Prueba

Motos

Prueba Vespa Primavera 125: encanto único para la ciudad

Diego de Arístegui

07/06/2017 - 10:13

Nos subimos a la Vespa Primavera 125, concretamente a la versión 70 aniversario para analizar en esta prueba si su encanto único es lo suficientemente válido como para plantearte que sea tu compañera de viaje en tu día a día.

Conoce todas las motos Vespa y sus precios actualizados para España

Hemos puesto a prueba la Vespa Primavera 125 para entender su encanto único para la ciudad, así como analizar los cambios que introduce su renovado motor para ceñirse a las directrices de la normativa Euro4 para motos. Todo ello en un recorrido en el que hemos incluido todos los terrenos en los que puede utilizarse un scooter como la Primavera 125. Y por si esto no fuera poco, nuestros compañeros de Vespa nos dejaron una versión más especial todavía, la Primavera 125 70 Aniversario, o como le gusta decir a los transalpinos, Settantesimo.

La Primavera es el modelo más económico de la gama Vespa tanto en sus versiones de 50 y 125cc. En el caso de la del cuarto de litro, su precio es de 4.059 euros, mientras que si decides apostar por la versión 70 Aniversario, el coste se eleva hasta los 4.399 euros. Por encima de ella, aunque no a nivel de prestaciones, se sitúa por un lado la Vespa Sprint y la GTS. Todas ellas comparten el mismo motor y el mismo chasis, mientras que los cambios más apreciables están en su carrocería exterior o el diseño del asiento, entre otros elementos.

VÍDEO: Probamos el TomTom Vio con la Vespa Primavera 125 70 Aniversario

Nos ponemos en marcha

Antes de introducir la llave y empezar a acumular kilómetros con mi Vespa Primavera 125, lo primero que te llama la atención es su diseño. "Vale, es una Vespa, sino te llama la atención por su diseño, mal vamos" Tenéis razón, pero eso no quita que utilices unos minutos para apreciar el delicado trabajo que se hace sobre toda su estructura y tratándose de un vehículo tan utilitaria como un scooter cuyo principal cometido es desplazarte de un punto A a un punto B. Ya que realizas una inversión adquiriendo una Vespa, lo que se espera es encontrarte un scooter que luzca allá por donde va, y esa es la sensación que transmite desde el minuto 1.

Después de completar los primeros metros con ella y hacer un par de salidas fulgurantes desde semáforo, me queda claro que el nuevo motor de Vespa funciona igual o incluso mejor que el anterior, algo que no se puede decir de todos los scooter que han tenido que realizar la tediosa y complicada transición a la Euro4. Vespa, o más bien el Grupo Piaggio, se puso las pilas rápido para poner en los concesionarios los nuevos modelos que incorporan este nuevo 'rediseño' del motor. En este caso he de decir que aquí se cumple muy bien el dicho de “Al que madruga, Dios le ayuda”.

Su respuesta es instantánea y muy enérgica desde el principio, algo a lo que también ayuda su ligero chasis y el reducido peso general de todo el conjunto. Esto también facilita mucho la maniobrabilidad a la hora de esquivar coches o moverte con soltura entre el tráfico de primera hora de la mañana. El sonido del propulsor es prácticamente idéntico al anterior con un tono quizás más bronco que sigue resultando agradable al oído.

Me introduzco en autopista con la idea preconcebida de que si tengo suerte llegaré a los 100 km/h y me doy de bruces con la sorpresa. Ese límite es fácilmente asumible e incluso se puede superar siendo un usuario de talla media como yo (no llego al 1,80) y sin acompañante. Si a esto le añades que el desnivel sea favorable, es bastante sencillo que alcances la frontera de los 120. En caso de llevar a un acompañante, la velocidad disminuye considerablemente y te será complicado pasar de 92-93 km/h en línea recta. Sin embargo, esos cruceros no son para la Vespa Primavera 125.

En lo que respecta a los frenos y el comportamiento de la suspensión, se nota que Vespa siempre busca un cierto equilibrio en lo que a comportamiento dinámico se refiere. Tanto delante como detrás monoamortiguadores hidráulicos son suficientes aunque se quedan algo justos a la hora de hacer cambios de dirección de forma más rápida de lo normal. El disco delantero de freno se comporta de manera sobresaliente, mientras que el freno de tambor es suficiente para los trayectos cortos y alrededor de la ciudad. Para parar la moto a gran velocidad es mejor recurrir siempre al freno delantero. Por otro lado, el ABS funciona bien pero peca de ser algo intrusivo y además emite un sonido algo desagradable cuando entra en funcionamiento.

VÍDEO: Prueba Vespa GTS 300 Super

Funcionalmente muy bien resuelta

Bajo el asiento de la Primavera 125 hay espacio suficiente para albergar un casco integral y algunos elementos extra como por ejemplo carpetas o pequeñas mochilas gracias a su notable espacio. Para guardar la cartera o las llaves de casa dispones de un compartimento en la parte delantera con capacidad suficiente. El asiento es realmente cómodo tanto para el conductor como para su acompañante, que puede agarrarse fácilmente.

Nuestra unidad de pruebas incorporaba, además, un portaequipajes trasero capaz de soportar hasta 4 kilos de peso y que también cumple su cometido con solvencia. Como elementos opcionales se puede añadir una pantalla para protegernos del viento, así como otro portaequipajes en la parte delantera o un top-case.

Conclusión

El público que demanda scooters como la Vespa Primavera 125 no le importa pagar el “extra” que supone hacerse con una montura italiana en lugar de un scooter rueda alta de prestaciones similares y cuyo es precio es bastante más barato. Vespa vende un buen comportamiento para conducir por ciudad y realizar alguna salida esporádica al extrarradio, pero lo que de verdad vende es marca y atracción. Ese es el motivo por el que Vespa es conocida dentro del mundo de las dos ruedas y ese ADN se mantiene sin variación alguna en la Primavera 125 70 Aniversario que hemos estado probando. A todo esto se le añade un motor revisado que para mi gusto funciona mejor y además es más eficiente. Con los consumos que realizamos nosotros durante la semana que la tuvimos, nos salió una autonomía cercana a los 290 kilómetros, un buen registro teniendo en cuenta que el 80% del recorrido lo realizamos en ciudad, atravesando atascos y sin pasar de los 60 km/h.

Lo mejor: Motor, diseño, personalidad y consumos

Lo peor: ABS algo intrusivo, freno trasero y precio

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Diego de Arístegui

Diego De Arístegui

Redactor MotoGP de AutoBild.es

Te cuento la actualidad del Mundial de MotoGP y también todo lo que rodea al mundo de las dos ruedas. Keep Calm and ¡GAS!

Seguros de moto

Toda la información de pólizas y seguros de moto, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros