Prueba

Coches 4x4

Prueba: Volkswagen Teramont. Un gigante para USA.

Luis Meyer

06/09/2016 - 10:15

El nombre aún no es definitivo y va oculto con pegatinas, pero nosotros ya nos hemos puesto al volante del próximo gran SUV que Volkswagen tiene previsto para el mercado americano. En esta prueba del Volkswagen Teramont, un gigante para USA, queda claro que este enorme vehículo tiene todas las papeletas para triunfar allí.

Después del escándalo de las emisiones diésel, el panorama no es el mejor para Volkswagen en Estados Unidos. La marca planea un enorme SUV para empezar a recuperarse. Claramente mayor que el Touareg, partirá de los 30.000 dólares y será por tanto muy competitivo. Por desgracia, no vendrá a Europa. Y el nombre es provisional, porque la marca aún no ha confirmado que sea el definitivo. Pero nosotros ya nos hemos puesto al volante. Prueba: Volkswagen Teramont. Un gigante para USA.

Hay que decir que el Tiguan, tras su lanzamiento, está siendo un éxito. Pero sus 4,49 metros de largo son pocos para un mercado como el americano. Cuesta creer que este hermano mayor de nada menos que 5,04 metros comparta la misma plataforma modular MQB. Y eso que, en Estados Unidos, ni siquiera unas medidas así entran en el segmento de los más grandes. En concreto, pertenece al "Midsize" o "Segmento B". El Teramont se fabricará en la planta que Volkswagen tiene en Tennessee, junto con el Passat americano.Con sus líneas rectangulares se enfrentará a modelos como el Ford Explorer, Mazda CX-9 u Honda Pilot. 

En un principio, el Volkswagen Teramont montará dos gasolina: un dos litros turbo de cuatro cilindros y un 3,6 litros V6 atmosférico. El primero rendirá, como tracción delantera, 238 CV entre as 1.600 y 4.400 vueltas y un par máximo de 350 Nm. El segundo llegará a los 280 CV y 360 Nm de par. Ambos irán acoplados a una caja automática de ocho velocidades de la firma Aisin, ya que la transmisión de doble embrague que tanto triunfa en nuestro continente no acaba de encontrar la aceptación suficiente en Estados Unidos. Lo mismo vale para China, donde empezará a comercializarse en la primera mitad de 2017.

Cuando uno entra en el habitáculo, lo primero que sorprende es la anchura interior. La ergonomía es correcta y muchos elementos, como el cockpit virtual opcional, ya los conocemos del Passat o el Tiguan. La altura respecto al suelo es de 20 centímetros, de modo que sí: es perfectamente apto para salir del asfalto. Tiene tres filas, y el acceso a la última es sorprendentemente cómodo. Pero sorprende más aún que puedan alojarse dos adultos de cierta talla, algo que le debe al hecho de que las plazas sean deslizables longitudinalmente. El equipamiento de confort es nutrido: portón eléctrico, asientos climatizados, conexión total a internet o climatizador con tres zonas.

Al volante, este coloso no puede ocultar su tamaño y peso, aunque la dirección, suave a la par que precisa, gustará al mercado americano. El ajuste del chasis, sin amortiguadores regulables, tiende al confort, como gusta en ese país. Creo que el V6 de 3,6 litros, habida cuenta de sus 2,3 toneladas, será la opción más vendida. Lo cierto es que mantiene bien el empuje y sube de vueltas con brío. Y el cambio de ocho velocidades inserta con suavidad y sin tirones. Esta unidad de pruebas lleva tracción integral y lo cierto es que gracias a sus diferentes programas de conducción, incluido control de descensos, es muy eficaz también fuera del asfalto. 

Teramont

Conclusión:

La presentación oficial de este modelo es en octubre en el Salón de Los Ángeles y ahí se desvelará su nombre real (como ya hemos dicho, el nombre Teramont es solo provisional para el mercado americano). En primavera de 2017 debería estar ya disponible en los concesionarios estadounidenses, como hemos dicho, a partir de un precio muy ajustado de 30.000 dólares. Un buen argumento para hacerse un hueco destacado en ese mercado. ¿Buscas un SUV que se venda en España? Encontrarás el tuyo rápidamente en nuestro recomendador. 

Lecturas recomendadas

Buscador de coches