Reportaje

Cinco coches que son un imán para los radares

Redacción Auto Bild

25/08/2017 - 11:15

Cualquier vehículo con más de 500 CV podría considerarse como un imán para los radares debido a la pasmosa facilidad con la que son capaces de superar los límites de velocidad.

¿Puede un coche ser un imán para los radares? Técnicamente no, porque al fin y al cabo es el conductor el que decido cómo de rápido quiere ir y por lo tanto, suya es la responsabilidad de respetar los límites de velocidad. Sin embargo, cuando hablamos de vehículos con elevados niveles de potencia, hasta el mismísimo Ned Flanders tendría que hacer un esfuerzo titánico para no superar el límite de la vía y evitar ser inmortalizado por un radar de velocidad. Porque pisar el acelerador en ellos durante más segundos de la cuenta puede salirte muy caro.

¿No nos crees? Atento: 14,1 segundos es lo que necesitas para alcanzar 100 km/h saliendo desde parado con un Suzuki Jimny, pero si aceleraras a fondo durante ese mismo espacio de tiempo con un Bugatti Chiron acabarías circulando a más de 300 km/h. Otro ejemplo: si aceleras al máximo con el Dacia Duster más barato, tardarás 11 segundos en llegar a 100 km/h, más tiempo del que invierte en pasar de 0 a 300 km/h un Koenigsegg Regera. ¿Ves ahora por qué podemos decir que hay automóviles que son un imán para los cinemómetros?

Más casos: si vas a 80 km/h con un Bugatti Veyron Super Sport de 1.200 CV y pisas el pedal derecho hasta la moqueta, tardarás unos ridículos (por escasos) 1,3 segundos en alcanzar los 120 km/h y si continúas acelerando, en unos dos segundos más ya habrás superado los 180 km/h. Estos son solo tres ejemplos de coches tan veloces que son un imán para los radares, pero en la galería de imágenes que encabeza el ranking encontrarás más modelos con los que tendrías dificultades para no superar el límite de velocidad.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Buscador de coches

Más de Los rankings y listas más vistos