Reportaje

¿Cuántas clases de radares hay en la carretera?

¿Cuántas clases de radares hay en la carretera?

Noelia López

04/10/2016 - 12:06

Los 'clásicos' de velocidad, los de tramo... ¿Cuántas clases de radares funcionan en las carreteras y vías urbanas? Para que quede más claro vamos a diferenciar, primero, entre radares y cámaras que aunque se suelen identificar como iguales, no lo son. Después, hablaremos de los que puedes encontrar en carretera y los que están 'a la caza' en ciudad.

Antes de darte la respuesta, vamos a hacer una prueba: ¿cuántos tipos de radares hay en las carreteras?

La respuesta más extendida será: los de velocidad y los de tramo. Los más avispados incluirán los voladores (los Pegasus) y quienes sigan habitualmente las novedades que va publicando la DGT hablarán también de los de cinturón.

Todos los radares de la DGT en España 2016

Pues bien, los primeros y los segundos estarán en lo cierto; los del tercer grupo habrán errado en su respuesta.

A continuación te contamos cuántas clases de radares hay de verdad en las carreteras. Para ello, desde AutoBild.es hemos hablado con la DGT para que nos dejaran todos los conceptos claros. Después, hemos hecho lo propio con algunos ayuntamientos para ver qué radares hay en vías urbanas.

Cuántas clases de radares hay en las carreteras

1. Radares de velocidad

La DGT los llama 'cinemómetros sin operador' cuando están fijos y 'cinemómetros con operador' cuando son móviles.

Son los radares convencionales, los que instalados en pórticos, postes, trípodes o coches de la Guardia Civil (de momento lo de que irán en las motos ha quedado en stand by) captan a los conductores que superan los límites de velocidad establecidos para cada tramo.

Por Ley, la ubicación de los radares de velocidad fijos debe estar avisada con antelación a través de los paneles de color azul o en los pórticos luminosos. "Los móviles no se avisan porque perderían eficacia", explican desde la DGT. Pero recuerdan que en su página web hay un listado de tramos peligrosos en los que se intensifica la vigilancia, pero "eso no significa que siempre vaya a haber un radar móvil".

Habría que incluir aquí los que en su momento llamamos radares invisibles y los inteligentes (los que distinguen el tipo de vehículo y ajustan la multa a sus condiciones). 

En el rango de los radares móviles también se podrían incluir las pistolas láser. Estas, que sepamos, sólo se han empleado a modo de prueba en el País Vasco y Gijón.

2. Radares de tramo

Dicen que son más fiables que los anteriores porque calculan la velocidad media a la que un coche ha circulado entre un punto A y un punto B. Un ejemplo lo dejará más claro: el radar de tramo situado en el puente de Guadarrama recoge 3,323 kilómetros, en donde hay que circular a una velocidad media de 100 kilómetros; si el conductor tarda menos de 2 minutos y 5 segundos, en hacer ese trozo, será multado.

3. Pegasus

Los radares voladores. Desde el Comisariado Europeo del Automóvil (CEA) explican que los radares instalados en los helicópteros Pegasus son más selectivos porque permiten observar al conductor durante un lapso de tiempo e identificar conductas de riesgo.

Los ocho helicópteros Pegasus que, a día de hoy, sobrevuelan las carreteras ponen una multa cada tres minutos. Para ello, están equipados con dos cámaras de vigilancia: una panorámica que facilita el seguimiento y captación de la velocidad, y otra de detalle, dotada con un teleobjetivo que permite leer la matrícula del vehículo, puede actuar desde una altura de 300 metros y a un kilómetro de distancia de su objetivo.

En esta infogradía facilitada por la DGT puedes ver cómo funcionan los Pegasus:

Los de cinturón, móvil, ITV... NO SON RADARES

Hasta aquí todas las clases de radares que funcionan en las carreteras españolas. Te preguntarás: ¿Y los de cinturón, móvil...?

Aunque generalmente se habla de ellos como radares, los mecanismos que pillan a los conductores que no llevan puesto el cinturón de seguridad o van hablando por el móvil no son radares, sino cámaras.

Su funcionamiento y la tecnología que emplean son completamente distintos.

Desde la DGT explican que como no son cinemómetros, no hay Ley que obligue a advertir de su presencia (hemos preguntado y no saben si, llegado el momento, los señalizarán) y recuerdan que los más de 200 que ya están en funcionamiento (su plan es llegar a 275 antes de que termine el año) funcionan sólo en fase de pruebas (los conductores reciben carta que les informa de que han cometido una infracción, pero no multa).

Lo mismo sucede con los controladores de matrículas que, instalados en algunos puntos de la carretera, pueden detectar coches sin seguro, que no han pasado la ITV...

¿Cuántos radares funcionan en ciudad?

La respuesta es muy similar a las anteriores. Un conductor que circula por vías urbanas y comete un exceso de velocidad puede ser multado por un radar fijo o uno móvil que puede ser gestionado por la DGT o el Ayuntamiento que corresponda.

En el caso de los conductores catalanes, también deben permanecer atentos al cielo porque Cataluña tiene su propio Pegasus.

En Madrid, también hay radares de tramo.

Por la misma explicación que hemos dado para diferenciar radares y cámaras que captan a conductores sin cinturón, lo que NO SON RADARES son las cámaras instaladas en los semáforos para multar a quienes los rebasan en fase roja (por cierro que los de Madrid ya multan de verdad).

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches