Prueba

Prueba del Mercedes Clase E Cabrio 2017: un cielo de coche

Luis Meyer

28/06/2017 - 00:01

Tras probar el Mercedes Clase E Cabrio 2017 debo decir que aunque las sensaciones al volante no sean su fuerte, hay pocos coches más cómodos en el mercado y, desde luego, ni un solo descapotable que se asemeje a este en espacio, tecnología y confort

Si quieres conducir un descapotable y no tienes hipoteca -o la que tienes jamás se la darían a un dosmileurista- tienes que probar el Mercedes Clase E Cabrio 2017. Yo acabo de hacerlo y aunque reconozco que no es la clase de coche en la que pensaba cuando soñaba despierto, ahora quizá empiece a hacerlo. Y es que, si el Clase E de Mercedes es una de las berlinas más tecnológicas del mercado y, desde luego, la que más y mejor te cuida, estos dos atributos llegan al máximo con su variante descapotable. Eso sí, si quieres tenerlo, debes tener una buena plaza de aparcamiento.

No te pierdas: "Prueba del Mercedes Clase S Cabrio 2016"

Y es que el nuevo descapotable ha crecido considerablemente con respecto a la generación anterior, en concreto mide 123 mm más de largo y es 74 mm más ancho. Durante las prueba del Mercedes Clase E Cabrio en la presentación, entre los alpes italianos, suizos y franceses, atravesé muchas urbanizaciones por pequeñas vías de servicio y cada vez que me cruzaba con otros coches, el espacio que dejaba era el mínimo... si sigue esta tendencia, habrá que agrandar las carreteras. Por lo menos, el Clase E descapotable lo hace todo fácil, muy fácil, quizá incluso demasiado.



Ten claro que este Mercedes Clase E Cabrio 2017 no es un coche para disfrutar de grandes sensaciones al volante, sino para disfrutar y punto. La capota de este modelo incorpora un innovación que lo hace posible incluso para personas de dos metros de altura. Aunque no sean muy estéticos una vez desplegados desde una lámina superior del parabrisas, los deflectores delanteros el AIRCAP así como la lama deflectora trasera eliminan por completo las turbulencias al crear un arco muy por encima del vehículo con el flujo de aire que este genera. Ambos vienen de serie en toda la gama del cabrio y se extienden y ocultan con solo apretar un botón en la columna de la transmisión.

Además, me ha encantado la capota del Clase E Cabrio 2017 y su funcionamiento, compuesta de multitud de capas de aislamientos térmicos y acústicos, que se repliega y sale hasta a 50 km/h sin el más leve ruido o vibración. Una vez colocada, el habitáculo queda mejor insonorizado que el de la mayoría de las berlinas medias que conozco e incluso con ella bajada, si levantas las ventanillas y tienes puesto el magnífico equipo de música de este coche, tampoco es que te enteres mucho de nada que provenga de fuera del habitáculo. Los cómodos asientos con función masaje de cinco tipos también ayudan a plantearse de otra manera los viajes con este coche. 

Otra novedad mundial en este nuevo Clase E Cabrio es el lavaparabrisas MAGIC VISION CONTROL. Se trata de unas escobillas que expelen cinco minúsculos chorros de agua justo por delante de la zona de barrido de manera que ni el agua es salpicada hacia atrás -algo más que inconveniente en un descapotable- y, sobre todo, evitas el quedarte sin visibilidad durante algunos segundos por culpa del agua o, si tienes el sol de frente u otro coche, por el efecto de la refracción de la luz sobre ella. Este equipo viene de serie en toda la gama para el mercado español, así como los faros LED High Performance, el mencionado AIRCAP, el Touchpad para manejar el sistema multimedia o el depósito de combustible de 661 litros.



Mercedes no va a vender en España la versión E200 y piensa que el best seller en nuestro casi insignificante mercado de cabrios de lujo será el 220 d, con 194 CV y 400 Nm de par. Sin duda será una buena opción ya que, como toda la gama, irá asociada de serie al estupendo cambio 9G-Tronic que ayuda a mejorar mucho el confort y a reducir los consumos. Sin embargo, en la presentación he optado por probar el Mercedes Clase E Cabrio E 300 y el E400 4MATIC. La tracción total está asociada indisolublemente tanto a este motor de gasolina de 333 CV y 480 Nm, como al E 350d 4MATIC, con 258 CV y 620 Nm de par.

Ten en cuenta que cualquiera de estas versiones del Mercedes dejan la báscula por encima de los 1.700 kg y los diesel gordos se acercan a los 1.900 kg. Como te decía antes, este Cabrio es para ir tranquilo y disfrutar, pero para mi gusto al menos en este caso es más recomendable un motor de mínimo 250 CV con el que notar cierta capacidad de aceleración sea cual sea el régimen de marcha y el perfil de conducción. Tanto el E 400 4Matic la tiene como, seguro, el 350 d 4MATIC, pero si la eché un poco en falta en el E 300 seguro que lo habría notado todavía mucho más en el E 220d a pesar del mayor par de este. En todo caso, cochazo, que espero poder tener ocasión de probar todavía más a fondo próximamente.

¿Buscas un descapotable y no puedes esperar? Encuentra el tuyo rápidamente en nuestro recomendador

Lecturas recomendadas

Buscador de coches