Prueba

Volkswagen Beetle Cabrio, a prueba

David López

22/05/2013 - 17:39

En la mitad de la gama se sitúa este Volkswagen Beetle Cabrio con motor 1.4 TSI. Rinde 160 caballos, gasta razonablemente poco y mueve con más finura (pero menos fuerza que el 2.0 TSI) al nuevo escarabajo descapotable.

Yo, que revivo en cuando me da un rayito (aunque sea pequeño), estaba deseando que llegara a la redacción este Volkswagen Beetle Cabrio Gris Platino con capota Beige Nutria y llantas de 18 pulgadas. ¡Qué ganas de probarlo! Así que cuando lo vi, me faltó tiempo para subir a la redacción y hacerme el simpático con mi compañero David López, que además es el jefe de Pruebas. La cosa salió bien: aquí me tienes, acomodado ante el volante de ese Volkswagen Beetle Cabrio 1.4 TSI de 160 CV.

Como no podía ser de otro modo, en esta posición no te defrauda. Todo está donde se supone que debe estar, muy en la línea racional de Volkswagen. Los controles aparecen agrupados con lógica y no dan quebraderos de cabeza: el manejo principal se hace con la pantalla táctil (la unidad RCD 510) y solo te tienes que preocupar de encender y apagar las luces. Sí me llama la atención que la parte superior del salpicadero utiliza un plástico duro en lugar del material acolchado que puedes ver, por ejemplo, en los Volkswagen Golf. Su dibujo es idéntico y lo cierto es que no molesta ni a la vista ni al tacto. Inicio la marcha y lo primero que hago es quitar la capota.

Según Volkswagen necesita 9,5 segundos para retirarse y 11 para ponerse. A este tiempo hay que añadir 1,5 segundos más para el anclaje (también automático). En todo caso, es fácil cubrir el Volkswagen Beetle Cabrio 1.4 TSI si llega un chaparrón repentino porque se puede activar hasta 50 km/h. En ciudad el aire apenas molesta en el Volkswagen Beetle Cabrio. Como voy a poca velocidad bajo las ventanillas y disfruto de mis calles favoritas de Madrid. Entre parada y parada me dedico a tocar todo lo tocable: abro y cierro la guantera, busco unas juntas más anchas que otras... todo OK. Hago un giro y ¡sorpresa! El sol da directamente en la pantalla central y no veo absolutamente nada...

Si, como yo, llevas enchufado un pincho USB con música, tendrás que buscar las canciones que quieres escuchar a la sombra. Entre semáforos tiene un rodar desahogado. El cambio DSG del Volkswagen Beetle Cabrio tiende a engranar marchas largas, por lo que en D a 50 voy en quinta

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Buscador de coches