Prueba

Prueba Volkswagen Caravelle 2016 2.0 TDI 150 CV

Hugo Valverde

26/04/2017 - 14:39

En la presentación de los vehículos comerciales de la compañía de Wolfsburgo he tenido la oportunidad de probar el Volkswagen Caravelle 2016 2.0 TDI 150 CV. Es capaz de albergar hasta a ocho pasajeros con total comodidad, por espacio y por su suspensión, que absorbe muy bien las irregularidades de la calzada.

No te pierdas: 15 furgonetas que (de ser realidad) molarían mucho

El segmento de los vehículos comerciales sigue creciendo; en el año pasado, las matriculaciones aumentaron un 40%, y en 2017 se espera que lleguen a las 200.000 unidades. Asimismo, en este primer trimestre ha crecido el triple que el de turismos. Por este motivo, Volkswagen sigue apostando, y ahora más que nunca, por él. 

He puesto a prueba el Volkswagen Caravelle 2.0 TDI 150 CV, uno de los muchos integrantes que componen la familia -en ella está la California-. Abro la puerta corredera, que no es eléctrica, y me encuentro siete plazas, siete espaciosas y cómodas plazas -puede hasta ocho-. Si abro el gran portón, el maletero que brinda un espacio bastante generoso a pesar de sus tres filas de asientos.

Una vez sentado el asiento del conductor observo que la marca de alemana ha optado por introducir materiales gomosos, aunque los plásticos duros también se cuelan en el habitáculo. Lo que si es verdad es que la calidad percibida es buena y a ello contribuyen el cuero del volante y otros elementos, así como la moldura de acero cepillado y la brillante del salpicadero. Su diseño es muy parecido al del Golf y compañía, cosa que creo es es un cierto.

Prueba Volkswagen Caravelle 2016 2.0 TDI 150 CV

Introduzco la llave, la giro y su motor 2.0 TDI 150 CV comienza a funcionar. No es el bloque de acceso, porque existe uno de 105 CV; la otra opción rinde 204 CV. En mi unidad de pruebas está asociado a un cambio automático de doble embrague y siete marchas. El sonido del motor no se filtra al habitáculo y el trabajo que realiza con el DSG es realmente bueno. No existen los tirones típicos que suelen acompañar a esta transmisión, algo a destacar. A pesar de esta virtud, los cambios los sigue realizando con una rapidez pasmosa. Eso sí, cuando quiero ponerlo en modo manual, la acción de subir y bajar de marcha debo hacerla desde la palanca, porque no tengo levas en el volante, algo que por comodidad sí echo en falta. Su potencia consigue moverlo de forma más que satisfactoria, aunque en las recuperaciones sí que me gustaría que me brindase mayor entrega. Por este motivo, creo que la opción de 204 CV sería la idónea, y más si vas a viajar con muchos ocupantes a bordo y sus respectivos bultos.

Por su parte, la dirección es precisa y bastante directa, y la suspensión puede absorber las irregularidades de la calzada así como las juntas, aunque en curva, esa comodidad se traduce en modestos balanceos de la carrocería.   

Tienes una Volkswagen Caravelle desde 26.660 euros con un equipamiento que incluye: paquete de ocho plazas (2-3-3), asistencia de arranque en pendiente, reposabrazos para los dos asientos delanteros, ESP, asistente frenada y portón de maletero con apertura para ventanilla, entre otros elementos, como el App Connect.

Aquí tienes uno de sus nuevos rivales, el Citroën SpaceTourer

Lecturas recomendadas

Hugo Valverde

Web Mánager

Apasionado de las cuatro ruedas desde que mis padres me subieron al carrito por primera vez.

Volkswagen Caravelle 2.0 TDI BMT 150CV DSG Trendline
  • Tipo de Motor

    Normal

  • Cilindrada

    1.968 cc

  • Par motor

    340 Nm /1.500 rpm

  • Potencia

    150 cv /3.250 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Delantera

  • Capacidad maletero

    0 L

  • Aceleración 0-100

    12,0 s

  • Velocidad máxima

    181 km/h

  • Consumo oficial

    6,8/5,6/6,1 l/100km

  • Precio

    30.340

  • Garantía

    2 Años

  • Tipo de combustible

    -

Ver otros acabados de Volkswagen Caravelle Todo sobre Volkswagen Caravelle

Buscador de coches