Prueba

Prueba: nuevo Toyota Yaris 2017

Luis Guisado

04/04/2017 - 14:10

Probamos el nuevo Toyota Yaris 2017. Llega con algunos cambios estéticos y un nuevo motor 1.5, pero sin duda el híbrido es la estrella...

Para esta prueba del nuevo Toyota Yaris 2017 he viajado hasta Holanda: carreteras llanas, rectas... y por debajo del nivel del mar. Pero con este modelo la marca no busca que disfrutes de un puerto de montaña o de la ruta más revirada de tu zona (que también), sino que pretende hacerte más fácil el día a día. Si quieres más sensaciones, tendrás que esperar a final de año, ya que llegará el Toyota Yaris GRMN, un 'aparato' de más de 210 CV (un ingeniero me confesó que están terminando de poner a punto el motor) con autoblocante mecánico en el eje delantero.

¿Quieres algo más grande? Mira la prueba del Hyundai Ioniq contra el Toyota Prius

Pero no hay que olvidar que el nuevo Yaris 2017 es un utilitario que roza los cuatro metros y está pensado principalmente para un uso urbano o interurbano. Sí, puedes hacer viajes largos con él gracias a un interior que ofrece una agradable sensación de desahogo (creo que mayor que por ejemplo un Volkswagen Polo o alguno de sus rivales de esta comparativa como el Ka + o el Opel Corsa) y bastante espacio para las piernas en los asientos de atrás.

La nueva gama está compuesta por tres motores, ninguno de ellos diésel. Empieza con un 1.0 de 70 CV y termina con un 1.5 de 111, ambos atmosféricos. Pero el niño mimado es el Toyota Yaris Hybrid. Y es lógico, pues en Toyota quieren que más o menos la mitad de los Yaris 2017 que se vendan sean híbridos. Así que, sin dudarlo, me lanzo a probar el Toyota Yaris Hybrid.

Prueba del Yaris Hybrid 2017

No descubres nada nuevo si te digo que el Toyota Yaris híbrido es un modelo de lo más interesante. Lo ha sido desde que salió el primero 2012; el pionero en este tipo de propulsión en muchos segmentos, también lo fue en el de los urbanos. El nuevo modelo cuenta con la ayuda de un motor síncrono de imán permanente con un voltaje máximo de 520 V y una potencia máxima de 45 KW (aprox. 61 CV) que está alimentado por una batería de níquel de 144 voltios.

Con esto, que igual te suena a chino (como a mí), intento dejarte impresionado, pero en el fondo quiere decir que es el mismo sistema que tan bien le ha funcionado siempre al Yaris HSD. Es decir, el moror eléctrico ayuda al coche a iniciar la marcha, a maniobrar, le aporta potencia cuando lo necesita y permite desconectar el motor térmico cuando no es necesario. De hecho, según Toyota, en un trayecto normal puedes ir el 55% del tiempo en modo eléctrico y recorrer un 37% de la distancia sin emitir un solo gramo de CO2. 

Pantalla 4,2" del nuevo Yaris HSD

Durante la prueba del nuevo Toyota Yaris 2017 yo he estado el 51% del tiempo funcionando solo con las baterías y he conseguido recorrer el 31% de los 94 km del recorrido de la prueba sin activar el bloque de combustión. ¿El consumo? 4,5 litros.

Una de los puntos fuertes del nuevo Yaris híbrido es que se ha trabajado el aislamiento del motor de combustión para que no se deje notar tanto. Para ello se ha optado por odificar el subchasis y los anclajes del motor, entre otras medidas, para conseguir un menos nivel de rumorosidad. Si es mejor que el Toyota Yaris Hybrid 2016 no te lo puedo decir, pero sigo pensando que la sensación de pisar a fondo, apenas ganar velocidad y notar el motor casi al corte no es algo demasiado agradable... Tampoco es que sea algo dramático, especialmente en los recorridos del día a día.

Otra de las modificaciones ha recaído en la dirección, que ahora hace al coche más estable. Tras la prueba del Yaris, no podría decir cuánto ha mejorado con respecto a la anterior generación, pero sin duda se trata de un coche con una buena estabilidad en línea recta y un tacto del sistema de cremallera eléctrico bastante agradable y preciso.

Como en todos los híbridos, uno de los elementos más difíciles de conseguir es el tacto del freno. En este caso el pedal responde enseguida, por lo que te toca acostumbrarte. No lo veo relevante, porque a los pocos kilómetros consigues dosificar perfectamente la frenada.

En difinitva, tras la prueba del nuevo Toyota Yaris, me quedo con el titular que mi compañero Vicente Cano puso en la prueba de la generación anterior: El híbrido en su formato ideal.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches