Prueba

Prueba Suzuki Ignis 2017: ya en España

Rebeca Álvarez

15/03/2017 - 09:25

El Suzuki Ignis 2017 de esta prueba es un nuevo SUV urbano que quiere rivalizar con el Fiat Panda Cross. ¿Es mejor que él? Cuenta con un diseño renovado y atrevido, gran espacio interior e incorpora el sistema híbrido SHVS, que combina el motor 1.2 Dualjet con un pequeño bloque eléctrico. Ya se vende en España.

Tras su presentación en el Salón de París 2016, el Suzuki Ignis 2017 se prepara para su llegada al mercado de los SUV ultracompactos. Está inspirado en el Suzuki i-M4 Concept presentado en el Salón de Ginebra de 2015, aunque su diseño es ahora más atrevido y diferente. No te pierdas toda la información sobre él en esta prueba del Suzuki Ignis 2017.

No te pierdas: Los 5 coches más comprables del Salón de París 2016

Mantiene rasgos característicos de las primeras generaciones del Suzuki Cervo, sobre todo en el lateral, así como del Swift (por parte del pilar A) y del Vitara y ha sido concebido para ofrecer múltiples opciones de personalización. El frontal incorpora faros LED con un gráfico muy llamativo en el caso del acabado GLX (el más elevado), mientras que el GL cuenta con halógenos. 

Primeras impresiones del Suzuki Ignis 2017

Por ejemplo, el nuevo Ignis se ofrece en una gama de 14 colores incluyendo tres nuevos colores de carrocería (Naranja Perlado, Azul Neón Metalizado y Oro Perlado) y varias combinaciones bitono. Los dos colores de la decoración interior - naranja y titanio en la parte baja de la consola y en las manetas interiores de las puertas - se coordinan con el color de la carrocería y permiten al conductor elegir el nuevo Ignis que mejor se adapte a su gusto. 

Respecto a sus dimensiones, mide 3,7 metros de largo, 1,66 metros de ancho y 1,59 metros de alto lo que le convierte en un coche destinado especialmente a la vida urbana. Sin embargo, sus 18 cm de altura mínima al suelo ofrecen cierta polivalencia a la hora de adentrarse en terrenos un poco más irregulares. A esto colabora también el sistema ALLGRIP Auto 4x4 de Suzuki, que distribuye automáticamente el par a las ruedas delanteras y traseras cuando detecta que las delanteras han perdido agarre. 

Sin embargo, no esperes sensaciones de todoterreno, tal y como he podido comprobar circulando por los alrededores de Roma (Italia). En mi prueba del Suzuki Ignis 2017, llevo la versión híbrida con tracción delantera (también estará disponible con el sistema ALLGRIP Auto 4x4) con motor 1.2 Dualjet que, apoyado en un pequeño propulsor eléctrico, ofrece 94 CV de potencia y 120 Nm; es decir, 4 CV y 20 Nm más de par que la versión de gasolina, también con el 1.2 Dualjet (disponible con tracción delantera o integral).

Sensaciones al volante

El bloque híbrido es el mismo que pude probar en otra ocasión en el Suzuki Baleno, solo que ahora lo noto algo más alegre debido en parte a un peso inferior del Suzuki Ignis 2017 (870 kg). La respuesta del propulsor es satisfactoria, pero en autovía, sobre todo en carreteras con pendiente, tendrás que llevarlo a la zona alta del cuentavueltas si quieres circular más ágil en quinta. 

Precisamente por esto agradezco que el cambio de mi unidad de pruebas (manual de 5 velocidades) tenga buen tacto, pues debido a sus desarrollos largos hay que utilizarlo con frecuencia para exprimir su potencial.

Habrá también un cambio automático de cinco velocidades AGS (Auto Gear Shift), que en España se ofrecerá solo con el acabado GLX y el bloque 1.2 Dualjet 2WD. Por las estrechas calles de la villa italiana de Fiuggi, el Ignis 2017 se mueve con soltura, lo que me hace pensar que ese es su hábitat natural: la ciudad. La dirección es bastante precisa y con un radio de giro de 4,7 metros, me siento mucho más cómoda. 

