Reportaje

Los muscle cars más radicales

Javier Leceta

29/09/2013 - 13:18

Las buenas maneras no son lo suyo y la discreción no les preocupa en absoluto. Los poderosos muscle-cars son coches extremos: te enseñamos los bólidos V8 tuneados más calientes.

Para los puristas son el punto culminante de la historia de los coches americanos, que en su versión original son auténticas piezas de coleccionista. Los muscle-cars americanos se identifican por su aspecto voluptuoso y motores V8 de alto cubicaje. Las personas racionales niegan con la cabeza si les propones adquirir una de estas voluminosas y pesadas máquinas, que desequilibran bastante la balanza económica. Y precisamente ahora en que la industria americana del automóvil está en plena crisis, las reediciones del Ford Mustang, el Dodge Challenger y el Chevrolet Camaro constituyen un regreso de lo más celebrado.

Un muscle-car clásico, pero desde hace mucho el estadounidense más conocido fuera de sus fronteras por su potencia y aceleración, es el Chevrolet Corvette. Fabricado desde 1953, hasta ahora son siete las generaciones que han arrasado el asfalto. En la actualidad, rueda el Corvette Z06 con el 6,2 litros LS3 V8 y el LS7 (siete litros). La nueva edición del ZR1 200 equipa el LS9, con 6,2 litros V8 y turbocompresor. El abanico de potencia entre 437 y 647 CV no es algo que afecte a preparadores habituales como GeigerCars, Tikt y Loma. Geiger hace que los más racionales se lleven las manos a la cabeza con su devorador de combustible, un ZO6 revisado con 890 CV. El preparador Loma logra sacarle 794 CV gracias a un kit de doble turbo. Por su parte, los de Tikt logran arrojar 600 CV al eje trasero del Corvette.

Por otro lado, modelos como el Ford Mustang, el Dodge Challenger o el Charger pertenecen a la categoría de muscle-cars intermedios y Pony-cars. Este último se lanzó en 1966 como sustituto del Dodge Coronet. En 1980, tomó la misma dirección que el Ford Mustang: los dos perdieron sus formas musculosas y recibieron motores de cuatro cilindros mucho más dóciles. Fue en 1999 cuando DaimlerChrysler mostró por primera vez en el Salón de Detroit el prototipoDodge Charger R/T, que retomaba el espíritu de los antiguos muscle-cars. Desde 2005, el nuevo Charger rueda, en su versión más alta, con un 6,1 litros Hemi-V8 y 431 CV, bajo la denominación SRT8. Ford fue algo más rápido con el Mustang, que lleva rodando por las ‘highways’ americanas desde 2004. Karl Geiger ha logrado sacarle 520 CV a su Mustang GT 520, aunque también ha creado peticiones especiales con 650 CV.

Sin embargo, los muscle-cars más picantes del momento son el Dodge Challenger y el Chevrolet Camaro. El más joven de los dos saltó a la fama gracias a la película 'Transformers'. La potencia va de los 305 CV (3,5 litros V6) hasta los 432 (6,2 litros V8). Kart Geiger logró exprimirlo más gracias a un compresor, y el resultado han sido 568 CV en un bólido que alcanza los 314 km/h sin problemas.

Lecturas recomendadas

Javier Leceta

Redactor Jefe

Buscador de coches