Reportaje

Diferencia entre subviraje y sobreviraje: consejos para evitarlo

diferencias sobreviraje subviraje

Aarón Pérez

07/09/2017 - 11:10

En este artículo vamos a tratar de esclarecer cuáles son las diferencias entre subviraje y sobreviraje, dos formas de perder el control del vehículo que podemos evitar con estos consejos.

No te pierdas: BMW explica el concepto de subviraje y sobreviraje

Aunque los coches actuales cuentan con diferentes sistemas de seguridad obligatoria, como el control de tracción y el programa electrónico de estabilidad (ESP), no son 100% infalibles ante la totalidad de las situaciones que pueden darse en la carretera. Por ello, es indispensable que conozcas una serie de técnicas de conducción que pueden ayudarte en situaciones de riesgo. En este artículo vamos a tratar de esclarecer cuáles son las diferencias entre subviraje y sobreviraje, así como las formas de evitarlo con una serie de consejos

Lo primero que debes tener en cuenta es que el vehículo debe encontrarse en perfectas condiciones. Es recomendable que realices una revisión previa a cualquier viaje largo y solventar cualquier problema que pueda implicar un riesgo para la seguridad o el correcto funcionamiento del coche. Una vez llegados a este punto, conocer una serie de técnicas de conducción te ayudarán para poder actuar con rapidez y evitar situaciones peligrosas.

Vídeo: la diferencia entre subviraje y sobreviraje:

Diferencias entre sobreviraje y subviraje

Ambas situaciones se dan en curva y pueden estar ocasionadas por un exceso de velocidad, por la falta de adherencia del pavimento, el mal estado de los neumáticos, la suspensión o la dirección del vehículo, o por un movimiento brusco indebido del volante que supere las capacidades del coche. El sobreviraje es el derrape de las ruedas traseras y provocan el trompo, mientras que el subviraje es el derrape de las ruedas delanteras, es decir, cuando tomas una curva, el coche gira menos de lo que debería pese al giro del volante y tomamos una trayectoria más abierta de la que debemos.

En el caso del sobreviraje, apreciarás cuando se dé, que la zaga se sale de la línea que dicta el tren delantero (dirección), tratando de superar tu posición y puede acabar en un trompo si no dominamos la situación. Se suele dar en los coches donde la propulsión está en el tren posterior, aunque no evita que ocurra en los coches de tracción delantera. Por otro lado, si se da subviraje, apreciarás que, en la entrada a la curva, el coche trata de seguir la trayectoria recta pese a que las ruedas delanteras están giradas hacia el vértice de la curva que queremos trazar. Esta situación es más común en los coches de tracción delantera que en los de propulsión trasera.

Consejos para evitarlo

Aprende a controlar el sobreviraje

Como ya hemos indicado, el sobreviraje se produce en situaciones en las que aplicamos un exceso de potencia sobre el tren posterior, por desplazamientos de la carga, un firme deslizante, fuertes cambios en la dirección o al frenar bruscamente con el coche en apoyo. Para controlar el sobreviraje debes pisar el embrague y girar rápidamente el volante en el sentido de la derrapada (contravolante), consiguiendo que las ruedas se orienten hacia el mismo lado en el que derrapa el vehículo y eliminando las fuerzas del freno motor. 

Una vez corrijamos este desvío de trayectoria del tren posterior o sobreviraje, debemos deshacer la maniobra, es decir, soltar el embrague y pisar de nuevo el acelerador de forma suave y controlada para que el coche se mantenga estable. Si lo hacemos bruscamente de nuevo podemos provocar un trompo. Dosificando la aceleración es la técnica que los profesionales del drifting emplean para prolongar las derrapadas.

Cómo corregir el subviraje

El subviraje es la técnica opuesta al sobreviraje. Como indicaba anteriormente, estas situaciones se producen comúnmente en los coches de tracción delantera, aunque los de propulsión trasera o total no están exentos de este problema. Comúnmente es un problema de exceso de velocidad en la entrada a una curva, pero también puede darse esta situación por una dirección blanda e imprecisa, así como un pavimento deslizante.

Si se produce el subviraje, debemos actual con precaución y mucho tacto. La mejor forma de corregirlo es levantando el pedal del acelerador y controlando la dirección, tratándola con suavidad y deshaciendo el giro. No pises el freno bruscamente, ya que bloquearás el tren delantero y aumentarás los efectos del subviraje. Debemos actuar suavemente sobre el freno, aunque dispongamos de sistema antibloqueo ABS.

Si nuestro coche no cuenta con este sistema, debemos soltar el acelerar e ir aplicando pequeños toques de freno, ambas acciones pueden convertirse en un sustituto del ABS a base de habilidad al volante. El coche, por inercia, debe volver a conseguir mayor adherencia trasladando la carga al eje delantero, lo que permitirá que tengamos el control del vehículo de nuevo.

Fuente: Mapfre

Lecturas recomendadas

Aarón Pérez

Colaborador

Apasionado de los coches desde que tengo memoria. Colaborador en Auto Bild.

Buscador de coches