Reportaje

Así se usan los cinturones de seguridad para embarazadas

Noelia López

04/12/2012 - 22:44

Las embarazadas deben llevar siempre abrochado el cinturón de seguridad. Su uso reduce el riesgo de lesión fetal en caso de accidente. Existen dispositivos que garantizan la correcta posición (bajo el abdomen). Nosotros hemos probado los más conocidos del mercado y te enseñamos cómo usarlos.

Al volante o como acompañante, las embarazadas deben usar siempre el cinturón de seguridad. Aunque hasta los años 70 se pensaba lo contrario, los estudios han dejado claro que su uso reduce de forma considerable el riesgo de lesión fetal en caso de accidente. Eso sí, siempre que lo lleven correctamente colocado.

Para que no haga daño al bebé, la banda inferior debe ir por debajo del abdomen y sobre las caderas y la superior entre los senos. Existen dispositivos que garantizan que el sistema de retención queda por debajo de la tripa (de esta forma, en caso de choque el golpe se reparte de manera uniforme por todo el utero).

Cuestan unos 50 euros, se compran en tiendas especializadas y grandes superficies y son muy fáciles de usar. Mal llamados cinturones de seguridad para embarazadas son, en realidad, un cojín que se agarra al respaldo del asiento y sujeta la banda inferior del cinturón de seguridad por en la pelvis o a la altura de las caderas.

En este vídeo, ponemos a prueba los dos más conocidos del mercado (Besafe y Presafe), analizamos los pros y contras de cada uno y te explicamos, paso a paso, cómo usarlos.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches