Prueba

Coches 4x4

Prueba nuevo Mazda CX-5 2017: diversión exclusiva

Alfredo Rueda

16/06/2017 - 14:05

En esta prueba del nuevo Mazda CX-5 2017, que ya está a la venta en España, comprobamos que la evolución no es radical pero sí muy, pero que muy acertada.

El nuevo Mazda CX-5 ya rueda por Japón, y desde este mes de junio también en España. AUTOBILD.ES ya se ha puesto al volante. Prueba nuevo Mazda CX-5 2017.

VÍDEO: ¿Quiéres ver el nuevo Mazda CX-5 en movimiento?

 Hay que partir de un dato: el 25% de los clientes de Mazda en todo el mundo compra un Mazda CX-5. Y en España es el modelo con más ventas de la marca. Eso da una muestra de la importancia que tiene para Mazda, y lo que cuida, por tanto, este SUV. De modo que nada de experimentos, tan solo toman la exitosa carrocería del modelo actual y remarcan algunas de sus líneas y vuelven otras un poco más afiladas. 

El resultado: un frontal con faros más rasgados, una parrilla rediseñada, y unos pilares A un poco retrasados, concretamente tres centímetros y medio respecto al modelo actual. Además, el capó se ha alargado nada menos que 10 cm (la longitud total solo crece uno) y se han escondido los limpiaparabrisas bajo ellos, para aumentar y mejorar la insonorización a bordo. La zaga también se ha visto retocada, y su nueva forma trapezoidal es lo primero que llama la atención. Y, según el fabricante, aumenta la rigidez torsional de la carrocería en un 15% y se reducen sus balanceos en curva.

Además, ahora se incluye el color 'Soul Red Crystal', que quiere imitar los tonos del magma. No sé si tanto, pero desde luego, a la vista y con un día soleado, resulta realmente espectacular. Una opción muy a tener en cuenta porque no será mucho más caro que un tono metalizado.

CX5 trasera peq

También se ha revisado en interior: todos los elementos de control se han agrupado ahora en torno al volante. La consola central va más elevada, las palancas del cambio manual y automático se acercan más a la mano y hay que reconocer que la ergonomía ha mejorado mucho, pero sobre todo, los acabados: el cuero es más refinado, los asientos más mullidos, y cualquier superficie, a la vista y al tacto, desprende más calidad que antes. Otra cosa más: gracias al pilar A retrasado y a una cintura más baja de las ventanillas, ha mejorado la visibilidad.

El monitor junto a la instrumentación mide 4,6 pulgadas, y el central, siete, ahora ubicado sobre el salpicadero. Y la información más importante del vehículo puede ir proyectada en el parabrisas, gracias a un head-up display. Los pasajeros de detrás van ahora más cómodos gracias a los nuevos asientos, que ahora tienen la opción de integrar calefacción pero que, según los responsables de la marca en España, es poco probable que esta llegue a nuestro país. El espacio para las piernas, pero sobre todo para la cabeza, no admite crítica alguna. Y por primera vez, los asientos de la segunda fila se abaten ahora en dos niveles.

¡Arrancamos!

El diésel de 2,2 litros es muy vivo. Con la tecnología Skyactiv, el compresor carga en dos fases, lo que refina su respuesta y reduce el consumo de este bloque de 175 CV. Anuncia la marca 5,4 litros cada 100 km, que en el día a día estarán en torno a los 6,5. Sigue siendo un valor muy contenido. Me ha sorprendido los silencioso que es: especialmente el motor diésel, a diferencia del actual, está muy bien aislado y apenas se siente en el interior. También bajan los ruidos aerodinámicos, con nuevas fórmulas, como lo comentado anteriormente: que los limpiaparabrisas delanteros se oculten bajo el capó.

Aquí tienes el modelo actual. ¿Ves las diferencias?

El chasis del nuevo Mazda CX-5 tiene un ajuste más firme, y lo cierto es que reduce los balanceos respecto al modelo actual, con éxito. Esto provoca que se noten más en el interior vibraciones procedentes de baches cortos y sucesivos, pero en ningún caso se llega a hacer incómodo. Y cuando hablamos de irregularidades amplias, lo cierto es que el japonés las filtra con mucha eficacia. 

En resumen: el comportamiento dinámico ha ganado muchos enteros y eso a pesar de haber ganado en la báscula, de media, unos 40 kilos. Incluso en carreteras de curvas, se percibe la mayor rigidez de la carrocería (un 15% más). Y tiene muy buenos aliados en una dirección que modifica la entrega de par a las ruedas en función del radio de giro, un sistema electrónico que la marca llama G-Vectoring Control. La guinda la pone una tracción integral i-Activ que distribuye la fuerza entre cada eje.

Contará con una elevada conectividad gracias a su sistema multimedia MZD que se sincroniza con los Smartphones, y no faltará un buen número de asistentes como controlador de distancia por radar o reconocimiento de señales de tráfico. ¿Motores? Aparte de este 2,2 diésel de 175 CV, uno en versión de 150 y, respecto a la gasolina, un 2.0 de 160 CV en versión con tracción integral o 165 CV si es con tracción delantera. En el futuro llegará un 2.5 de 194 CV con una novedad: desconexión de cilindros. Hay dos cajas de cambios disponibles, manual y automática ambas de seis velocidades.


Prueba Mazda CX-5 2.0 165 CV (por David López)

Hemos probado el 2.0 165 con tracción delantera y cambio manual, un modelo que gracias a esa combinación permite lanzarse por un precio muy ajustado de 26.600 euros, es decir, se convierte en el acceso a la gama de CX-5. Es un propulsor realmente suave, que va en clara sintonía con el ambiente premium que la marca ha intentado buscar en su nuevo SUV. Demasiado suave, quizás, al inicio de su curva de potencia, pues realmente hasta 3.000 vueltas no empiezas a sentir en plenitud que dispones bajo el pie derecho.

Se nota su naturaleza atmosférica en esos inicios, sin embargo después se recupera y estira con limpieza y alegría. Se asocia a un cambio manual de seis velocidades de recorridos cortos y rapidez en su manejo, que pone la primera piedra para un comportamiento dinámico aplomado. Apenas hay mejora en este aspecto frente a la generación anterior, que ya era referencia del segmento en este capítulo y solo mejoraría al tacto (algo artificial) de la dirección. Los frenos funcionan de maravilla y no presentan signos de fatiga.

Este CX-5 gasolina es un coche muy confortable, tanto por insonorización como por los tarados de suspensión elegidos. En espacio para los pasajeros saca nota y en su segunda fila viajan tres adultos sin problemas y conservando un buen maletero, cuyo portón eléctrico podría elevarse algo más para alegría de los que superan el 1,80 de altura. Lo que no supera son los 6,9 litros de gasto real en conducción mixta con tramos dinámicos, un valor destacado para sus medidas y potencia.

De salirse del asfalto, con esta versión de tracción delantera y sin transmisión automática... poco. Mejor disfrutar sobre el asfalto del Mazda CX-5 más premium que ha habido hasta el momento. Todo un salto de calidad.

Precios del nuevo Mazda CX-5 2017

El nuevo CX-5, que ya está disponible en los concesionarios españoles y parte de un descuento de lanzamiento de 2.000 euros, cuenta con los siguientes precios según motorizaciones y acabados:

- Nuevo CX5 Gasolina 2WD 2.0 165 CV 6MT: 26.600 euros

- Nuevo CX5 Gasolina 2WD 2.0 165 CV ORIGIN NAVEGADOR 6MT: 27.000 euros

- Nuevo CX5 Gasolina 2WD 2.0 165 CV EVOLUTION 6MT:: 28.700 euros

- Nuevo CX5 Gasolina 2WD 2.0 165 CV EVOLUTION NAVEGADOR 6MT: 29.100 euros

- Nuevo CX5 Gasolina 2WD 2.0 165 CV ZENITH 6MT: 30.600 euros

- Nuevo CX5 Gasolina 2WD 2.0 165 CV ZENITH CUERO NEGRO 6MT: 32.400 euros

- Nuevo CX5 Gasolina 2WD 2.0 165 CV ZENITH CUERO BLANCO 6MT: 32.550 euros

- Nuevo CX5 Gasolina 4WD 2.0 165 CV EVOLUTION 6MT: 31.780 euros

- Nuevo CX5 Gasolina 4WD 2.0 165 CV EVOLUTION NAVEGADOR 6MT: 32.180 euros

- Nuevo CX5 Gasolina 4WD 2.0 165 CV ZENITH 6MT: 33.680 euros

- Nuevo CX5 Gasolina 4WD 2.0  160 CV ZENITH CUERO NEGRO 6AT: 35.730 euros

- Nuevo CX5 Gasolina 4WD 2.0 160 CV ZENITH CUERO BLANCO 6AT: 35.880 euros

- Nuevo CX5 Gasolina 4WD 2.5 194 CV ZENITH CRUISE+ROOF+CUERO NEGRO 6AT: 38.775 euros

- Nuevo CX5 Gasolina 4WD 2.5 194 ZENITH CRUISE+ROOF+CUERO BLANCO 6AT: 38.925 euros

- Nuevo CX5 Diesel 2WD 2.2 150 CV ORIGIN 6MT: 28.850 euros

- Nuevo CX5 Diesel 2WD 2.2 150 CV ORIGIN NAVEGADOR 6MT: 29.250 euros

- Nuevo CX5 Diesel 2WD 2.2 150 CV EVOLUTION 6MT: 30.950 euros

- Nuevo CX5 Diesel 2WD 2.2 150 CV EVOLUTION NAVEGADOR 6MT: 31.350 euros

- Nuevo CX5 Diesel 2WD 2.2 150 CV ZENITH 6MT: 32.850 euros

- Nuevo CX5 Diesel 2WD 2.2 150 CV ZENITH CUERO NEGRO 6MT: 34.650 euros

- Nuevo CX5 Diesel 2WD 2.2 150 CV ZENITH CUERO BLANCO 6MT: 34.800 euros

- Nuevo CX5 Diesel 2WD 2.2 150 EVOLUTION 6AT: 33.000 euros

- Nuevo CX5 Diesel 2WD 2.2 150 CV EVOLUTION NAVEGADOR 6AT: 33.400 euros

- Nuevo CX5 Diesel 4WD 2.2 150 CV ORIGIN 6MT: 31.930 euros

- Nuevo CX5 Diesel 4WD 2.2 150 CV ORIGIN NAVEGADOR 6MT: 32.330 euros

- Nuevo CX5 Diesel 4WD 2.2 150 CV EVOLUTION 6MT: 34.030 euros

- Nuevo CX5 Diesel 4WD 2.2 150 CV EVOLUTION NAVEGADOR 6MT: 34.430 euros

- Nuevo CX5 Diesel 4WD 2.2 150 CV ZENITH 6MT: 35.930 euros

- Nuevo CX5 Diesel 4WD 2.2 150 CV ZENITH CUERO NEGRO 6MT: 37.730 euros

- Nuevo CX5 Diesel 4WD 2.2 150 CV ZENITH CUERO BLANCO 6MT: 37.880 euros

- Nuevo CX5 Diesel 4WD 2.2 150 CV ZENITH CUERO NEGRO 6AT: 39.780 euros

- Nuevo CX5 Diesel 4WD 2.2 150 CV ZENITH CUERO BLANCO 6AT: 39.930 euros

- Nuevo CX5 Diesel 4WD 2.2 175 CV ZENITH CRUISE+ROOF+CUERO NEGRO 6MT: 39.410 euros

- Nuevo CX5 Diesel 4WD 2.2 175 CV ZENITH CRUISE+ROOF+CUERO BLANCO 6MT: 39.560 euros

- Nuevo CX5 Diesel 4WD 2.2 175 CV ZENITH 6AT: 38.360 euros

- Nuevo CX5 Diesel 4WD 2.2 175 CV ZENITH CRUISE+ROOF+CUERO NEGRO 6AT: 41.460 euros

- Nuevo CX5 Diesel 4WD 2.2 175 ZENITH CRUISE+ROOF+CUERO BLANCO 6AT: 41.610 euros

¿No puedes esperar? Ecuentra tu SUV rápidamente en nuestro recomendador. 

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alfredo Rueda

Alfredo Rueda

Periodista apasionado de todo lo que tenga motor: Coches, motos y ahora, también, cacharritos con alas...

Buscador de coches