Prueba

Volkswagen Eos: un cabrio con nueva personalidad

David López

28/03/2011 - 10:30

El Volkswagen Eos es de esos coupé-cabrio que ya te gusta nada recorrer unos pocos kilómetros. Tenlo claro: mientras no llueva, ¡descapota!En solo 27 segundos y pulsando un botón, podrás disfrutar del cielo abierto... La pregunta es ¿cuál será mejorcuando llegue el Golf Cabrio?

Ya sé lo que estás pensando: ¡dónde va éste descapotado en un Volkswagen Eos después de la nevada que ha caído en las fotos! Reconozco que la idea podría parecer peregrina, pero te aseguro que con la calefacción a tope y los asientos calefactados, no se va nada mal en este coupé-cabrio de cuatro plazas. El refrán es sabio: ande yo caliente, ríase la gente. Y te puedo asegurar que lo que me deja más frío no es el viento sino ver, por ejemplo, que la capota no se puede accionar con el coche en marcha o que tarda unos eternos 27 segundos en dejarte a cielo abierto.

Con ella puesta, el aislamiento acústico y la rigidez del Eos ganan enteros, lo que se nota cuando circulo por carreteras rotas o en mal estado. Si lo hago con la capota guardada en el maletero, sí que se nota que la carrocería lucha para no perder la compostura, aunque no aparecen ruidos ni crujidos molestos. Precisamente, los refuerzos hacen ganar el Volkswagen Eos unos cuantos kilos y con ese exceso de equipaje, el motor 1.4 TSI de 160 CV tiene que esforzarse un poco más que en el Golf.

No obstante, su funcionamiento sigue siendo tan progresivo como suave y silencioso. ¿Sale bien parado? 
Casi del todo. Y no es por falta de ganas, sino más bien por culpa de unos largos desarrollos del cambio en las primeras marchas. Aun así, los 240 Nm de par se notan desde bajas vueltas y eso, al menos, te evita tener que echar mano de la palanca muy a menudo, a no ser que necesites una gran aceleración, claro. A ritmos normales, el consumo se mantiene dentro de unos márgenes lógicos, aunque si lo que buscas es aumentar las emociones y abusas un poco más del acelerador, el gasto se dispara por encima de los 10 litros. Por cierto, si hablamos de comportamiento, del chasis no tengo ninguna queja: es noble, seguro y hace muy predecibles las reacciones del Eos, aunque el ESP actúa demasiado pronto y puede llegar a cortarte de golpe la diversión.

En habitabilidad, las cuatro plazas que anuncia son reales. Eso sí, la altura con la capota puesta no es buena y las personas de cierta estatura (no tienen que ser Thachenko) se van a dar con el techo. Nada nuevo en un modelo en el que el maletero se sitúa en la media, aunque por detrás de sus máximos rivales, como un Focus Coupé-Cabriolet o en un Mégane CC (los respaldos traseros no se pliegan para aumentar el volumen). Eso sí, hay un hueco en el centro por el que meter unos esquíes y disfrutar de la montaña en invierno. ¿Descapotas?


Ficha técnica

4L Turbo/del./trans. • Cilindrada: 1.390 cc • Potencia: 160 CV a 5.800 rpm • Par motor: 240 Nm a 1.500 rpm • Caja de cambios: Manual, 6 velocidades • Tracción: Delantera • Frenos: Discos ventilados/Discos • Neumáticos: 235/45 R 17 • Capacidad del maletero: 205-380 l • Capacidad del depósito de combustible: 55 l • Largo/ancho/alto: 4.423/1.791/1.444 mm • Vías/Batalla: 1.545 - 1.547/2.578 mm • Peso en vacío: 1.526 kg • Velocidad máx.: 217 km/h • Consumo oficial*: 8,9/5,5/6,8 l • Emisiones: 157 g/km

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Todo sobre

Volkswagen

Versiones de Volkswagen Eos

Ver todos los acabados

Buscador de coches