Prueba

Prueba: VW Phideon, el nuevo Phaeton... Solo para China

Prueba: VW Phideon, el nuevo Phaeton... Solo para China

Luis Meyer

28/08/2016 - 13:23

La nueva berlina de lujo de Volkswagen está planteada y dirigida solo al país asiático. En esta prueba del VW Phideon, el nuevo Phaeton solo para China comprobamos por qué encantará a ese público... Y no solo por el precio, realmente competitivo.

Hace unos cuatro años, Hu Maoyuan y el entonces presidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, mantuvieron una importante conversación. La cabeza de SAIC, el socio de la joint venture del fabricante alemán, le transmitía a Winterkorn la necesidad de tener en China un modelo por encima del Passat. Por fin es una realidad, y nosotros nos hemos movido hasta allí para probarlo. Prueba: VW Phideon, el nuevo Phaeton... Solo para China.

Maoyuan no lo decía por decir. Y es que después de varias encuestas, los clientes del país asiático transmitían una y otra vez su deseo de conducir un Volkswagen de la categoría superior. Y el resultado es el VW Phideon, cuyo nombre, tan parecido al del Phaeton, no es casual: con 5,07 metros de largo entra de lleno en la categoría de un Mercedes Clase S, por ejemplo. En la liga donde pretendía competir la gran berlina alemana, aunque no tuviera el éxito esperado.

¿Quieres saber cómo podría ser un Phideon R? ¡Pincha aquí!

Aunque tiene la otra pata en el segmento directamente inferior: también está destinado a vérselas con el BMW Serie 5, el Audi A6 o el Mercedes Clase E. Y es que el trío alemán domina las ventas de las berlina premium en ese país con un 75% del mercado. Por eso SAIC-Volkswagen empezará en octubre la comercialización del Phideon con una agresiva política de precios: el modelo básico partirá de unos 48.000 euros al cambio (359.000 yenes), unos 5.000 por debajo de sus rivales. 

Un precio por el que ofrece mucho: asientos con función de masaje delante y detrás, y una pantalla de ocho pulgadas que facilita mucho el manejo en el cockpit. El cuero que reviste los asientos está proporcionado por la marca de lujo Louis Vuitton y la madera noble proviene de fresnos y olivos franceses de más de 100 años de edad. 

Hay que reconocer que los acabados de todos estos materiales se sitúan prácticamente el nivel de Audi. Y añade un sofisticado sistema de filtros de aire en su climatizador de cuatro zonas, muy necesario en el ambiente tan polucionado de las grandes urbes de China.Para que el ruido se quede fuera, lleva una lámina de 0,76 milímetros de polivinilo en el doble acristalamiento de las ventanas. Y el resultado se nota en marcha: el Phideon es muy silencioso, aunque se sigue oyendo el lejano susurro de su cuatro cilindros.

Aquí tienes el Volkswagen Phideon en directo

Los melómanos gozarán, eso sí, de su equipo de música Dynaudio con 730 watios y 16 altavoces. Y los pasajeros no tendrán que cerrar las pesadas puertas del todo: de eso se encarga un sistema electrónico. En la versión tope de gama incluso dispondrán de una nevera situada entre los asientos traseros, para que el champán esté siempre bien frío. Con el máximo equipamiento, el Phideon llega a los 600.000 yenes (unos 80.000 euros).

La berlina comparte plataforma con el Audi A6 y hereda los modernos asistentes de Volkswagen: entre otros, visión nocturna, avisador de ángulo muerto, cámara de 360 grados, asistente de carril y un head-up display. 

Phideon

Se ofrece con dos conocidos motores: el dos litros turbo gasolina de 225 CV y el seis cilindros con compresor y tres litros de cubicaje, que entrega 300 CV. Junto con el cambio de seis velocidades y doble embrague lo cierto es que ambas mecánicas rinden a las mil maravillas. 

El cuatro cilindros ofrece potencia de sobra para mover al Phideon con soltura por ciudad y en carretera, eso sí, siempre con tracción delantera. Quien aspire a la suspensión neumática y la tracción integral deberá optar por la motorización superior. El resultado es, claro, más confortable.

Y es que, puesto que el Phideon es exclusivo para el mercad chino, el confort es su máxima prioridad. Y eso se nota, para bien y para mal. Porque incluso en modo Sport, tanto en las frenadas como en los giros uno echa de menos el tarado firme europeo, que sin duda aporta más dinamismo y aplomo. Las prestaciones del motor más potente, eso sí, rayan a muy buen nivel: gracias a sus generosos 400 Nm de par permite al Phideon acelerar de 0 a 100 km/h en solo 6,1 segundos, con la velocidad limitada electrónicamente a 250 km/h.

Phoideon en China

De momento la comercialización está prevista solo en China, aunque hay negociaciones para llevarlo en un futuro a Corea del Sur. Lo que es seguro es que llegará también una versión híbrida enchufable. Y será otro motivo, aparte del precio, para que el Phideon sea un éxito en el país asiático, en el que tanto gustan las berlinas de lujo.

Conclusión:

Una coche a medio camino entre las berlinas premium y el segmento superior con todas las papeletas para ser un éxito en el mercado chino. Con todo, no creemos que llegara a triunfar en Europa, a menos que aplicaran un tarado más dinámico a su chasis. ¿Buscas una berlina que se ajuste a ti? Encuéntrala rápidamente en nuestro recomendador.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches