Prueba

Motos

Prueba del Kymco Super Dink 125 cc 2017: listo para reinar

Prueba del Kymco Super Dink 125 cc 2017: listo para reinar

Rodrigo Fersainz

07/03/2017 - 03:02

En esta primera prueba del Kymco Super Dink 125 cc 2017, nos subimos por fin al esperadísimo scooter GT premium de la firma, que ha sido totalmente renovado, en 125 cc y 350 cc, que está listo para seguir reinando en el mercado español de las dos ruedas, sobre todo, en la primera cilindrada, la que se puede conducir con el A1 o con el carné de coche con una antigüedad mínima de tres años.

Desde que se lanzó al mercado en 2009, no sólo ha liderado los ranking de ventas en España, sino que ha sido la única motocicleta en estar siempre en el 'top 3' de las matriculaciones españolas. Y aunque estaba preparado desde algún tiempo, la firma taiwanesa había decidido postponer un poco el que iba a ser su más esperado lanzamiento para que no se viera afectado por la guerra de descuentos de finales de 2016 destinados a eliminar el 'stock' de los modelos Euro 3. Pero, al fin, ya está aquí nuestra prueba del Kymco Super Dink 125 cc 2017, un nombre que vuelve para reinar claramente en el competido segmento de los scooters con carnet de coche.

 

Prueba Kymco Super Dink 2017 lateral

Nueva, nueva y nueva

Hemos estado en la presentación del modelo, que ha tenido lugar en la provincia de Ciudad Real, para contarte de primera mano nuestras primeras impresiones a los mandos de este esperadísimo scooter de pequeña y mediana cilindrada, que montará una mecánica de 125 cc y otra de 350 cc.

Prueba del nuevo Kymco Super Dink 350 cc 2017.

Como ya te contábamos hace unos días, el nuevo Super Dink era una moto concebida como otro vehículo, no como un rediseño de su antecesora, y eso se percibe desde mucho antes de arrancar: nuevas líneas, nuevas cotas, nuevas mecánicas, nuevo tarado de suspensiónes, nueva disposición del cuadro de instrumentos, nueva iluminación y nueva gama de colores (Blanco Puro mate, Rojo Núcleo mate -ambos, procedentes del Kymco K-XCT-, Gris Stone mate y Negro Fulgor brillante).

Kymco Super Dink: más deportivo.

Y, entre tanta novedad, las mismas ganas de ofrecer la mejor calidad/precio en el segmento de los scooters GT 'premium' para llevarse de calle el mayor volumen de clientes posibles.

A los mandos

A moto parada, uno ya se da cuenta de que esta montura tiene argumentos más que de sobra para lograr su objetivo. Desde el principio, destaca su silueta, bastante diferenciado del Kymco Xciting, del mencionado Kymco K-XCT 125/300 -más corto y reducido-, del recientemente lanzado Kymco Grand Dink 2017 125/300 cc y, por supuesto, del Kymco Super Dink 125/300 que conocíamos, y muy bien, hasta ahora. La nueva Kymco Super Dink 2017 el frontal es especialmente complejo, cuenta con un doble faro enmarcado con luces diurnas de LED que rodean la óptica de cruce y la de largo alcance. Los intermitentes, también de LED, se han separado intencionadamente para que su iluminación sea aún más perceptible. Detrás, esta tecnología lumínica más distinguible y eficiente es la encargada de albergar posición y freno, si bien, para los intermitentes se ha recurrido a bombillas convencionales.

 

Me acomodo por fin en su ergonómico y confortable asiento, que ahora resulta más 'anatómico' gracias a una disposición y a un mullido especialmente diseñados para España. Al igual que comentábamos en la prueba del Gran Dink, en la nueva Super Dink 2017 notas un sillín que recoge bastante más los riñones, a cambio, eso sí, de no dejarte margen para desplazarte hacia atrás si tu envergadura requiere un poco más de espacio (el pasajero viaja ahora notablemente más cómodo por la configuración de la parte posterior del sillín -que vuelve a albergar mucho espacio debajo para llevar dos cascos integrales- y por los nuevos estribos -la otra Super Dink no llevaba- retráctiles y provistos de goma antideslizante, que cumplen su función aunque no ajustan óptimamente en la carrocería cuando los pliegas.

 

Prueba Kymco Super Dink 2017 trasera

En cuanto al piloto, si tienes cierta estatura como yo -en mi caso, mido 1,90 m- te encontrarás un poco justo en la postura de conducción: durante esta primera toma de contacto, no consigo reglar los retrovisores (por cierto, también diseñados exclusivamente para nuestro mercado) del todo bien y viajo francamente incómodo si uso los apoyapiés elevados... aunque tengo que reconocer que no me doy con el manillar en las rodillas aun con la rueda totalmente girada y la protección aerodinámica, en conjunto, es soprendentemente gratificante. Parte de la responsabilidad de esto último la tiene la pantalla frontal, 10 cm más alta que en el resto del mundo, aunque con las mismas dimensiones que en la Super Dink anterior. Según me cuentan desde Kymco, parece más corta, sin embargo, porque la instrumentación aquí está un poco más elevada.

Motor más afinado y eficiente (Euro 4)

Al arrancar, la rumorisad es mínima, como viene siendo marca de la casa hace años. El renovado motor monocilíndrico de 125 cc, 4 tiempos, 4 válvulas e inyección desarrolla ahora 13,3 caballos, uno menos que en la anterior Super Dink, para adaptarse a los requisitos de la exigentes normativa antiemisiones Euro 4. Esto se traduce en que la moto acelera muy bien entre las 7.000 y 9.000 rpm -en la marca aseguran que han conseguido una curva de potencia más limpia y optimizada- pero le cuesta más que se antecesora alcanzar los 100 km/h y llegar a una punta de 100-110 km/h (lo mismo que observamos durante la prueba del nuevo Kymco Agility City 125 cc, respecto al modelo 'jubilado'.  

 

Prueba Kymco Super Dink 2017 lateral

Aunque este modelo está concebido para que su terreno natural sea la ciudad la prueba del Kymco Super Dink 125 cc 2017 discurre por carreteras secundarias y ya aquí se pueden poner a prueba sus aspiraciones 'GT'. A falta de esas prestaciones, es cierto que el chasis se comporta muy bien, al igual que los frenos, con poderosos discos de 260 mm y 240 mm más ABS Bosch 9.1 -el mejor que tiene el fabricante de componentes alemán- tan eficaz como poco intrusivo.

Por su parte, el tarado de la suspensión -más firme que el de la Grand Dink-, también aporta una buena dosis de aplomo, seguridad y sensación de confort, aspectos que se han cuidado especialmente en esta nueva Super Dink. A ello también contribuye lo suyo el nuevo cuadro de instrumentos, muy completo y con iluminación en blanco -ya no en azul- que informa claramente de velocidad, revoluciones por minuto, kilómetros totales y parciales, temperatura exterior y del motor, gasolina, consumo, reloj horario, carga de batería e intervalos de mantenimiento.

Ya está disponible

El nuevo Kymco Super Dink 125 cc 2017 ha llegado pisando muy pero que muy fuerte. Ya está disponible en los concesionarios por un precio de 4.299 euros, con un año de seguro a terceros y de robo (a todo riesgo, por 65 euros más) y dos años de garantía (ampliables a cuatro por 75 euros).  

Lo peor: prestaciones (velocidad máxima), acabados de algunos elementos (estribos para el pasajero y tapas de depósito y guanteras), indicador de la temperatura del motor un poco impreciso (sólo dispone de tres franjas).

Lecturas recomendadas

Rodrigo Fersainz

Redactor jefe de Reportajes, Competición y Motos

Coches, motos, lavadoras, marcapasos... Pruebo todo lo que pase por mis manos ¡y siempre, a la carrera!

Seguros de moto

Toda la información de pólizas y seguros de moto, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros