Prueba

Coches 4x4

Prueba del Suzuki Vitara 2015, todocamino para todos los terrenos

Alfredo Rueda

22/06/2015 - 12:45

Te contamos cómo se comporta tras probarlo a fondo.

Son como la noche y el día. Si no te lo dijeran, no sospecharías que el nuevo Suzuki Vitara 2015 es el sucesor del anterior Grand Vitara, porque no tienen nada en común, aparte de la marca. Te lo demostramos en nuestra prueba del Suzuki Vitara 2015.

 

Y es que el segmento de los SUV pequeños tiene un nuevo inquilino. Y llega con ganas de agradar, con muchas ganas. Porque esta sexta generación del Suzuki Vitara 2015 es más moderno, más ecológico, más seguro y, además, manteniendo su heredada genética ‘offroad’.

En 1988 nació el primer Suzuki Vitara. Desde entonces, se han vendido en todo el mundo 2,87 millones de Vitara y de Grand Vitara lo que da una idea del éxito del pequeño Suzuki.

En el siguiente vídeo puedes ver los resultados de las pruebas de choque a las que fue sometido el Suzuki Vitara:

 

Para empezar, hereda la técnica del Suzuki SX4 S-Cross: comparte muchos componentes y se fabrica en la planta de Hungría. También al volante hay un mundo entre el modelo actual y su antecesor. Mientras que el Suzuki Grand Vitara se sentía algo pesado y perezoso al volante, el nuevo tiene una conducción ágil y a todas luces más manejable. Lo único que no nos ha convencido es la dirección servoleléctrica, que transmite muy poco. 

Ahora, se sitúa un escalón por debajo del Suzuki S-Cross y es que es 12,5 cm más corto (mide 4,17 m), pero 1 cm más ancho (1,77 cm) y 3,5 cm más alto (1,61 m). Aunque a simple vista, sobre todo el frontal, tiene más empaque que el S-Cross, y es que su capó recto y sin tanta caída como su ‘hermano mayor’, le da un aspecto más fornido.

 

Y no solo pone en jaque a un miembro de su familia, sino a todos los rivales de su segmento, como son el Nissan Juke, Peugeot 2008 o Citroën C4 Cactus.

Porque el que tuvo... retuvo. Y en una familia de tanta tradición ‘offroad’ como Suzuki, el Vitara no podía fallar. Cierto es que no es un todoterreno puro y duro, no tiene reductora, pero sí la mayor altura libre al suelo de todos los competidores antes mencionados, con 185 mm, y un ángulo de ataque (18,2º), uno ventral (17,7º) y uno de salida (28,2º) en la mayoría de los casos superiores a sus  rivales.

 

Todo esto, junto a su sistema de tracción integral 'AllGrip' dotado de cuatro modos de conducción (Sport, Auto, Nieve o Bloqueado) garantiza un nivel de circulación fuera del asfalto muy alto. Así lo pude comprobar en un circuito 'offroad' preparado para la ocasión en las cercanías de Cascais (Portugal), donde además de probar estos modelos de conducción y la tracción a las cuatro ruedas, también se testaba el control de descenso (de serie solo en las versiones con tracción integral) y el asistente en cuesta que ahora incorporará sin coste añadido en toda la gama.

 

vitara-ruleta-peq

En el interior, eso sí, no esperes encontrar lujo, ya que predomina el plástico duro. Eso sí todo encaja de forma sólida, y no se oyen crujidos ni traqueteos.

 

Hemos probado 2 versiones del Suzuki Vitara

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alfredo Rueda

Alfredo Rueda

Periodista apasionado de todo lo que tenga motor: Coches, motos y ahora, también, cacharritos con alas...

Rivales del Suzuki Vitara

Buscador de coches