Reportaje

Huelga de examinadores: la posición de los tres grandes afectados

Golpes, palizas… Por esto están en huelga los examinadores

Noelia López

19/07/2017 - 10:36

Los examinadores de Tráfico llevan en huelga desde el pasado mes de junio; hasta ahora son paros intermitentes pero amenazan con que sean indefinidos a partir de septiembre. Pero, ¿son ellos los más perjudicados de esta lucha?

Los examinadores de Tráfico de la DGT llevan en huelga desde el mes de junio. Si alguien dentro de la Administración dice que los primeros paros fueron una sorpresa miente ya que las amenazas de este colectivo vienen de lejos (de hecho, en 2015 ya hicieron huelga); del mismo modo que tampoco debería mostrarse sorprendido si la amenaza de que los paros hasta ahora intermitentes se conviertan en indefinidos a partir de septiembre llega a hacerse realidad.

Pero, ¿por qué están los examinadores en huelga?

Si hace años los examinadores de la DGT alzaron la voz para quejarse del peligro que suponía el desempeño de su labor (no todo el mundo se toma con buen humor un suspenso...); ahora la queja trata de mejorar sus condiciones laborales, empezando por un incremento salarial.

Según informó la asociación de examinadores, Asextra, en un comunicado, con estos paros el colectivo trata de lograr el reconocimiento de un complemento salarial que ya pactaron en 2015 pero que, dos años después, no se ha hecho realidad.

El colectivo denuncia también la escasez de personal en una plantilla que, a día de hoy y según los datos sindicales está formada por 700 personas (200 menos que antes de los recortes).

Las soluciones de la DGT

El departamento que dirige Gregorio Serrano vive las últimas semanas sometido a la presión de que los paros intermitentes se vuelvan indefinidos. Para tratar de aliviar el malestar de los examinadores ha anunciado una serie de medidas que desde Asextra consideran insuficientes. Son estas:

  • Militares mayores de 45 años harán de examinadores.  Desde la DGT han anunciado la convocatorio de un centenar de plazas para ampliar la plantilla de examinadores; el 30% serían cubiertas por militares que podrían incorporarse a este colectivo.
  • Convocatorio de promoción interna. El director general de Tráfico, Gregorio Serrano ha anunciado que antes de que termine el año convocarán 435 plazas de promoción interna a la que podrá acceder el personal "que en el momento de la convocatorio esté desempeñando un puesto de examinador/a". Todos los que accedan a estos puestos subirán así de categoría.
  • 70 plazas de acceso libre. Se anunciarán antes de que termine el año y se adjudicarán a los largo de 2018. Los aspirantes tendrán que superar un curso especial.
  • Creación de un nueva especialidad. En un comunicado, la DGT ha anunciado su intención de crear un nueva especialidad  que agruparía a los examinadores de tráfico. Para ellos esto no es suficiente pues su deseo es formar parte de una nueva escala.
  • Mejoras salariales. La creación de una nueva especialidad llevaría consigo una serie de mejoras salariales que Tráfico cifra en un incremento anual de 1.536 euros. También supondrá mejoras en los trienios y en la pensión de jubilación.

Los alumnos, los principales afectados

Desde mediados de junio, los examinadores de Tráfico hacen huelga los lunes, martes y miércoles; paros intermitentes que según el colectivo siguen el 80% de los funcionarios.

De todo esto, los grandes afectados son los alumnos que a pesar de estar preparados para enfrentarse al examen práctico tienen que dejar pasar los días hasta encontrar un fecha libre.

Como suele ser habitual en estos casos, las cifras bailan y mientras desde la asociación de examinadores aseguran que han dejado de hacer 150.000 exámenes, en la DGT reducen el dato hasta dejado en 65.000.

¿Y qué hay de las autoescuelas?

En el lado de los afectados hay que posicionar también a las autoescuelas. Si desde un primer momento mostraron su apoyo a los examinadores, el suceder de los hechos les ha obligado si no a cambiar su posición al menos sí a suavizarla y a pedir una solución al conflicto que les está haciendo perder dinero hasta el punto de temer que algunas escuelas se vean obligadas a echar el cierre a su negocio.

Esta misma semana, decenas de profesores de autoescuela se han manifestado en varios puntos de España para pedir a la DGT una solución al conflicto con los examinadores . Dicen entender la postura de estos pero también lamentan estar en medio de la lucha. Es por eso que han creado un movimiento llamado 'Las autoescuelas dicen basta' para exigir el derecho de sus alumnos a obtener el permiso de conducir.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches