de la Clase C: durante más de 10 kilómetros mantiene una velocidad de 246,069 km/h. Esta marca proporciona a Maserati un reconocimiento internacional que impulsa sus ventas y la llegada de nuevos fondos. Este desarrollo da lugar, en 1931, a la aparición del 4CRT y del 8C 2500 de tracción delantera.

1931 - 1940

Un legado vivo

Cuando Alfieri fallece en 1932, la ciudad entera de Bolonia se vuelca en el funeral de un hombre al que considera grande. Su falta hace que Bindo, Ettore y Ernesto tomen las riendas del negocio y abandonen sus respectivos trabajos. La firma cuenta con los servicios de Tazio Nuvolari en 1933, lo que supone un notable impulso técnico. Pese a ello, la fuerza de Mercedes y Auto Union en el mundo de la competición pone las cosas difíciles al fabricante italiano, que, aunque no desiste en la lucha, se concentra en certámenes nacionales y regionales. En 1936, Gino Rovere invierte una suma sustancial en la compañía, y coloca a su protegido Nino Farina como presidente. Por entonces aparece el competitivo 6CM. Los Maserati venden su participación a la familia Orsi de Módena un año después, aunque permanecen en la jefatura de Ingeniería hasta 1948. Los nuevos accionistas deciden reubicar la marca en el Viale Ciro Menotti de aquella ciudad. En ese momento, Ernesto ya ha diseñado los motores 4CL y 8CL, que impulsarán a los vehículos de idéntico nombre que son lanzados a finales de esta década. Nuevamente, la compañía regresa exitosamente a la competición internacional: en 1939 logra la victoria en las 500 Millas de Indianápolis, con Wilbur Shaw al volante de un 8CTF.

1941 - 1950

Vuelta a los orígenes

Durante la Segunda Guerra Mundial, Maserati se dedica a la producción de herramientas y componentes destinados a maquinaria bélica. El primer modelo que aparece tras la contienda es un nuevo GT, el A6 1500. La firma recupera además su actividad deportiva con el imponente A6G CS: a sus mandos, Alberto Ascari se batirá con éxito en el circuito de Módena frente a los Alfettas, Ferrari y Talbot de la época.

1951 - 1960

Mucha rivalidad

Pese a los éxitos, la extremada dureza de la competencia -sobre todo Alfa Romeo y Ferrari- no le pone las cosas fáciles al fabricante italiano. Por este motivo, Maserati ficha en 1953 a Gioacchino Colombo como ingeniero jefe y modifica el A6GCM. El resurgir de la marca se completa con la llegada de pilotos del calibre de Juan Manuel Fangio, González, Marimon, Bonetto y Graffenried. Precisamente, Fangio gana el campeonato frente a los Ferrari de Ascari y Farina en una durísima carrera que no se decide hasta la última curva. Colombo también es el ideólogo del 250F, uno de los proyectos más tardíos de Alfieri, que debuta con éxito en 1954. Las dos siguientes temporadas también son gloriosas para la firma italiana, que logra su quinto título mundial en competición, el primero con el 250F. La compañía anuncia en esas fechas su retirada del mundo de la competición, algo que no se lleva finalmente a cabo debido al lanzamiento de modelos para pilotos privados como el Birdcage y de distintos tipos de motores para Fórmula 1; además establece diferentes cooperaciones, como la mantenida con Cooper, que sirve para el desarrollo conjunto de un motor 12 cilindros de tres válvulas y triple encendido en 1965. Previamente, en 1958, se ha lanzado el 3500 GT, punto de inflexión en la trayectoria comercial de Maserati: su notable éxito motiva la ampliación de las instalaciones y deja la parcela deportiva en un segundo plano.

1961 - 1970

La era del Quattroporte

En 1962 se lanza el Sebring. Un año después, llega la berlina Quattroporte, equipada con motor 4.1 V8 a 90º. En este decenio se produce un acontecimiento muy importante en la historia de Maserati, su venta a Citroën en 1968. No obstante, Adolfo Orsi mantiene el título honorífico de presidente.

1971 - 1980

En el punto de mira

La década de los 70 se inicia con la presentación del Bora; el primer Maserati de gran producción con motor central nace de los lápices de Giorgio Giugiaro. Mientras, la marca italiana continúa suministrando motores de competición. Los lanzamientos del Khamsin y del Merak amplían la actividad productiva, aunque la crisis del 73 causa una situación crítica debido al incremento del precio del petróleo. Cuando Maserati lanza el prototipo de Quattroporte II, carrozado por Bertone, y el Marka SS, Citroën ya ha firmado un acuerdo con Peugeot, que no tiene interés por la firma transalpina y la declara en quiebra. La movilización de la asociación industrial provincial promueve la intervención del Gobierno italiano, que la auspicia dentro de la agencia estatal GEPI. En 1975, la mayoría del capital es transferido a Benelli y al argentino Alejandro De Tomaso, otrora piloto Maserati, que es nombrado director. Al año siguiente, y en medio de muchas dificultades, se lanza el Kyalami. Al mismo tiempo se presenta el Quattroporte III, diseñado por Giugiaro.

1981 - 1990

La era Biturbo

En el año 1980 aparece el Biturbo, un vehículo con un precio relativamente barato, del que se derivan hasta 30 versiones -incluidos los legendarios Ghibli y Shamal- sobre carrocerías sedán, descapotable o Spyder y Coupé.

1991 - Act

Y ahora en Fiat

La adquisición de Maserati por parte del Grupo Fiat supone un punto de inflexión definitivo. De esa época procede el Quattroporte, obra de Marcello Gandini. En el año 1997, Fiat vende la marca a Ferrari. Temporalmente, la fábrica cierra para ser completamente remodelada de cara a la construcción de un nuevo modelo. El 3200 GT es, finalmente, presentado en París (1998). Ese mismo año se le suma el Quattroporte Evoluzione. La producción anual de Maserati supera ya en su conjunto las 2.000 unidades.

En 2002 Maserati vuelve a los Estados Unidos, que rápidamente se convierte en uno de sus  mayores mercados a nivel mundial. Además, la marca del tridente vuelve a la competición en diciembre de 2003, con el Maserati MC12 ( antes conocido como el MCC), que se desarrolla de acuerdo a las regulaciones FIA GT y compite con gran éxito ganando el campeonato de equipos de tres veces consecutivas entre 2005 y 2007. El MC12 también ha competido en el campeonato nacional de GT, así como en la serie American Le Mans. El MC12 se basa en el Ferrari Enzo, y se han fabricado 50 modelos homologados para su uso fuera de circuitos (roadsters y coupés ).En 2005 Maserati se separó de Ferrari y se fusionó con Alfa Romeo bajo Fiat Auto.

Buscador de coches