Reportaje

Todo lo que debes saber sobre los semáforos con cámara

Todo lo que debes saber sobre los semáforos con cámara

Noelia López

12/10/2016 - 08:00

Qué son, cómo funcionan, dónde están... sacamos la lupa para contarte todo lo que debes saber de los semáforos con cámara. Semáforos con ojos que todo lo ven y no solo delatan a los conductores que no paran en fase roja, sino que además registran sus datos y les envían a casa la correspondiente sanción.

Qué son, cómo funcionan, dónde están... sacamos la lupa para contarte todo lo que debes saber de los semáforos con cámara. Semáforos con ojos que todo lo ven y no solo delatan a los conductores que no paran en fase roja, sino que además registran sus datos y les envían a casa la correspondiente sanción.

¿Qué son los semáforos con cámara?

Nosotros los conocemos como semáforos con cámara o semáforos con radar (mal dicho como explicamos al repasar cuántas clases de radares hay) pero su verdadero nombre es sistema de foto-rojo y consiste en la instalación de cámaras en determinados semáforos con la finalidad de comprobar que los vehículos se detienen cuando el semáforo está en rojo. Suelen estar ubicados en pasos de peatones con semáforo.

Las cámaras se instalan en un soporte a aproximadamente 25 metros de la línea de detención para permitir encuadrar completamente el paso de peatones y la propia cabeza del semáforo de conductores. 

Todos los pasos con control foto-rojo se anuncian mediante señalización específica antes de llegar al soporte de los equipos de control. En Madrid, por ejemplo, se identifican con esta señal:

¿Cómo funcionan?

Cada instalación dispone de una cámara de color que toma dos fotografías del vehículo, una antes de la línea de detención con semáforo en rojo y otra una vez atravesado completamente el paso y con semáforo todavía en rojo. Aunque en las fotografías anteriores debe distinguirse la matrícula, el sistema de control dispone adicionalmente de una de una cámara de infrarrojos que permite capturar la matrícula del vehículo de día y de noche. Por tanto, son capaces de sancionar a aquellos vehículos que disponen de matrícula, entre los que se incluyen los turismos, furgonetas, camiones, autobuses, motos y ciclomotores. 

Las cámaras de control están diseñadas para tomar fotografías sólo cuando el semáforo está en fase roja. Si la luz del semáforo está en verde o en ámbar no se toman imágenes.

¿Dónde están instalados?

La razón de ser de los semáforos con cámara es evitar que los conductores se salten los semáforos en rojo y reducir así el número de atropellos (aunque hay quien dice que causan más accidentes). 

Los semáforos con cámara de Madrid multan de verdad

Su gestión es responsabilidad de los ayuntamientos que deciden cuáles son los lugares más conflictivos. El consistorio madrileño, por ejemplo, prioriza su instalación en semáforos que cumplen los siguientes requisitos:

- Que los vehículos lleguen a la intersección en caída, por lo que puede ser mayor la tendencia a aumentar la velocidad de paso de la intersección.

- En las intersecciones que dan acceso o son entrada a vías que el conductor considera vías rápidas o salidas del entorno urbano por lo que puede ser mayor su tendencia a aumentar la velocidad.

- Las sugerencias de los ciudadanos a través del sistema de sugerencias y reclamaciones del Ayuntamiento de Madrid.

- La existencia de atropellos en la intersección.

- Cercanía a colegios, institutos, hospitales, centros de salud, etc. y demás lugares en que por el tipo de peatones que acude pudieran tener mayores problemas de movilidad.

Su ubicación suele ser pública en las webs de los ayuntamientos. De esta forma se puede saber cuál es el semáforo que más multa de España.

¿Multan si los pasas en ámbar?

No, en estos casos no habrá denuncia. Los equipos están diseñados para estar conectados directamente al foco rojo del semáforo, por lo que únicamente pueden obtener fotografías cuando el semáforo se encuentra en fase roja.

Desde el Ayuntamiento de Madrid explican que para evitar la tramitación de denuncias dudosas,  los agentes de movilidad validan una por una todas las posibles denuncias y sólo dan curso a aquellas en que existe una fotografía del vehículo antes de la línea de detención con el semáforo en rojo y otra fotografía después de la línea de detención con el semáforo también en rojo. Dicen tambiuén que el encuadre de la cámara de contexto del foto-rojo siempre incluye el semáforo de conductores del cruce y que la secuencia de fotografías que se adjunta al boletín de denuncia debe recoger la fotografía anterior y posterior.    

¿Y si tengo que pasar el semáforo en rojo porque un coche de la Policía o una ambulancia me piden paso?

Buena pregunta esta. De nuevo nos las contestan desde el consistorio madrileño: "todas las secuencias de fotografías son validadas una a una por agentes de movilidad, que descartan aquellas en que se comprueba que los vehículos están despejando el paso para un vehículo de emergencias; el encuadre de la cámara de contexto del foto-rojo permite comprobar esta situación".

¿Cuál es el importe de la multa?

La sanción por rebasar un semáforo en rojo, ya sea controlado por un sistema automático o la imponga un agente, es de 200 euros y la pérdida de 4 puntos del permiso de conducir.

Las sanciones pueden abonarse en período voluntario con una rebaja del 50%, quedando por tanto en 100 euros en esos casos. Deben ir acompañadas como prueba por dos fotografías, antes y después de la línea de detención, en las que se debe distinguir la matrícula y el semáforo en fase roja.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches