Reportaje

Coches 4x4

Las claves del éxito de los SUV

Juan Antonio Corrales

12/04/2011 - 15:42

AUTO BILD 4X4 te desvela todos los detalles que han desatado la fiebre por los denominados todocaminos compactos. ¿Te imaginas cuál ha sido la
fórmula de su éxito?

Los últimos datos de ventas hablan por sí mismos: tan sólo el segmento de los todocaminos se salva de la caída en la venta de coches. Especialmente los SUV pequeños son los más demandados: se ha incrementado su venta en un impresionante 54,90 por ciento.

Con la que está cayendo en el mercado automovilístico español por la finalización de ayudas del Plan 2000E y la propia crisis, estos modelos siguen siendo un valor al alza, frente a las berlinas o los vehículos del segmento C, que siguen en caída libre. Pero, ¿cuál es el secreto que los hace más resistentes a la crisis?

La respuesta a esta pregunta no es precisamente simple. Su concepción es el resultado de varios elementos que, mezclados de forma apropiada, dan como resultado un vehículo que atrae las miradas de todos los conductores. Por supuesto, para llegar a este concepto, el segmento ha sufrido una interesante evolución.

El asunto comenzó en pleno boom económico español. Cuando los bancos todavía prestaban dinero y los negocios funcionaban a pleno rendimiento, la gente quería coches grandes que mostraran su posición social. Por eso los Audi Q7, BMW X5 y compañía empezaron a ser habituales en nuestras carreteras. Cuando la crisis ya se atisbaba y los ecologistas pregonaban a los cuatro vientos que los todoterrenos eran muy contaminantes, los protagonista pasaron a ser modelos más compactos, al estilo del BMW X3 o el Mitsubishi Outlander.

Ya en pleno parón económico, además de la ecología, también había que buscar el ahorro. Por eso los fabricantes y los conductores están apostando por SUV más pequeños. Estos modelos compactos todavía conservan su imagen 4x4, pero claramente suavizada. Además, han pasado a ser mucho más prácticos y, por supuesto, menos costosos.

Su tamaño contenido y unos motores más pequeños permiten reducir su cifra de consumo. También resultan más manejables tanto en ciudad como en carretera, a la vez que ofrecen espacio suficiente en su interior. De sus primos los todoterrenos, conservan, sobre todo, la posición alta de conducción, la cual se ha revelado como un factor fundamental para su venta. Permite controlar el tráfico más fácilmente y ofrecen al conductor mayor sensación de seguridad.

Su originaria tracción 4x4 resulta ideal si las condiciones del asfalto son malas. Pero los fabricantes todavía han ido más lejos. En el caso de que no se necesite este elemento, también ofrecen versiones 4x2. Pero la cosa no queda aquí. Ahora las marcas apuntan a la ciudad con modelos todavía más pequeños, pero con esa característica estética offroad que tanto gusta.

Los perjudicados: berlinas y compactos

El potencial cliente de un todocamino no ha surgido de la nada. Estos conductores vienen, en su mayoría, de segmentos con mayor tradición como el de las berlinas, los monovolúmenes o, incluso, los compactos. El principal exponente de este 'robo' de clientes es el Nissan Qashqai: no sólo es el líder indiscutible del segmento SUV con sus 25.061 unidades vendidas hasta octubre de este año, sino que se sitúa en el quinto puesto del ranking total de ventas.

¿Hacia dónde apunta el universo SUV?

Siempre resulta complicado saber hacia donde se dirigirá un segmento en el futuro. Pero en la actualidad, los fabricantes siguen una tendencia clara: los todocaminos cada vez tienen que ser más compactos. Por supuesto, conservan ese diseño que recuerda a los todoterrenos, pero, cada vez, a una escala más pequeña. Otro denominador común de la nueva hornada de SUV es la posibilidad de elegir entre versiones de tracción total o delantera. Hay clientes que se sienten atraídos por el diseño, pero que no van a pisar el campo en la vida. Con las variantes de tracción delantera se ahorran el coste extra de la tracción 4x4.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches