Prueba

Motos

Prueba Kymco AK 550: El ‘anti T-Max’

Alfredo Rueda

27/06/2017 - 18:59

Con casi 54 CV de potencia, el AK 550 significa el estreno de Kymco en el segmento de los scooter ultra-deportivos. Y lo hace a lo grande, con un nuevo motor con 550 CC y 45 patentes nuevas además de una APP para que te mantengas conectado a esta moto tan futurista. La hemos probado ¡y en circuito!

Hace aproximadamente unos cinco años nació el proyecto del nuevo Kymco AK 550. Las primeras dudas sobre este concepto planteaban si sería mejor una deportiva, una sport-turismo o una turismo. Lo que sí estaba claro es que debía ser pasional y tener una carga importante de parte emocional. Y aunque la marca no lo confiesa, la Yamaha T-Max se convirtió en su objetivo.

En los dos años siguientes se destruyeron hasta cuatro modelos de arcilla diferentes. Pero es que en 2015 se desecharon hasta 70 elementos que intervenían en la acústica. Todo esto da una idea del esmero con el que se ha construido esta moto.

Sus 45 patentes lo avalan. De entre ellas destacan dos: es el único scooter con la transmisión totalmente separada del motor, y dos, es el primer scooter inteligente de Kymco que cuenta con un sistema propio de conexión al móvil, a través de una APP llamada Noodoe.

Vídeo: Así se mueve el nuevo KYMCO AK 500

 

El motor: la estrella de la Kymco AK 550

El motor aglutina una buena cantidad de estas patentes y, desde luego, es la parte que se ha trabajado con más esmero. La separación entre motor y transmisión mejora el rendimiento y su eficiencia, además de cumplir con la exigente normativa de emisiones EURO 4 y de contar, por ello, con un impuesto de matriculación reducido.

Con un consumo medio de 4,8 litros cada 100 km, su motor bicilíndrico de 550 CC y 53,7 CV de potencia, es una auténtica maravilla de la ingeniería. Compacto, ligero y con una entrega de potencia suave y lineal pero contundente, según hemos probado en el Circuito de Ascari, en Ronda (Málaga). Claro que lo hemos hecho en su modo ‘full power’, porque existe otro, denominado ‘rain’ que reduce aproximadamente en 10 CV la potencia en toda la banda.

 

kymco_peq2

En esas condiciones tan ideales, quizá hasta utópicas para un usuario medio que difícilmente entrará con ella en un circuito, sus 230 kilos de peso parecen ser muchísimos menos. La Kymco AK 550 se muestra muy, muy deportiva, gracias a una parte ciclo que sorprende por la ligereza y aplomo que aporta al conjunto, comenzando por un bastidor doble viga de aluminio ultraligero (solo 13,5 kilos) y terminando por un reparto de pesos prácticamente del 50% a cada eje, que proporciona una estabilidad en recta y en curva, en plena tumbada, realmente sobresaliente. Es cierto que en rápidos cambios de dirección, en las chicanes del circuito, cuesta un poco meterla, pero compensa con creces con la estabilidad que te comento. Incluso en fuertes frenadas ya ligeramente inclinado para afrontar un viraje, se mantiene sin descomponerse y se acerca bastante a lo que puedes sentir con una buena moto deportiva.

 

Respecto a los frenos, lleva latiguillos metálicos de serie, pinzas Brembo de anclaje radial y ABS Bosch 9.1, un equipamiento 'premium' que garantiza un tacto muy bueno y una potencia dosificable, incluso cuando se les exige el máximo, como puede ser en un circuito. Lo único que me ha parecido criticable es que el ABS entra muy deprisa en la rueda trasera. Otro elemento importante de su equipamiento de serie son los neumáticos Metzeler radiales Feelfree en medidas 120/70 15 delantero y 160/60 R15 traseros que proporcionan un agarre magnífico en una pista como la de Ascari. Esto significa también que, por primera vez, una Kymco monta como primer equipo unos neumáticos que no están hechos en Taiwán.

Su postura de conducción está bien, aunque me hubiera gustado que la plataforma reposapiés tuviera algo más de recorrido hacia atrás, para apoyar mejor los pies en las fuertes inclinaciones que se pueden realizar en un circuito. Pero claro, también hay que pensar que éste no va a ser su hábitat natural, y ni siquiera seguramente esporádico como dije antes.

También resulta de lo más práctica

Bajo el asiento, que tiene apertura por amortiguación hidráulica y luz led, hay hueco para un casco y alguna cosa más, algo que también puedes distribuir en sus dos guanteras delanteras, Y en el exterior, no hay bombilla alguna. Toda la iluminación es full LED. Mención aparte merece el cuadro de instrumentos, con tres pantallas TFT de lo más espectaculares y que puedes ver aquí, en el que podrás conectar tu Smartphone a través de la APP Noodoe.. En teoría (yo no fuí capaz de 'conectarme' en el ratito que lo intenté), con ella podrás ver mensajes, llamadas perdidas o presentar en una de las esferas de su cuadro la información meteorológica con símbolos o iconos, elegir entre un reloj analógico o digital;  e incluso crear diseños con fotos propias, personalizando el fondo de la esfera. Algunas de las cosas que puedes hacer con ella y en qué momento lo puedes hacer, se puede ver en la siguiente infografía:

 

infografia_noodoe_kymco_peq

*Si no la puedes ver bien o la ves borrosa, pincha aquí.

Pero casi lo más interesante de este vehículo es que todas estas cualidades las ofrece por bastante menos dinero que su rival directo y en el que ha puesto su punto de mira, el T-Max de Yamaha. Y es que la Kymco AK 550 cuesta 9.949 euros, más de 2.000 euros por debajo de lo que cuesta la japonesa. Y eso no es todo… además, incluye seguro con cobertura de robo, algo muy valioso si tenemos en cuenta el vehículo tan ‘goloso’ del que se trata. 

Llegará a España en septiembre, seguramente con alguna campaña de descuento que hará esta Kymco AK 550 mucho más apetecible todavía.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alfredo Rueda

Alfredo Rueda

Periodista apasionado de todo lo que tenga motor: Coches, motos y ahora, también, cacharritos con alas...

Seguros de moto

Toda la información de pólizas y seguros de moto, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros