Prueba

Prueba de récord: Edo Competition 911 Turbo S Blackburn

Luis Meyer

04/08/2016 - 13:03

El preparador Edo se propuso batir el récord en Sachsenring logrado por Walter Röhrl con su Porsche 918 Spyder. Con su Edo Competition 911 Turbo S Blackburn de 669 CV y chasis retocado, fue al circuito para tamaña proeza. ¿Lo logró? Te contamos al detalle cómo fue la jornada.

El preparador Edo Karabegovic logró toda una proeza en 2015: alcanzó los 341,21 km/h  al volante de su "Blackburn". Para él, un punto de partida perfecto para lograr un récord por vuelta en Sachsenring y superar al mismísimo Walter Röhrl y su Porsche 918 Spyder. Vamos al circuito para comprobar de qué es capaz esta máquina de conducción pura: Prueba de récord: Edo Competition 911 Turbo S Blackburn.

Edo se sentó con expertos y pilotos para meditar cada paso de desarrollo: aumentar la potencia no era problema, el reto era que el 911 fuera no solo capaz de digerirla, sino tener un comportamiento extremadamente ágil. El chasis de serie con sistema antibalanceo y dirección a las cuatro ruedas es difícilmente superable. 

Tampoco había mucho margen para aligerarlo aún más. 

El preparador instaló su kit de potencia más salvaje, subiendo los caballos de 560 a 669, con un refrigerador del turbo más grande, escape deportivo y la retoques en la electrónica y el software de la transmisión.

De entrada, queda claro que en recta tiene más empuje que el modelo de serie: pasa de 0 a 100 km/h en 2,7 segundos y en 9,2 ya va a 200 km/h. Pero en un circuito como Sachsenrig, también requiere talento en las curvas: Omega, Coca Cola, Queckenberg... Aquí se gana y pierde tiempo con una facilidad asombrosa. Por eso Edo ha montado un chasis helicoidal KW Clubsport, variante 3. 

Edo 911

La guinda la ponen el par de juegos de semislicks: PirelliTrofeo R y den Michelin Sport Cup 2. Con llantas de aleación ligera desarrolladas por el propio Edo. El preparador ha ido más allá para rascar algunos kilos: ha instalado los baquets ligeros del 918 Spyder. Con eso ahorra otros 30 kilos.

A principios del pasado febrero llegó el gran día: el circuito de Sachsenring seco, siete grados. Empieza con las Pirelli. En Omega llega la primera decepción: el eje delantero gira demasiado agresivo, y el coche sobrevira. También en la segunda curva rápida la zaga responde nerviosa, especialmente al acelerar. 

Edo asientos

Toca entrar en boxes y cambiar el juego de ruedas. Prueba con las Michelin. Los giros se vuelven menos intempestivos, la zaga se mantiene estable desde la primera curva. Los Michelin se llevan mejor con el frío asfalto. Y todo el trabajo empieza a dar sus frutos. Solo al pasar por Omega, el Blackburn es tres décimas más rápido que el 918 Spyder de Röhrl. 

Con todo, en el sector 4 jugó a favor del 918 Spyder su potencia descomunal de 887 CV. Por eso logra alcanzar 20 km/h que el 911, que con todo surfea las curvas con un gran dominio del sobreviraje, rascando alguna décima. ¿Es suficiente? Eso lo dice el crono: 1:30,15 minutos, frente a los 1:30,34 que logró Walter Röhrl. El diagnóstico es claro: ¡Nuevo récord de Porsche en Sachsenring!

Lecturas recomendadas

Buscador de coches