Prueba

Prueba Mazda3 2017: refinamiento retocado

Alfredo Rueda

01/12/2016 - 17:07

Aquí tienes la prueba del Mazda3 2017, que ahora se refina todavía más con ligeros cambios para mejorar su ya alto placer de conducción. Con muy ligeros cambios estéticos en el frontal, lo más interesante está en el interior, como una mejoría en la rumorosidad de sus motores diésel y la incorporación de la tecnología G-Vectoring Control.

En esta prueba del Mazda3 2017 he podido comprobar como el compacto japonés continúa siendo una de las referencias más equilibradas del segmento y que, por no pocas razones, ha sido el número uno en ventas durante mucho tiempo para la marca japonesa. Aunque el 'restyling' exterior solo se limita a unos nuevos faros (full LED dependiendo del nivel de equipamiento), parrilla y paragolpes, así como nuevos retrovisores con intermitentes integrados y unas llantas de 18 pulgadas de nuevo diseño.

VÍDEO: en acción, el Mazda3 2017, no te lo pierdas

Donde se ha realizado la mayoría del esfuerzo es en el placer de conducción. Para empezar la marca ha mejorado los materiales de su interior y la ergonomía de sus asientos delanteros, remodelando asimismo el volante (ahora puede ser calefactable pero este extra no se podrá montar en España) e incluyendo un nuevo Head-Up Display. Este elemento ahora está disponible en color y proyecta en el parabrisas todo tipo de información, incluida la de su nueva cámara de reconocimiento de señales de tráfico y que sustituye al antiguo láser. Además, el freno de mano es ahora eléctrico. Respecto a los relojes de información principal al conductor, también exhiben nuevos y más refinados grafismos que ofrecen una visualización mejorada, así como una pantalla central táctil que solo se puede manejar de esta forma cuando el coche está detenido.

Respecto a sus mecánicas, la gama continúa ofreciendo las mismas mecánicas de su predecesor, pero incluye ciertas mejoras para los motores diésel; el Mazda3 2017 cuenta con el sistema denominado High-Precision DE Boost Control que mejora el control de la presión de inyección y afina la respuesta del acelerador. Por su parte, el Natural Sound Smoother amortigua el ruido del motor de una forma muy curiosa: utiliza un bulón dinámico insertado en los pistones, para así minimizar su sonoridad. Por último, el Natural Sound Frequency Control se encarga de neutralizar las ondas de presión sonora y suprimir las tres bandas críticas de frecuencia a las que tienden a concentrarse las vibraciones de los motores diésel.

Tecnología GVC

Pero casi la novedad más atractiva y que ya monta el nuevo Mazda6 2017 es el G-Vectoring Control, un control vectorial de par que ajusta el mismo en función del movimiento del volante. Funciona cuando el conductor empieza a girar, utilizando el par del motor para generar una fuerza de deceleración y así desplazar parte de la carga a las ruedas delanteras e incrementar el agarre de los neumáticos delanteros. Según la marca, los beneficios de este sistema son tres: por un lado se reduce la fatiga ya que este Mazda resulta más fácil de conducir al requerir menos esfuerzo del conductor. En segundo lugar aumenta la estabilidad y el control del vehículo en cualquier situación y en tercero, el confort de los pasajeros también es mayor. Por cierto, no se puede desconectar.

Prueba dinámica

Sinceramente, en la pequeña toma de contacto que hemos tenido con este sistema en los alrededores de Barcelona, es difícil de apreciar, pero sí parece que en las curvas más cerradas, el coche se apoya algo mejor y eso ya era complicado, porque siempre ha sido una delicia conducirlo entre curvas, con un aplomo y una pisada de lo mejorcito de esta categoría. Y es que mucho tiene que ver su plataforma, básicamente la misma (con alguna que otra evidente adaptación) que llevan el Mazda6 y el Mazda CX-5. Además, el esquema de suspensiones también se ha revisado para mejorar el equilibrio entre confort y seguridad para el pasaje.

El motor que hemos probado es el SKYACTIV-G 2.0 gasolina de 120 CV en conjunción con el cambio automático por convertidor de par y 6 relaciones. Resulta apto para todo tipo de conducción y responde rápidamente a cualquier insinuación del acelerador aunque el sonido a partir de las 3.000 rpm se eleva demasiado. Esta asociación del cambio automático con el motor de gasolina lleva otro elemento que los motores diésel no tienen, ni los que tienen cambio manual: el Drive Selection. Un mando localizado junto a la palanca de cambios y que permite seleccionar un modo ‘Sport’ en el que el Mazda3 se vuelve mucho más reactivo, cambiando las características del rendimiento del motor y la sincronización de los cambios.

compacto y sedan_peq

También he podido conducir la versión diésel 2.2 de 150 CV con cambio manual y este motor, sinceramente, me ha gustado mucho más que el de gasolina de 120, no solo por su mayor fuerza sino porque su refinamiento a todos los niveles es mejor, incluyendo una sonoridad y unas vibraciones muy, muy contenidas. También el cambio manual, por su tacto y su claridad en las inserciones, me ha parecido mejor elección que el automático, que a veces parece pecar de demasiado resbalamiento en su convertidor.

También es más seguro

A nivel de tecnologías de seguridad y asistentes a la conducción, el Mazda3 2017 el sistema i-ACTIVSENSE abarca algunas tecnologías de seguridad renovadas, como la Asistencia de Frenada en Ciudad Avanzado (SCBS) en el que el láser de infrarrojo cercano se ha sustituido por una cámara de visión delantera que no solo extiende el intervalo de velocidad de detección, que pasa de 30 a 80 km/h, sino que además ahora es capaz de detectar peatones y frenar automáticamente. Y, atención, porque actúa igualmente marcha atrás, a velocidades entre 2 y 8 km/h y gracias al empleo de sensores ultrasónicos.

freno de mano_peq

También se ha mejorado el Sistema de Frenada de Emergencia (SBS), que ahora pasa a tener un rango de actuación de 15-145 km/h a 15-160 km/h gracias a la cámara de visión delantera, que complementa al actual radar de microondas de 77 Ghz.

Con todo esto, sin duda el Mazda3 2017 se rearma hasta los dientes para plantar cara a compactos superventas en este segmento.

El equipamiento según los distintos acabados

- Pulse 

• G-Vectoring Control
• Airbag frontales, laterales y de cortina • ABS + EBD + TCS + EBA + ESS
• Control de estabilidad (DSC) y tracción (TCS) • USB + AUX Jack • Llantas de acero 16”
• Retrovisores color de la carrocería
• Antena tipo aleta de tiburón (sólo en 5 puertas) • Elevalunas eléctricos delanteros y traseros
• Aire acondicionado manual
• Asistente de arranque en cuesta
• Monitor de presión de los neumáticos (TPMS) • Kit de reparación de pinchazos
• Desconexión de airbag pasajero
• Botón de arranque con mando inteligente
• Ordenador de abordo
• Radio con cuatro altavoces
• Cierre centralizado
• Dirección asistida eléctricamente
• Asientos traseros abatibles 60:40 

- Style 

• Llantas de aleación de 16” (205/60R16)
• Retrovisores exteriores con plegado eléctrico manual
• Faros antiniebla LED
• Pantalla táctil de 7”, HMI Commander y 6 altavoces
• Volante y pomo de palanca de cambios con revestimiento de cuero
• Retrovisor interior con oscurecimiento automático
• Sistema de asistencia a la frenada en ciudad avanzado (SCBS) con reconocimiento de peatones
• Climatizador automático bizona
• Control de crucero + limitador de velocidad
• Bluetooth
• 2 USB + AUX Jack
• Asiento del pasajero con ajuste de altura
• Freno de estacionamiento eléctrico
• Reposabrazos trasero 

Pack Comfort 

• Cristales traseros con tintado oscurecido • Sensor de lluvia y luz
• Sensores de aparcamiento traseros
• Radio digital DAB • Retrovisores con plegado eléctrico automático 

Pack Visual 

• Faros Full LED
• Luces diurnas LED • Luces traseras LED • Navegador

- Luxury 

• Llantas de aleación de 18” nuevo diseño (215/4SR18) • Faros Full LED, luces diurnas y traseras LED
• Retrovisores con plegado eléctrico automático
 • Acceso inteligente sin llave • Asistencia a la frenada en ciudad trasera • Head Up Display a color
• Control de ángulo muerto (BSM)
• Detector de fatiga • Equipo de sonido Bose® con 9 altavoces • Cristales traseros con tintado oscurecido • Sensor de lluvia y luz
• Radio digital DAB • Cámara de visión trasera
 • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros
• Reconocimiento de señales (solo si equipa navegador) 

Pack Premium (cuero) 

• Tapicería de cuero blanco
• Asiento del conductor regulable eléctricamente 

Pack Safety (Siempre con Pack Premium) 

• Sistema de aviso y prevención de cambio de carril • Faros LED adaptativos
• Control de crucero adaptativo por radar
• Sistema de asistencia a la frenada en carretera 

Navegador 

• Reconocimiento de señales

Llega a los concesionarios durante este mes de diciembre, con una garantía de 3 años o 100.000 kilómetros y con los precios que puedes ver más abajo. Los precios, SIN INCLUIR la campaña de lanzamiento que tiene un descuento de 1.700 euros en los motores de gasolina y 2.200 en los diésel, los tienes a continuación:

1.5 G 100 CV cambio manual: Desde 17.750 euros.

2.0 G 120 CV cambio manual: Desde 20.725 euros.

2.0 G 120 CV cambio automático: Desde 22.525 euros.

2.0 G 165 CV cambio manual: Desde 22.225 euros.

1.5 D 105 CV cambio manual: Desde 22.625 euros.

1.5 D 105 CV cambio automático: Desde 24.425 euros.

2.2 D 150 CV cambio manual: Desde 24.225 euros.

2.2 D 150 CV cambio automático: Desde 26.025 euros.


Aún así, si te interesa buscar otro vehículo con carrocería de tipo compacto, entra en nuestro recomendador.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alfredo Rueda

Alfredo Rueda

Periodista apasionado de todo lo que tenga motor: Coches, motos y ahora, también, cacharritos con alas...

Todo sobre

Mazda

Modelos de Mazda más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches