Prueba

Prueba: Qoros 3 Hatch. China se pone seria

Luis Meyer

23/12/2016 - 09:31

Han pasado tres años desde que la marca Qoros se estrenara en el Salón de Ginebra. Desde entonces, rueda por las carreteras del país asiático. AUTOBILD ha probado uno de los pocos Qoros 3 Hatch de 2016 que hay en Europa. Los chinos se ponen serios.

Por el momento, la marca no tiene planeado exportar sus modelos a nuestro continente. Y eso que, después de esta toma de contacto, podemos decir que tiene argumentos de sobra para rivalizar con las marcas europeas. Prueba: Qoros 3 Hatch. Los chinos se ponen serios.

Tanto en tecnología como en diseño nos ha sorprendido mucho, para bien. En eso tiene que ver que muchos elementos los toma el Qoros 3 Hatch de proveedores europeos, y eso se nota. Transmite solidez y modernidad, con el logo Q presidiendo orgullosamente delante y detrás. Incluso añade algunas notas de refinamiento. Algo impensable hasta hace bien poco en un modelo chino.También sorprende el interior. Todo lo que encuentro tras el volante (achatado por abajo) y la gruesa palanca del cambio automático, desprende calidad y deportividad. La gran pantalla táctil tiene un aspecto futurista, que incluye manejo gestual. El móvil se encaja, y carga por inducción, en la consola central, y su pantalla queda por tanto bien ubicada y a la vista. ¿Por qué no harán esto otros fabricantes? Muchos te obligan a pegar tu Smartphone con una ventosa al salpicadero, con un cable molestando todo el rato. 

En China se valora mucho el espacio interior, también detrás. Y en este Qoros  3 Hatch uno va cómodo y desahogado en las dos filas, con mucho aire para la cabeza y las piernas. Los asientos y sus tapizados tienen una buena construcción, los materiales son de calidad. Definitivamente, Qoros ya no tiene que agachar la cabeza frente a la competencia de Europa y Asia. Tampoco en otra de las asignaturas pendientes de los coches chinos: la seguridad. Los resultados en los test de EuroNCAP han sido notables, logrando la máxima puntuación en tres apartados.

Lo chinos también hacen buenos SUV... ¡Mira este Qoros 5!

Bajo el capó lleva un 1,6 litros turbo de 156 CV y hasta 210 Nm de par, que ya están disponibles desde solo 1.750 vueltas. La máquina responde con espontaneidad y sin recesos reseñables, las prestaciones rayan a buen nivel: pasa de 0 a 100 km/h en nueve segundos, y llega hasta los 217 km/h. Monta sistema Start Stop de serie y, durante nuestra prueba, aunque lo hemos exprimido bastante por carreteras alemanas, nunca ha llegado a los ocho litros de media. 

No te pierdas aquí... ¡El más deportivo de Qoros!

El cambio de seis velocidades con doble embrague sí nos ha resultado un poco indolente: a velocidades bajas tiene unas inserciones lentas, aunque esto se puede mejorar manejándolo con la palanca en modo secuencial. De lo que no hay duda es que la configuración del motor y el cambio está orientada al confort: el motor tiene un sonido realmente contenido, incluso a 180 km/h por autovías alemanas, nunca hemos tenido que elevar la voz para tener una conversación dentro del coche.

Lo mismo puede decirse del chasis, que filtra eficazmente las irregularidades. Y al mismo tiempo, este Qoros tiene una pisada aplomada y bastante precisa, tanto en carreteras de curvas como en autovías. Solo hemos echado en falta que la dirección servoeléctrica sea un poco más comunicativa.

En definitiva, este Qoros deja claro que los chinos han aprendido a fabricar buenos coches. Aún no tienen planeado desembarcar en Europa, pero cuando lo hagan, alemanes, españoles, franceses, checos e italianos tienen motivos para preocuparse. 

Y mientras esperamos... ¿Buscas coche? Encuentra el que necesitas rápidamente en nuestro recomendador.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches