Prueba

Skoda Octavia RS 2013: primera prueba

Enrique Trillo

22/09/2013 - 22:30

El Skoda Octavia RS 2013 es el más rápido de la historia de este modelo. Está disponible con motor 2.0 TDI de 184 CV y 2.0 TSI de gasolina con 220 CV. El Octavia RS 2013 ya está a la venta en el mercado español desde 25.000 euros (descuentos promocionales y del gobierno incluidos).

La primera prueba de conducción del Skoda Octavia RS 2013 ha tenido lugar en el mítico circuito de Goodwood, justo en el prólogo del legendario 'Festival of Speed' que se celebra en esta ciudad inglesa.

Los datos relativos al nuevo Skoda Octavia RS ya eran conocidos (aquí puedes leer todo lo relativo al nuevo Octavia RS), pero faltaba por comprobar sobre el terreno de qué pasta está hecho este modelo. 

Está disponible con motor 2.0 TDI de 184 CV y 2.0 TSI de gasolina con 220 CV. La versión diésel resulta muy compensada, ya que ofrece sensaciones deportivas y tiene un gasto medio de combustible de solo 4,6 l/100 km y unas emsiones de 119 g/km. Un dato formidable para un vehículo de su perfil que le permite, además, ahorrarse el pago del impuesto de matriculación.

Por su parte, el 2.0 TSI logra unas prestaciones ciertamente buenas, ya que acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 248 km/h. Un dato que le sirve para poder presumir de ser el Octavia más rápido de la historia. Además, su consumo medio no es exagerado, ya que declara un gasto de 6,2 l/100 km.

He tenido ocasión de conducir ambas versiones mecánicas y ambas opciones de carrocería, ya que se pone a la venta tanto como berlina como Combi (familiar). Pero deja que te cuente previamente lo que es común a ellas y luego te explico las diferecias mecánicas.


En primer lugar, el Skoda Octavia RS 2013 destaca por su estética más agresiva. Cuenta con elementos en color negro para aumentar la sensación de deportividad y aristas más marcadas en los paragolpes para hacer algo más agresivo su diseño. Sin olvidar el alerón trasero, que mejora su agarre aerodinámico y queda bastante bien integrado en el diseño de la zaga. Además de esto, no se puede olvidar que mantiene intactas las buenas características de habitabilidad y practicidad del Octavia convencional, así que aquí también puedes disfrutar de gran espacio en la segunda fila de asientos y de un maletero de 590 litros (610 en el Combi).

Monta el chasis con diferencial electrónico de deslizamiento limitado XDS, que le aporta un muy buen dinamismo y que cuenta con cuatro modos de conducción diferentes: Sport, Normal, Eco e Individual (permite modificar cada parámetro a tu antojo), para que adaptes tu conducción a las necesidades de cada momento. Además, dispone de dirección asistida progresiva, que permite movimientos muy precisos con giros muy cortos de volante y que le proporciona un tacto muy deportivo.

Aunque la mayor parte de las ventas probablemente se las lleve la versión turbodiésel, me ha gustado mucho más el modelo de gasolina, porque funciona tan bien en la parte baja de cuentavueltas como el TDI y estira hasta las 6.500 rpm. Sin olvidar que su sonido es mucho más deportivo que el de su ronroneante hermano de gasóleo. Ambos motores están disponibles con cambio manual o DSG, siempre de seis velocidades.

El interior no es especialmente deportivo y salvo por los logotipos RS, los acabados en aluminio y con 'look' de carbono apenas se diferencia del resto de la gama. Aunque los asientos deportivos te hacen cambiar esta primera impresión descafeinada, porque ofrecen una buena sujeción y tienen una estética muy apropiada: deportivos, pero sin desentonar con el resto del habitáculo.

Prueba a fondo (por Enrique Trillo)

Tras haber disfrutado del Skoda Octavia RS 2013 en el circuito de Goodwood, la marca checa me ha dado la oportunidad de conducirlo en esta prueba en profundidad durante más kilómetros, tanto dentro como fuera del circuito.

En esta ocasión la ruta ha transcurrido por el norte de España, concretamente en las carreteras del País Vasco que rodean San Sebastián. Aquí he podido volver a constatar no solo el tacto deportivo de este modelo, sino también su eficiencia. Pero no es 100% extremo, sino que sabe adaptarse a las situaciones cotidianas y te aporta una buena dosis de confort.

Esto es posible debido a la nueva plataforma MQB, que reduce el peso en 102 kilos, lo que redunda en su menor consumo y mejor comportamiento. Además permite incorporar toda la nueva tecnología disponible en los nuevos modelos del Grupo Volkswagen: aviso de cambio involuntario de carril, freno anticolisión, asistente de actividad del conductor... Pero no quiero incidir más en ellos, porque estos son elementos comunes al resto de la gama del Skoda Octavia 2013.

La variante de gasolina sigue siendo la que más me gusta y, si tienes en cuenta que también es susceptible de acogerse a las condiciones del Plan PIVE, un punto más a su favor. Su consumo en esta prueba, según el ordenador de viaje, se ha quedado por debajo de los 7,0 litros. Aunque el diésel tiene algo muy positivo, una cifra de par de 380 Nm, que están disponibles desde solo 1.750 rpm. Eso significa que casi desde el principio demuestra un poderío que enamora y si circulas en la posición Sport hasta su sonido sorprende...

También he podido conducirlo de nuevo en circuito, el lugar ideal para descubrir el plus que aporta el RS respecto al resto de la gama Octavia. La anchura de vías es la misma, pero la suspensión se ha rebajado 12 milímetros en la berlina y 13 en el familiar. Gana tacto deportivo y gracias a la dirección progresiva resulta muy ágil. Si tuviera que elegir entre el cambio manual de seis velocidades o el DSG, te recomendaría el segundo por efectividad, rapidez y porque te da la opción de explotarlo a tu gusto en el modo secuencial. Pero el manual también ofrece buen tacto, tiene un guiado preciso y está bien escalonado. Así que la diferencia de precio puede que sea la que decante la balanza entre uno y otro.

El nuevo Skoda Octavia RS 2013 ha empezado su comercialización en España este mismo mes de septiembre, justo después de haber realizado su puesta de largo en el Salón de Frankfurt 2013. Su precio de lanzamiento, incluídos los 4.000 euros que te descuenta la marca de manera promocional, más los 1.000 que te quita el Plan PIVE del Gobierno se queda en unos sorprendentes y ajustados 25.000 euros. La versión Combi, a igualdad de equipamiento y mecánica es 800 euros más cara.

Precios Skoda Octavia RS (sin descuento)

- Berlina:

· 2.0 TDI CR 184 CV - 30.080 euros

· 2.0 TDI CR 184 CV DSG - 31.710 euros

· 2.0 TSI 220 CV - 30.640 euros

· 2.0 TSI 220 CV DSG - 32.260 euros

- Combi:

· 2.0 TDI CR 184 CV - 30.880 euros

· 2.0 TDI CR 184 CV DSG - 32.510 euros

· 2.0 TSI 220 CV - 31.440 euros

· 2.0 TSI 220 CV DSG - 33.060 euros

Aquí tienes todas las novedades del Salón de Frankfurt 2013.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Enrique Trillo

Enrique Trillo

Dame un coche, un circuito, barra libre y no necesito nada más en la vida.

Todo sobre

Škoda Octavia Octavia RS

Buscador de coches

Más de Salón del automóvil de Frankfurt 2013