Prueba

Motos

Prueba KTM 1290 Super Adventure 2017: lo más trail de KTM

Diego De Arístegui

03/02/2017 - 15:52

La más grande de las trail de KTM se presenta con tres versiones adaptadas diferentes utilizaciones. Toda la tecnología de la marca de las motos naranjas está en la KTM 1290 Super Adventure, una moto viajera, pasional y aventurera.

Prueba KTM 1090 Adventure 2017: la pequeña crece

La KTM 1290 Super Adventure sustituye a la 1190 ofreciendo tres versiones con un carácter bien diferenciado. La S apunta a aquellos que quieren una maxitrail pero no quieren renunciar a disfrutar en tramos de curvas con buen asfalto y valoran las prestaciones en carretera. La 1290 T está pensada para los que buscan la máxima comodidad y disfrutan de su moto realizando largos viajes pero no quieren una GT, sino una moto que les permita abandonar el asfalto con garantías. Y finalmente la versión R es la que tiene un carácter más off-road y antepone la clásica polivalencia de las trail.

Grande, cómoda y equipada

Es una maxitrail, así que a nadie le debe asustar su volumen. Además parece encoger en cuanto nos ponemos en marcha y adquirimos cierta velocidad, excepto por sus prominentes maletas laterales, que son bastante anchas y debemos tener precaución al circular por ciudad y al hacer maniobras.

La 1290 cuenta con regulación en altura del asiento en dos posiciones, también se puede regular el manillar y las estriberas, así que no hay excusas para no encontrar la posición deseada. La pantalla se regula en altura y también el cuadro de instrumentos, que está formado por una pantalla TFT de 6,5 pulgadas con cristal Gorilla como el de los iPhone.

Vídeo: Prueba KTM 1290 Super Adventure 2017

En la pantalla se muestra toda la información necesaria junto con las debidas alertas (hasta la que avisa de la posibilidad de hielo ante bajas temperaturas), la visualización es muy buena incluso bajo sol intenso. Se controla desde la piña izquierda y los menús son sencillos, además puedes configurar la cantidad de información mostrada y también dos accesos directos para acceder a las funciones que más utilices.

Equipa de serie arranque sin llave, retroiluminación para las piñas de luces, intermitentes con función de apagado automático, un cajón hermético para el teléfono móvil con cargador, toma de 12 V bajo el cuadro de instrumentos, control de la presión de los neumáticos, suspensión semi-activa, cuatro modos de conducción, control de velocidad, control de tracción, C-ABS con actuación en curva, embrague antirrebote y un sistema que es capaz de evitar el bloqueo de la rueda trasera en retenciones sobre firme deslizante acelerando levemente el motor para evitar el bloqueo.

Mención aparte merece el faro delantero full-LED, que cuenta con seis bombillas con función de iluminación activa en curva que se van encendiendo en función del ángulo de inclinación de la moto. Entre estas bombillas se ubica un gran módulo de aluminio que se encarga de refrigerar el faro sin necesidad de recurrir a un electroventilador.

Sobre un chasis multitubular se ancla el motor bicilíndrico que desarrolla, ni más ni menos, que 160 CV de potencia. Suspensiones WP con control electrónico personalizable y unos frenos Brembo que se encargan de detener el enorme conjunto.

Probando la KTM 1290 Super Adventure

Hemos probado la versión S de la 1290 y es una moto que sorprende, no te esperas un comportamiento así cuando la ves en parado. Su apariencia de moto mastodóntica no parece permitir enlazar curvas con fluidez y sin necesidad de prepararte a conciencia en el gimnasio. Sí, cuando ruedas deprisa te cansa más que una moto más ligera, pero te permite rodar deprisa por tramos revirados, que ya es mucho para un moto de sus dimensiones.

El motor es increíble, empuja desde abajo y no decae hasta mucho más allá del aviso parpadeante que se muestra en la pantalla a partir de 7.000 rpm. Tiene rabia, pero lo bueno es que el chasis y las suspensiones son capaces de digerirla. En modo Confort las suspensiones presentan hundimientos, pero para rodar en autovía es una delicia. En modo normal encontramos un equilibrio para un uso medio. Y en Sport disfrutaremos de una moto que te permite frenar más de lo que esperas con el freno delantero en la entrada de las curvas.

Dependiendo del peso de cada uno y de la agresividad de la conducción puede parecernos un poco blanda. A mí me lo pareció en conducción al ataque en curvas, pero regulando la precarga como si llevase equipaje encontré lo que necesitaba.

Los modos de conducción no sólo influyen en la respuesta del acelerador (el modo Rain además reduce la potencia), también afecta a las ayudas a la conducción hasta el punto de que en modo Sport puedes descubrirte saliendo de las curvas con la rueda trasera deslizando o con la delantera despegando del asfalto.

No parece que estemos hablando de una maxitrail ¿verdad? Ahí está el punto fuerte de esta KTM, no sólo es una moto amplia, cómoda y tecnológica, también es una moto con la que puedes divertirte en muy diferentes terrenos.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Diego de Arístegui

Diego De Arístegui

Redactor MotoGP de AutoBild.es

Te cuento la actualidad del Mundial de MotoGP y también todo lo que rodea al mundo de las dos ruedas. Keep Calm and ¡GAS!

Seguros de moto

Toda la información de pólizas y seguros de moto, con un comparador de seguros de coche y moto.

Ir a seguros