Dentro del habitáculo, el diseño interior es simple y eso se traduce en una mayor sensación de amplitud. Además, la postura de conducción es buena y eso favorece a la visibilidad. A pesar de su simpleza, encuentro bastantes espacios de almacenaje, como dos partes en la guantera y huecos para botellas en las consolas central y trasera y en las puertas delanteras y traseras.

En el salpicadero, destaca una pantalla táctil de 7 pulgadas a la que se puede conectar el smartphone a través del Bluetooth o con un cable USB para usar las aplicaciones del teléfono en la pantalla (compatible con Apple CarPlay, Android Auto y MirrorLink), la cual también se puede usar para

manipular la radio, para ver lo que recoge la cámara trasera y además, utilizarla como navegador.

Seguridad del Suzuki Ignis 2017

En el apartado de seguridad, el vehículo monta dos cámaras que detectan las marcas de la carretera y los objetos que están delante del coche, así como la distancia a la que están. Basándose en el tamaño y forma de los objetos, las cámaras pueden determinar si se trata de un peatón o de otro coche. Esto permite añadir las tres siguientes funciones de seguridad avanzada. La primera de ellas es la asistencia a la frenada por medio de ambas cámaras (Dual Camera Brake Support DCBS); cuando el vehículo circula a velocidades iguales o superiores a 5 km/h, las cámaras detectan los vehículos y peatones que se encuentran por delante de él, lo cual evita colisiones y mitiga los daños de la colisión a través de avisos y frenada automática.

En segundo lugar, figura el aviso de abandono de carril: cuando el vehículo circula a velocidades iguales o superiores a 60 km/h y abandona el carril sin que el conductor utilice el indicador, el sistema hace vibrar el volante (de manera demasiado liviana para mi gusto, pues podría pasar desapercibida) y enciende una luz de aviso en el panel de instrumentos, lo que avisa al conductor en caso de que el abandono de carril se deba a causas tales como una falta de atención en la carretera. El tercer sistema es la función de alerta de fatiga: cuando el vehículo circula a velocidades iguales o superiores a 60km/h y zigzaguea de un lado a otro del carril, el sistema hace sonar una alarma y enciende una luz de aviso en el panel de instrumentos. Esto llama la atención del conductor en caso de que el zigzagueo se deba a somnolencia u otras causas.

Precio del Suzuki Ignis 2017

El Suzuki Ignis 2017 llega con una garantía de 5 años o 100.000 km. Se comercializa con dos acabados, GLE y GLX y el primero ya viene de serie con aire acondicionado, seis airbags, banqueta trasera deslizable en 15 centímetros y asientos delanteros calefactados. Cuenta con 14 colores de carrocería distintos, que se combinan con detalles en el mismo color dentro de la carrocería, como el tirador para abrir la puerta. El nivel GLX, el más completo, cuenta con navegador de 7'', apple Car Play, Android Auto y cámara de visión trasera.

Por ahora, el nuevo Ignis se va a vender en España solo con un motor, el 1.2 de 90 CV. Eso sí, estará disponible con versiones de tracción delantera o total (ésta monta también control de descenso de pendientes) y como transmisión se puede elegir entre un automático o un cambio manual de cinco velocidades. Los precios del Ignis 2017 oscilan entre 14.200 y 17.450 euros, auqnue a esa cifra le tienes que restar ahora los 2.000 euros que ofrece Suzuki de descuento por lanzamiento. Y si lo financias, te ofrecen otra rebaja de 1.000 euros.

¿Buscas coche? Echa un vistazo a nuestro recomendador de coches para elegir el más adecuado.

Lecturas recomendadas

Todo sobre

Suzuki

Modelos de Suzuki más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches