Reportaje

Coche eléctrico

Coche eléctrico que se carga solo, ¿existe?

Ignacio de Haro

31/08/2017 - 11:48

¿Existe un coche eléctrico capaz de cargarse solo? La respuesta por ahora es no, sin embargo, sí que existen soluciones para que te puedas olvidar de enchufar el vehículo para cargar las baterías.

Para el gran público, uno de los mayores misterios que rodea a los coches eléctricos es el relativo a las baterías y a las formas de recargarlas, además de otras cuestiones, como la autonomía o la durabilidad. Muchos se preguntan si existe un coche eléctrico que se cargue solo, un vehículo en el que no sea necesario recurrir un enchufe para poder continuar utilizándolo.

El hecho de que podamos usar fuentes de energía renovables para producir electricidad, como los paneles solares o los generadores eólicos, podría llevarnos a pensar que es posible crear un automóvil eléctrico que no necesite ser enchufado para cargar sus baterías. No hay duda de que es una idea de lo más atractiva y de que sería la solución definitiva para que se extienda su uso y reducir así la contaminación. Pero no nos vamos a andar con rodeos: actualmente no es posible.

Al menos por ahora no existe ningún coche eléctrico capaz de recargarse solo. Hay proyectos, como el Sion de la startup alemana Sono Motors, que prometen incrementar la autonomía de un coche eléctrico mediante la implantación de hasta 7,5 metros cuadrados de paneles solares sobre la carrocería. Podríamos considerarlo como un coche eléctrico autosuficiente, el problema es que en las mejores condiciones posibles solo añadiría hasta 30 kilómetros de alcance al día, por lo que no llega a solucionar el problema.

Sin embargo, están desarrollando otras tecnologías en esa dirección y ya existen vehículos de este tipo en los que no es necesario utilizar un enchufe para recuperar la energía de las baterías. Además, hay otras soluciones con las que podrás evitar tener que conectar manualmente el coche a la red. Veamos un poco más en profundidad de qué opciones hablamos.

Y para ello empezamos contándote el proyecto Wattway. Se trata de una carretera solar que es capaz de utilizar esta fuente renovable para producir electricidad. Algo que no es nuevo, pues ya existen otras similares, como Solar Roadways, pero que en este caso tiene un añadido de lo más interesante: esta es  capaz de cargar los coches eléctricos mientras circulan sobre ella.

¿Cómo funciona? Utilizando pequeñas y resistentes células solares ubicadas sobre la superficie, es capaz de captar la energía del sol y transformarla en electricidad que, mediante inducción, es enviada a las baterías de los vehículos que pasen sobre ella. Ya hay un kilómetro de vía operativo en Francia, pero por ahora no puede suministrar energía a los coches, así que esta se usa para abastecer a la ciudad de Tourouvre-au-Perche.

Continuamos con el coche eléctrico que no tienes que enchufar para usarlo. Se llama nanoFlowcell Quantino y está a medio camino entre los eléctricos y los vehículos de combustión interna tradicionales. Y es que este modelo, que no se vende al público pero cuya tecnología podría trasladarse a coches de producción en serie, obtiene la energía eléctrica que necesita para moverse de dos tanques con una solución líquida llamada bi-Ion, que está formada por agua y sales orgánicas e inorgánicas.

De esta forma, el nanoFlowcell Quantino es capaz de recargar su batería de alta capacidad y de logar así autonomías de más de 1.100 kilómetros. Sin embargo, no podemos decir que sea un  coche eléctrico que ser recargue solo, más que nada porque es necesario llenar sus dos depósitos de 159 litros cada uno con bi-Ion. Lo bueno es que este líquido es básicamente agua (aunque con un tratamiento especial que no han hecho público), por lo no habría problemas de suministro.

El engorro de enchufar el coche eléctrico para muchos ya es motivo suficiente para no plantearse la compra de uno de estos modelos. Puede que no te parezca un problema, especialmente si nunca has convivido con uno de estos automóviles. Pero para que lo comprendas mejor, es como si con un coche convencional tuvieras que parar a repostar a diario: si haces muchos kilómetros en tus desplazamientos habituales, no te quedará más remedio que cargar la batería todos los días.

Por suerte, ya hay marcas que han solucionado este problema, algunas con prototipos que todavía no están disponibles y otras con dispositivos que próximamente podrán adquirir sus clientes. Tesla, por ejemplo, está trabajando en un cargador robótico que, mediante un brazo con aspecto de serpiente, es capaz de conectar por si solo el vehículo a la red. Por ahora no está desarrollado por completo, al igual que el robot en el que está trabajando Volkswagen, pero es solo una cuestión de tiempo.

La segunda opción, la que estará disponible el próximo 2018, es el sistema de carga inalámbrica de BMW. Esta tecnología permitirá que los usuarios de un BMW 530e iPerformance, uno de los modelos híbridos enchufables de la marca, puedan olvidarse de los cables: únicamente deben estacionar encima de este dispositivo y la batería automáticamente recibirá energía mediante inducción, pudiendo cargarse por completo en poco más de tres horas.

Pero BMW no es el único gran fabricante que ha apostado por esta tecnología, Mercedes también ha desarrollado una solución similar para la versión híbrida enchufable del Mercedes Clase S. Estará disponible, como el de sus competidores, a partir del próximo año. Como has podido ver, no existe un coche eléctrico que se cargue solo pero sí hay otras soluciones que hacen que utilizar un vehículo de este tipo sea un poco más cómodo.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches