Reportaje

Los coches privados de los políticos, a debate

Hoy se constituyen las Cortes Generales. Tras conocer quién presidirá el Congreso de los Diputados y el Senado y algunas de las primeras medidas de austeridad, repasamos los coches privados de los políticos. ¿Quiénes los tienen? ¿Quiénes usan solo el vehículo oficial? ¿Qué modelos son?

No es fácil hacer una lista de los coches privados de los políticos, porque no todos tienen. El pasado septiembre, el entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, disolvía la Cortes Generales, que se vuelven a constituir ahora con motivo de la X Legislatura. Daba de esta forma por finiquitado su mandato y dejaba vía libre a sus sucesores. Mientras, en La Moncloa, su mujer, Sonsoles Espinosa, haría cábalas sobre cómo transportar sus cosas ahora que el coche oficial quedará a disposición del nuevo inquilino, Mariano Rajoy. Pero curiosamente, Zapatero, como muchos de sus ministros y buena parte de los diputados, no tiene coche privado y ha ‘tirado’ del oficial.

 

Zapatero-sale-de-Moncloa

 

 

Y precisamente, el hasta ahora líder de la oposición, tampoco tiene coche privado. En cambio, el que ha sido su rival en las últimas Elecciones Generales del 20N, Alfredo Pérez Rubalcaba, comparte la propiedad de un Mazda de 1998 y de un Skoda matriculado dos años después.

 

 

Alfredo Pérez Rubalcaba, PSOE: tiene un Mazda y un Skoda, pero son de hace unos cuantos años.

 

 

No son los únicos. A juzgar por los datos de patrimonio hechos públicos recientemente, pocos son los políticos que gastan dinero en comprar coches privados. Y a medida que baja el escalafón, aumenta el parque móvil particular. Es decir, casi ningún ministro tiene coche privado. Los miembros del Congreso de los Diputados (que ahora presidirá Jesús Posada), más o menos la mitad posee un automóvil; y, entre que forman el Senado (cuyo nuevo presidente es Pío García Escudero, también del PP) la media se sitúa en dos coches privados por hogar. Eso sí, la mayoría son de segunda mano y comprados hace muchos años. ¿No pueden permitirse más?

 

La respuesta está en los 35.000 vehículos que, según datos publicados por 'El Economista' forman el parque móvil del Estado español: la Administración cuenta con 1.090 vehículos. De ellos, 431 dependían directamente del Ejecutivo de Zapatero –191 para altos cargos y el resto, para incidencias–, a los que se suman los coches de la Casa Real.

 

 

princesa-de-asturias-letizia-ortiz-jose-bono

Cuando algún miembro de la Casa Real (en la foto, la Princesa de Asturias, Letizia Ortiz) acude al Congreso de los Diputados, puede hacerlo en cualquiera de los coches destinados a La Zarzuela o en los que la Cámara tiene preparados para ‘incidencias’.

 

 

Luego están los automóviles a disposición de los ministerios. En octubre del año pasado, la diputada popular Cecilia Sánchez pidió cuentas al respecto. De acuerdo a la respuesta parlamentaria, el ministerio que más coches mueve es el de Economía y Hacienda (97), seguido de Exteriores (46), Industria (36) y Medio Ambiente (34).

 

A estos, hay que sumar los 18 vehículos que el Congreso de los Diputados reparte a razón de nueve para los miembros de la Cámara Alta, siete para los portavoces de grupos y dos para incidencias. Sin olvidar 1.200 coches para las autonomías y 27.000 para el Ejército, los ayuntamientos, las diputaciones y otras administraciones locales.

 

Sin embargo, estos datos también están empezando a variar. Por ejemplo, la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal ha recaudado 300.000 euros por la subasta de 52 coches oficiales.

 

 

ministra-de-defensa-carme-chacon

Carme Chacón, exministra de Defensa: en 2006 compró un Volkswagen Golf. Desde entonces, es su único coche privado.

 

Pero España no solo es el sexto país del mundo con más coches oficiales –por encima, incluso, de Japón–. Además, buena parte son de gama alta. En Madrid, por ejemplo, los directores generales viajan en Peugeot 407; los miembros del Consejo del Poder Judicial, en Alfa Romeo; y los secretarios de Estado ocupan la parte trasera de un Audi A6. Los ministros tienen a su disposición varias unidades blindadas del Peugeot 607 y el presidente del Gobierno cuenta, entre otros modelos, con un Audi A8.

 

 

En primera página

 

Las primeras páginas de los diarios nacionales están plagadas de escándalos que apuntan a que muchos de los políticos carecen de escrúpulos a la hora de dilapidar el dinero público y no precisamente en coches privados, aunque sí para su uso personal.

 

Se ha publicado que Emilio Pérez Touriño, otrora presidente de la Xunta de Galicia con el PSG, gastó la friolera de 480.000 euros en acondicionar un Audi A8. Eligió el modelo más seguro, con protección antibalas, antibombas e inhibidores de frecuencia. Con él, hizo en pocos meses más de 70.000 kilómetros y gastó 42.000 euros solo en neumáticos.

 

 

miguel-arias-canete-partido-popular

Miguel Arias Cañete, diputado por el Partido Popular: siente pasión por los coches clásicos. Su flota se compone de un Morgan 4/4 1600, un Unipower 1300 de 1961, un Volvo S40, un Suzuki Vitara, un Mini Cooper con matrícula histórica, un Alfa Romeo GTV de 1971 y una moto de la marca Piaggio, modelo Evo X7 300 de 2010.

 

 

Similar fue el caso del expresidente del Parlamento de Cataluña Ernest Benach, quien, después de haber invertido más de 110.000 euros en un modelo similar al elegido por Touriño, se habría gastado otros 20.000 euros en ponerlo a su gusto con numerosos extras, como escritorio, reposapiés, televisión y reproductor de MP3.

 

Cuando se empezó a investigar la trama Gürtel, Ricardo Costa, el entonces secretario general del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, tuvo que defenderse de quienes le acusaban de haber obtenido su Infiniti FX50S de forma irregular. Costa no se cansó de repetir que lo había podido financiar “con la venta de otro coche privado”, un préstamo de sus padres y “dinero propio”.

Costa

Ricardo Costa, PP: con Costa y el Gürtel, Infiniti tuvo un papel de inesperado protagonismo.

 

 

Lo mismo sucedió recientemente con Audi y el Audi A8 que fuera coche oficial del ya expresidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps. Y es que, según señalan algunos medios, el político valenciano habría gastado, en pocos meses, más de 55.000 euros solo en combustible.

 

 

¿Chófer o ‘chacha’?

 

“El chófer del presidente de la Diputación de Málaga gana 54.000 euros”. La denuncia, firmada por el portavoz del PSOE Francisco Conejo coincide con el despido de tres conductores oficiales de la misma entidad. Francisco Salado, portavoz del equipo de Gobierno, alude a sus funciones para justificar la cantidad. Según sus palabras, el empleado en cuestión es “más que un conductor” y lo cataloga de “asesor técnico que conduce”, pues prepara las visitas y el protocolo en cada una de ellas.

 

 

coche-oficial-politicos

Un coche oficial conlleva muchos más gastos que la simple adquisición. A los elevados costes de mantenimiento se suman los conductores (dos como mínimo) y los escoltas que, según el cargo, tenga asignado el cargo electo.

 

 

AUTOBILD.ES ha tenido la oportunidad de hablar con un chófer del Parque Móvil de Estado para comprobar, primero, que el sueldo del malagueño supera, con mucho, la media nacional. Y, segundo, que todos los conductores son más que chóferes.

 

La nómina de un conductor oficial varía según su categoría. Los chóferes de incidencias cobran 973 euros; los de directores, 1.300; los de secretarios generales, 1.380; y, los que se ponen al volante del coche oficial de un ministro ingresan algo más de 1.500 euros mensuales. Eso, en turnos que superan las 14 horas –no trabajan a diario–.

 

alberto-ruiz-gallardon-alcalde-madrid

Todos los ediles de Madrid tienen coche oficial, lo que, sumados a los de incidencias, hacen un total de 134 vehículos. El partido de Rosa Díez, UPyD, decidió renunciar a ellos, lo que obligó a los demás a mostrar su buena voluntad. Ahora, ‘solo’ lo tendrán el alcalde Gallardón –en la imagen–, los concejales, los portavoces de grupos municipales y alguno más para visitas.

 

 

“Hay gente que tiene coche y chófer oficial y lo usa para comprar fruta o ir a la peluquería y hacer recados”, denuncia este conductor. “En realidad, no forma parte de nuestro trabajo, pero –matiza- si tienes una casa y una familia que mantener, no puedes negarte o ese cargo público no querrá que vuelvas a conducir para él”.

 

 

En la siguiente tabla, se muestran los coches privados de muchos políticos. El cargo se refiere al que ocupaba cada personaje en el momento en que hizo públicas sus propiedades (no el actual).

 

 

 

Ilustración: Santy Gutiérrez.

Fotos: Mikel Prieto, fabricante, partidos políticos, Congreso de los Diputados.

VALORACIÓN

Su voto: Ninguno Promedio: 3.7 (3 votos)

Contenidos relacionados
Los coches de Tintin, la película de Spielberg y Jackson
Reportaje
28/10/2011 - 10:01

Los coches de Tintin, la película de Spielberg y Jackson

Su obra es más que conocida en buena parte del mundo, pero no su pasión por el automóvil. Y es que Los coches de Tintin fueron para su creador, el [...]
Noticia
07/10/2011 - 12:15

Los coches de Steve Jobs

Steve Jobs no era un apasionado de los coches. En su garaje solo aparcaba un Mercedes SL 55 AMG que, cuando llegaba a la sede de Apple, estacionaba [...]
Los coches de Halloween
Reportaje
30/10/2013 - 16:58

Los coches de Halloween

Si eres de los que sigue temiendo al monstruo del armario o murmuras “lagarto-lagarto” cada vez que alguien dice “muerto”, a lo mejor es preferible [...]
Noticia
31/05/2011 - 11:54

UPyD renuncia a sus coches oficiales

La intención de Unión, Progreso y Democracia es contribuir al ahorro de dinero público. De esta forma, UPyD renunciará a los cinco coches oficiales [...]
Los coches de 'Cuéntame cómo pasó'
Reportaje
15/09/2011 - 14:04

Los coches de 'Cuéntame cómo pasó'

Todo van a ser cambios en el barrio de San Genaro. Al menos, eso se intuye en la nueva temporada de 'Cuéntame cómo pasó' de TVE, que estará en antena [...]