Prueba

Renault Mégane 1.6 dCi Dynamique, ¿qué tiene de nuevo?

Emilio Salmoral

28/05/2012 - 10:45

Después de varios años en el mercado y de liderar el segmento de los compactos; el Renault Mégane experimenta su primer ‘restyling’. Bueno, más bien se trata de un ligero corte de pelo con interesantes mejoras mecánicas. Aquí tienes un ejemplo: Renault Mégane 1.6 dCi Dynamique.

Ya está aquí el renovado Renault Mégane 1.6 dCi. Recuerdo que hace un par de años estuve en unas jornadas técnicas que organizaron los chicos de Renault en París. Allí tuve la oportunidad de probar por primera vez el nuevo motor dCi de 1,6 litros. Fue una pequeña toma de contacto con un Renault Grand Scénic, pero me gustó bastante el tacto que tenía el nuevo bloque.

Con el nuevo propulsor diésel del Renault Mégane 1.6 dCi se nota que los ingenieros franceses apuestan por el 'downsizing'. Hasta el momento, la alternativa más potente era el conocido 1.9 dCi de 130 CV, que prometía un consumo medio de 5,1 l/100 km. Con el nuevo motor dCi haces el mismo recorrido, al menos según las cifras oficiales, con un gasto de cuatro litros. Esto supone un ahorro de combustible de más del 20%. O, lo que es lo mismo, si afrontas un viaje de 100 km, con el actual motor te ahorras 1,51 euros.

Como es lógico, este nuevo propulsor utiliza lo último en tecnología para conseguir estas cifras. Por ejemplo, el sistema 'Start-Stop' forma parte del equipamiento de serie. Su funcionamiento es suave y preciso, pero no llega al nivel que ofrecen sus paisanos de Peugeot. Aun así, en Renault pueden estar bastante contentos con el resultado final. Lo digo porque, incluso en condiciones reales de utilización, el consumo medio no se dispara por encima de los 5,3 l/100 km que he obtenido después de hacer mi ruta de pruebas.

Otra de las novedades técnicas es el sistema 'Visio System¡, que cuesta solo 290 euros. Está compuesto por un dispositivo de alerta de salida del carril (puedes regular su intensidad) y por otro que cambia las luces largas de forma automática (su funcionamiento es discreto). No obstante, la opción más recomendable es el navegador por 481 euros. ¡Esto sí es un buen precio y no los dos mil y pico que piden los alemanes!

¿Y en comportamiento? ¿Ha cambiado mucho el Renault Mégane? Pues no, sigue siendo un coche que no destaca en este apartado. Te lleva, te trae, lo hace siempre de forma segura... pero no te transmite nada. Por ejemplo, cuando lo pruebas, ves como la dirección peca de poca sensibilidad y no te informa con precisión de lo que sucede entre las ruedas y el asfalto. La suspensión tampoco te dejará con la boca abierta. Es suave y confortable, pero se le atragantan un poco las juntas de dilatación o las zonas más bacheadas. Al pasar por ellas, debería de hacerlo de forma más elegante.

Lo que sí me ha encantado es la capacidad de frenado. Los Renault siempre suelen frenar bien y, en este caso, se vuelve a cumplir la regla: de 100 a 0 km/h en poco más de 37 metros. Sin duda, un dato sensacional.

Falta lo último, hablar de dinero... ¿Pagarías 24.050 euros por este Renault Mégane 1.6 dCi? Sí, a mi también me parece mucho dinero, pero si te digo que tiene un descuento de 2.600 euros. ¿A qué ahora cambia la forma de ver las cosas?

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Renault Mégane Mégane 5P

Buscador de coches