Los coches del jeque Hamad Bin Hamdan Al-Nahyan

El desierto vibra. El jeque Hamad Bin Hamdan Al-Nahyan recorre la duna que tiene en el patio de su palacio. Es una área de juegos de arena que se ha construido para los todoterrenos de la corte. Las ruedas traseras del Nissan Patrol levantan nubes de polvo. Delante del portón de madera de roble hay un guardia agarrado a su fusil de asalto.