Prueba

Test de 100.000 km: Kia Sportage 2.0 CRDi AWD, ¿aguanta?

Luis Meyer

19/09/2016 - 22:34

Pues sí. El nuevo SUV de Kia ha obtenido la mejor de las puntuaciones en nuestro exigente test de duración de AUTOBILD. En este test de 100.000 km del Kia Sportage 2.0 CRDi AWD, ha quedado claro que, después de hacerle todos estos kilómetros, se mantiene impoluto. Un 10 para Kia.

Kia puede. Y vaya si puede. ¿Una marca cuya única virtud es ser barata? Eso es cosa del pasado. Este SUV coreano, fabricado en Eslovaquia, ya no es tan barato, porque circunda los 40.000 euros. Y tiene muchísimas virtudes que no tienen nada que ver con su precio. Las comprobamos en el test de 100.000 km: Kia Sportage 2.0 CRDi AWD.

Y ojo, sigue sin resultar caro, a la vista del nutrido equipamiento de serie del Kia Sportage, entre otros elementos, climatizador automático, techo acristalado panorámico, volante calefactado y navegador. Pero, sobre todo, una garantía de siete años o 150.000 kilómetros. ¿Quién supera algo así? Y Kia, con acabados de calidad y solidez, sigue apostando por la sencillez. Porque esa es la verdadera garantía para que las cosas no fallen.

Como pasó antes con el compacto cee'd, el Sportage ha superado nuestros 100.000 kilómetros sin averías. Y sin dejarnos tirados en ningún momento. Solo hizo falta cambiar las pastillas de freno a los 30.000 kilómetros, consecuencia del elevado peso del vehículo: 1.749 kilos.

Tal vez por eso, una de las frases más repetidas en nuestro cuaderno de bitácora, escrita por los probadores de AUTOBILD, es: "¿Dónde se esconden los 184 CV?" Y es que se le ha echado en falta algo más de temperamento a su motor de dos litros. Algo de culpa tiene la transmisión: "Un arranque enérgico, pero su indolente cambio limita la potencia", escribía otro de nuestros probadores. "A partir de 140 km/h se vuelve realmente perezoso", apuntaba otro. Por supuesto, conduciéndolo por autovías alemanas sin límite de velocidad.

El consumo tampoco ha gustado: "Nueve litros llevándolo alegre por autovía me parecen excesivos", anotaba un probador. Claro que, por nuestras carreteras, en España, la velocidad sería siempre mucho menor. Pero es su única pega para las largas distancias. Porque el Kia Sportage es realmente cómodo para viajar, con asientos mullidos y amplios, o un volante regulable para que siempre encuentres la postura perfecta, sea cual sea tu talla. 

Puedes elegir entre tres programas de conducción: "Confort", "Normal" y "Sport". Pero según lo que han escrito nuestros probadores en la bitácora, no hay excesivas diferencias entre cada uno. Con todo, admiten que la dirección es ahora más precisa y comunicativa que en el modelo anterior. 

Menos les ha gustado un espacio que debería ser más generoso vistas las dimensiones del coche, la elevada boca de carga del maletero y la limitada visibilidad perimétrica. "Sin el asistente al aparcamiento y la cámara de visión trasero, aparcar se vuelve una tarea harto complicada", anotaba otro de nuestros probadores. 

Conclusión:

Pero son minucias después de ver el veredicto de nuestro especialista de DEKRA tras desmontar el coche pieza por pieza: todo está impoluto, no hay rastro de corrosión o desgaste preocupante. El Kia Sportage se lleva un 10: la mejor nota obtenida hasta ahora por un coche en nuestro test de los 100.000 kilómetros. ¿Buscas un SUV que se adapte a ti? Encuéntralo rápidamente en nuestro recomendador

Lecturas recomendadas

Buscador de coches