Prueba

Test 100.000 km Audi A4 Avant

David López

08/03/2012 - 10:26

El Audi A4 Avant con el motor diésel y la caja de cambios Multitronic se enfrenta a nuestro test de 100.000 km. El bloque TDI y el cambio automático hacen una gran pareja, a la que de vez en cuando se les escapa alguna que otra nota fuera de tono.

Multitronic de Audi: "a la vanguardia de la técnica para mayor dinamismo, confort y ahorro". Bueno, esa es la teoría que proclama la gente de Ingolstadt. Ahora, en nuestro test de 100.000 km del Audi A4 vamos a probarlo.

Nuestro fotógrafo no pudo comprobarlo el 13 de abril del año pasado al intentar arrancar este Audi A4. Metió la llave, arrancó el motor, puso la palanca en D y‚¡se caló! El cambio automático nos dejó en la estacada: yo creía que estar a la vanguardia de la técnica era una cosa bien distinta. Bueno, antes de sacar la lupa de Sherlock Holmes para mirar la caja de cambios, voy a empezar esta historia por el principio. Cuando el Audi A4 Avant 2.0 TDI llegó a nuestras manos el 22 de octubre de 2009, a más de uno se le hizo la boca agua. Era tan moderno y tan bonito... Lo reconozco, buena parte de la culpa la tenían todos esos extras que hacían tan cómoda la vida en su interior.

Todo ese equipamiento, ponía el precio de esta belleza (con cambio automático era de 35.960 euros) cerca de los 50.000 euros. El redactor Knut Simon fue el primero en probarlo y escribió en el cuaderno de bitácora del coche y lo describió con palabras como "ágil", "deportivamente confortable", "muy bueno" y "roadrunner". La cosa sigue así durante mucho tiempo. Su amortiguación tan firme te daba algún que otro disgusto en carreteras malas, pero en nuestro test de 100.000 km del Audi A4 se hizo ganar una buena reputación pronto y todos lo queríamos utilizar a diario. La pareja formada por el diésel de 2,0 litros con 143 CV y el cambio automático gustó a mucha gente. "Es divertido y va de maravilla".

El experto en test de larga duración, Manfred Klangwald, da en el clavo. "Solo los que quieran un coche muy rápido van a considerar que este TDI es algo lento". Pero el coche se ganó algunas críticas por los problemas del cierre de confort en el sistema de arranque sin llave, la sustitución del reloj de indicador de aceite por un gráfico en la pantalla y un retrovisor derecho que traqueteaba más de la cuenta. En cualquier caso, esto no le hizo ninguna mella al A4. En el círculo de los solterones no ha habido críticas, sino otras opiniones. "Un coche bueno, pero un familiar es otra cosa: detrás del conductor (1,87 metros) apenas hay sitio para nadie y el maletero se llena antes de lo que canta un gallo", asegura un compañero. Vuelvo al tema del principio: el Multitronic.

En junio de 2010 nos dimos cuenta, por primera vez, de que algo no andaba bien. "Algo falla en la transmisión", aseguraba el colega Klangwald. La búsqueda del problema llevó su tiempo: en noviembre de 2010 hubo que cambiar la polea del alternador y el tensor... pero el ruido persistía. Unos días después llegaron los expertos en motores de la fábrica de Audi. Llevó su tiempo, pero los técnicos de la marca alemana encontraron el problema y se dieron cuenta de que no estaba directamente relacionado con la caja: una conexión entre ella y el eje de la transmisión estaba suelto. Audi nos la cambió entera, aunque estaba intacta. Lo que sí está claro es que el fallo del 'Multitronic' termina afectando al resultado final del test de 100.000 km del Audi A4.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Buscador de coches