Reportaje

Seat 1500: no necesitabas más

El Seat 1500 ha sido de todo. Coche de ministro, de padres de familia, también taxi... Lo malo, su poco potente motor, que es lo único que empaña, y solo ligeramente, su recuerdo.