Prueba

Prueba Toyota Proace Verso 2016

Vicente Cano

06/09/2016 - 17:09

La nueva Toyota Proace Verso es más que una furgoneta para toda la familia, ya que se trata del vehículo multiusos perfecto siempre que tengas que llevarte a todas partes muchos metros cúbicos, y tengas dónde aparcarlos.

AUTOBILD.ES ha viajado a Polonia para probar la Toyota Proace Verso 2016, una furgoneta que se produce a través de una empresa conjunta con el Grupo PSA en la planta que este tiene en Svelnord (Francia). De ahí que, si las miras fijamente, rápido les encontrarás un parecido a este nuevo furgón japonés con el Peugeot Expert y su prima-hermana de Citroën. De hecho, yo también estuve en la presentación de ambas hace unos meses y, al volante de nueva Toyota Proace no podía evitar una extraña sensación de dejá vú.

No te pierdas: "Citroën Jumpy 2016"

Sin embargo, por suerte, en el evento de presentación he tenido la ocasión de probar la Proace Verso, cosa que no fue así con las variantes orientadas a la familia de sus primas francesas, y que será la que más interese a la mayoría, aunque solo sea porque las otras son sobre todo compras de empresa. El Proace de Toyota llegará al mercado disponible en dos batallas: Proace Furgón Compact y Proace Furgón Medio (L1), a las que se unirá más adelante una versión más larga, denominada por la marca Toyota Proace Furgón Largo (L2) y la que 'nos' interesa: la Toyota Proace Verso, un monovolumen basado en el furgón con hasta nueve plazas.

Con una carga útil de 1.000 kg de serie -que puede elevarse hasta los 1.400 kg si se encarga con una suspensión adaptada-, las versiones de trabajo de la nueva Toyota Proace se diferencian en longitud: 4.606 mm para el furgón compacto y 4.956 mm para el furgón medio. La longitud de carga máxima es de 2,5 m y 5,3 metros cúbicos de volumen y, si optas por el paquete Smart Cargo, estas cifras alcanzan los 3,7 metros y 5,8 metros cúbicos respectivamente. El precio de acceso de Toyota Proace furgón está en 16.125 euros.

La gama de motores disponibles en la Toyota Proace comprende dos motores diésel con cinco opciones de potencia: 1.6D de 95 CV, 1.6D de 115 CV, 2.0D de 122 CV, 2.0D de 150 CV y 2.0D de 174 CV. Solo este último puede ir asociado a una caja de cambios automática de seis relaciones. Como ya conocíamos de sus primas, la Proace llegará con puertas correderas con accionamiento eléctrico a ambos lados y una cabina con tres asientos en los que el del centro puede levantarse para acceder a un compartimento de carga de 0,5 metros cúbicos el de la derecha tiene una trampilla que posibilita llevar objetos con 1,16 metros adicionales de longitud.


Prueba del Toyota Proace Verso 2.0D-4 150 CV

Como sucede con el resto de cajas del Proace, la variante familiar de la furgoneta de Toyota estará disponible en tres longitudes de carrocería: compacto (4.606 mm), medio (4.946 mm) y largo (5.308 mm). Ya he podido conducir el Toyota Proace Verso medio y, por lo menos en carretera, apenas se distingue de un monovolumen de grandes dimensiones, de hecho, su aplomo en autopista es mejor que la mayoría de ellos y aunque pierde un poco de dinamismo en las curvas, puede maniobrar bastante mejor de lo que me esperaba.

La unidad que he probado del Proace Verso estaba equipada con el motor 2.0D-4 150 CV, probablemente, el ideal para este vehículo por consumo (5,5 l/100 km homologados que a mí se me han quedado en un 6,4 l/100 km en los 112 km que ha durado la prueba). Si vas a circular mucho por autopista, quizá te convenga más la versión de 180 CV, aunque el de 150  es capaz de rodar a 120 km/h con el cuentavueltas girando a 2.200 rpm. El habitáculo, aunque con plásticos duros por todas partes, tiene el mismo nivel de acabados, huecos portaobjetos y confort general que un coche familiar.

En el techo del Toyota Proace familiar -se vende así en algunos mercados- hay un tragaluz longitudinal y las ventanillas de las puertas pueden abrirse hacia atrás, si los ocupantes de la segunda fila tienen ganas de respirar. En todo caso, ahí atrás con todo el espacio que tienen en los tres asientos pueden sentirse casi como si estuvieran en el salón. Delante, Toyota ha prescindido de la banqueta de dos plazas y hay asientos individuales con reposabrazos y un sistema de infoentretenimiento a la última.

El tapizado y los colores son de gran calidad y vuelven a hacerme pensar que estoy en un monovolumen más que en un derivado industrial adaptado a familias numerosas. En esta configuración, además, puedes seguir teniendo algo de espacio de maletero incluso con una tercera fila de asientos que, en este caso, solo podrían acoger dos ocupantes más. Para irte a la variante de nueve plazas, tendrías que encargar la carrocería más larga del Toyota Proace Verso, un gran familiar.

Una cosa que me ha gustado mucho del Proace Verso de Toyota es que, en todas las versiones incorpora una ventanilla trasera practicable que, en mi opinión, debería ser un estándar en cualquier coche que se oriente al uso familiar. También el radio de giro en la versión compacta es sorprendente: 11,3 metros, que en las carrocerías más largas se van a unas distancias mucho mayores. Con el acabado Family, que es el que he probado, además este modelo viene con cortinillas parasol, climatizador independiente para las plazas traseras y las mencionadas puertas eléctricas.

El precio de acceso a gama del Toyota Proace Verso se sitúa en 29.850 euros, aunque este es el PVP oficial para el mercado español, ya que en la oferta de lanzamiento con los descuentos para profesionales incluidos este monovolumen familiar se puede quedar en 16.975 euros más IVA. Este modelo estará disponible en España desde el mes de octubre en toda la red de concesionarios Toyota como novedad, ya que hasta ahora este modelo solo se podía encontrar en la de industriales. Los períodos de mantenimiento son cada 40.000 km o dos años, mucho mejor que cualquier familiar.

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Toyota

Modelos de Toyota más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches