Prueba

Motos

Prueba del Kymco Miler 125: ¡a por las nuevas conductoras!

6

Rodrigo Fersainz

03/04/2017 - 13:06

Probamos el Kymco Miler 125, un modelo complementario al Agility City con el que la firma taiwanesa sorprende ahora para captar, especialmente, la atención de nuevas conductoras. Hemos podido rodarlo en Barcelona y luego, testarlo a fondo en Madrid...y te contamos por qué, seas chico o chica, resulta interesante si buscas una moto básica con buena calidad-precio.

Durante el Salón de la moto Motoh! de Barcelona 2017, el fabricante taiwanés ha presentado oficialmente este modelo, un scooter de rueda alta especialmente pensado para el público femenino con el que pretende complementar a uno de sus últimos y más exitosos superventas, el nuevo Kymco Agility City (véase la prueba aquí)

¿Por qué un scooter "para chicas"? Desde luego, en cualquier contexto, hoy día cuesta un poco justificar este argumento sin riesgo de caer en tópicos sexistas. Sin embargo, en el mundo de la moto, hay elementos objetivos, como la altura y el peso, en los que algunas personas se fijan especialmente, en su mayoría, mujeres.

Nuevo Kymco Agility 125: el nuevo rueda alta para chicas.

Y por eso, los argumentos de Kymco van por estos derroteros más pragmáticos, pues dicen que que lo que han querido es hacer un scooter aún más fácil de conducir por su ligereza, menor altura del asiento, reparto de pesos, prestaciones y manejabilidad, de tal manera que puedan llegar mejor a ese público femenino que busca pasarse a la moto pero no se ve capaz, ya sea por propia envergadura o por inexperiencia.

 

Por ello, esta nueva propuesta de 125 cc pretende que todo el que lo conduzca llegue bien al suelo y no se necesite mucha fuerza para hacerse con ella. Además, los acabados y los colores también están más enfocados para ellas, si bien, en esta primera toma de contacto, da la impresión de que el nuevo Kymco Miler 125 tiene argumentos perfectamente 'unisex' para seducir a todos y a todas en cualquier ciudad por la que pretendas moverte a un precio muy competitivo y sin complicaciones. 

Por ejemplo, Barcelona

Uno se aproxima a este scooter y lo primero que piensa es que, en efecto, se parece mucho al nuevo Kymco Agility City, sólo que sus formas más redondeadas que afiladas o agresivas. Y aunque el baúl trasero Shad que viene en ambas de serie (desmontable, con cerradura y capacidad para algo más que un casco integral, con acolchado exterior para el pasajero como especificación propia del mercado español) acentúan un poco este parecido, al primer golpe de vista ya notas muchas diferencias. De hecho, tanto en el Blanco Ice, como en el Gris Stone, como en el exclusivo color Marrón Moka, se percibe un ligero refinamiento.

A moto parada, también se nota que este vehículo pesa menos que el Agility. El mullido del asento resulta cómodo y la posición de los pies, más que correcta, apoyados en un práctico suelo plano, en el que se pueden dejar cosas para trayectos cortos en el gancho plegable que hay entre las piernas o en el que hay fijo en el escudo (este último parece especialmente pensado para dejar un bolso, por ejemplo). 

Una moto alegre y pintona

Nada más girar la llave de contacto, sólo se ilumina el testigo amarillo (de fallo de motor) a modo de prueba, sin ‘saludos’ iniciales ni coreografía de lucecitas: unicamente, el velocímetro, luces de intermitente, cuentakilómetros total (analógico, de 'rodillo'), nivel de combustible... y ya.

A continuación, arranco y el sonido del motor promete emisiones contenidas (como todo lanzamiento de la marca desde mediados de 2016 ya es Euro 4), pero algo más de tirón que el de la Agility. El caso es que sin curvas de potencia en la mano, la sensación es que este Miler es más ágil y juguetón y su comportamiento, en general, igual de acertado e incluso mejor, tanto al dar gas como al frenar. 

 

De hecho, parece acertado que la primera toma de contacto se produzca precisamente en Montjuïc (luego la probaríamos a fondo en Madrid y alredores): tradicionalmente, en Barcelona se concentraba la mayor cantidad de scooters de rueda alta de toda España (mercado dominado especialmente por el Honda SH Scoopy) y Kymco quiere presumir de productos que le hagan sombra o incluso lo superen en ventas, sin el menor complejo.

Además, en este monte hay muchos desniveles en los que probar, sobre todo, la aceleración del nuevo vehículo -de 125 cc y 9,52 CV- y su frenada. La aceleración del nuevo Kymco Miler 2017 resulta correcta para coger buena velocidad en territorio urbano. Más adelante, eso sí, tendremos la ocasión de hacer un test a fondo para comprobar cómo se comporta en carretera por si sales al extrarradio, sus recuperaciones y, sobre todo, su velocidad punta. Pues bien, aunque la aceleración, en efecto, no es brillante, cumple. Y está a la altura de otros modelos de la competencia en el segmento de las 125 de rueda alta. Le cuesta un poco en cuanto el terreno 'pica' hacia arriba, pero llanea bien por carretera a 90-100 km/h (como se adivina al ver la zona roja marcada en el velocímetro y que empieza justo en esa cifra) y uno puede adelantar hasta a 110 km/h sin que el motor corte.  

La frenada, por su parte, es combinada tipo SBC (como alternativa al ABS), si bien, el reparto entre ambas ruedas parece muy acertado y, en la trasera, se nota muchímismo la mejora respecto al Agility City, pues el Kymco Miler dispone de freno de disco en lugar de tambor. 

Lo que acaba (y empieza) siendo muy incómodo en cuanto coges un poco de velocidad es el comportamiento de la suspensión delantera: con transportín trasero o sin él, el manillar vibra. Esto es una tendencia que también notamos en otros scooters similares, con una configuración similar -como el SYM Symphony ST 125 cc o el mencionado Kymco Agility City 125 cc, pero aquí desde luego, las vibraciones son notables e incómodas.   

Precio del nuevo Kymco Miler 125

Durante la presentación, también hemos conocido el precio de este 125 Euro 4, lo que lo hace todavía más competitivo respecto a sus rivales en este competidísimo sector: 2.399 euros, con un año de seguro incluido, con cobertura de robo (a todo riesgo, por 65 euros al mes) y dos años de garantía (extensible a tres y cuatro años por 95 euros más).  

Fotos Kymco Agility City

 

Conclusión

Lo mejor

Calidad/precio, diseño, transportín de serie y desmontable (llave independiente), ligereza, frenos de disco, manejabilidad, Euro4, supera los 100 km/h

Lo peor

Suspensión delantera muy rebotona, tapa del depósito en vertical, poca info en el cuadro, aceleración escasa.

Lecturas recomendadas

Rodrigo Fersainz

Redactor jefe de Reportajes, Competición y Motos

Coches, motos, lavadoras, marcapasos... Pruebo todo lo que pase por mis manos ¡y siempre, a la carrera!

Seguros de moto

Toda la información de pólizas y seguros de moto, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros