Prueba

Prueba BMW Serie 5 Touring 2017: para familias con clase

Alfredo Rueda

11/05/2017 - 10:12

En esta prueba del BMW Serie 5 Touring 2017 verás que, tras 25 años desde su aparición, esta quinta generación es la más avanzada, refinada, tecnológica y eficiente de su historia. En junio llega a España, con un precio que parte de los 52.400 euros.

En 1991 se lanzó la primera generación y hasta el día de hoy se han vendido en todo el mundo más de un millón de ejemplares. Ahora, llega el BMW Serie 5 Touring 2017, es decir, la quinta generación, y aquí tienes su primera prueba.

Antes de comenzar con las buenas, muy buenas sensaciones que me ha provocado este familiar de altos vuelos, te recomiendo que leas este artículo, donde te avanzamos sus primeros datos desde el Salón de Ginebra 2017. Si te da pereza pinchar el enlace, te resumo sus nuevas características en un coche que le va a poner las cosas muy difíciles al reciente Mercedes Clase E Estate 2016, su principal competidor en el segmento.

Para empezar, el BMW Serie 5 Touring 2017 es más grande en todas sus cotas. Especialmente en su longitud, ya que crece en 3,6 cm, aunque este aumento de tamaño general no implica mayor peso. Todo lo contrario: este BMW es ahora 100 kg más ligero de media. Y esto se ha conseguido, en parte, por la utilización de aluminio en diversas partes de la carrocería, como en el portón posterior, donde se han ahorrado 4,5 kilos.

BMW_520d_Touring_052

Estéticamente, por supuesto, se basa en el BMW Serie 5 2017, pero a partir del pilar C, es donde están las lógicas diferencias. Es de los pocos familiares que mantiene la luneta trasera practicable, un acierto para introducir cualquier tipo de objeto si no podemos o no queremos abrir el portón trasero entero, algo que podremos hacer pasando el pie por debajo del mismo de forma opcional. A partir de aquí, accedemos a la parte más interesante de este familiar y por la que muchos se decantarán por su compra: su maletero. Es 40 litros más capaz que antes y llega hasta los 570 litros de capacidad, pudiendo alcanzar los 1.700 con los asientos traseros abatidos, lo que también supone un aumento de 30 litros respecto a su predecesor. También incrementa su capacidad de carga en 120 kilos, llegando hasta 720 o 730 kg dependiendo de la variante del modelo. 

El interior, por supuesto, también crece, con más espacio para los pasajeros traseros, sobre todo en anchura, lo que permitirá colocar hasta tres sillitas para niños. Delante, lo más destacable es la menor intrusión en la cabina del panel de instrumentos, heredado de su hermano mayor el BMW Serie 7, con lo que ha aumentado la sensación espacial. Respecto a la calidad de los materiales y sus ajustes es difícil por no decir imposible mejorar nada, cuando son prácticamente perfectos. Como sucede en el Serie 5 normal, el familiar también hereda tecnología del BMW Serie 7, como el sistema de aparcamiento remoto o el sistema de asistencia de dirección y mantenimiento de carril, una tecnología de conducción semiautónoma que funciona hasta una velocidad de 210 km/h.

BMW_520d_Touring_088
Mención aparte merece la pantalla de control táctil de alta resolución de 10.25 pulgadas del sistema de control iDrive. Sus funciones de conducción, navegación, comunicación e infotainment se podrán controlar de forma táctil, por voz, mediante el botón central y ahora también, por control gestual. Entre sus múltiples funciones de conectividad e infoentretenimiento, destaca la comunicación car-to-car, mediante la cual el coche informa a otros BMW de su entorno de cualquier incidencia en la ruta.

Motores disponibles

Estará disponible con un total de cuatro mecánicas diferentes. Dos de gasolina: 530i con 252 CV y 540i xDrive con 340 CV; y dos propulsores diésel: 520d con 190 CV y 530d de 265 CV, esta última también disponible con tracción xDrive por 1.800 euros más. Todos vienen de serie asociados a una caja de cambios automática de ocho velocidades, a excepción del 520d que traerá de serie la manual de seis velocidades y, por 2.582 euros más, la automática Steptronic de ocho. Mientras, el 540i será el único motor con el sistema de tracción total xDrive de serie... de momento, porque después del verano también se podría incorporar en otros motores.

Una dinámica sorprendente

El ahorro de peso representa el principal elemento diferenciador con la anterior generación. Como parte del equipamiento de serie se incluye una suspensión neumática en el eje trasero con control automático de la altura. De manera opcional, se ofrece el control de amortiguamiento dinámico, el sistema Adaptive Drive con estabilización activa antivuelco, la dirección activa integral disponible ahora en combinación con xDrive y la suspensión deportiva M, junto con una altura rebajada en 10 milímetros. 

BMW_520d_Touring_045

Ya, pero seguro que estás preguntándote: ¿cómo van? En las cercanías de Múnich he tenido la oportunidad de probar las dos mecánicas diésel. La primera, de 190 CV y cuatro cilindros ya debería de bastarle a cualquiera, por su nivel de prestaciones, pero es cierto que este coche es grande y puede llevar cinco adultos y su equipaje, que puede ser mucho, y solo en estas circunstancia puede que eches de menos algo más. De todas formas me ha sorprendido su agilidad general, su aplomo en virajes y, sobre todo, su bajo nivel sonoro y de vibraciones. Al volante es una delicia y su refinamiento es tal que te hace dudar si llevas de verdad un motor diésel bajo el capó. 

Claro que después conduje el 530d, con 75 CV y dos cilindros más. Y esos seis cilindros en total responden mucho mejor a cualquier demanda del acelerador, con una entrega de potencia prácticamente instantánea que te deja pegado literalmente al asiento. Sus 620 Nm (400 en el 520d) también se hacen notar, pero sobre todo, el refinamiento es tal que ya este sí que pasaría por un motor de gasolina. Hacía tiempo que un motor diésel no me gustaba tanto. Son 12.300 euros de diferencia entre uno y otro, pero si tienes una familia crecidita, piénsatelo. Sólo gasta un poco más (0,2 l/100 km hasta alcanzar los 4,7 litros, otra cifra que me parece espectacular para un seis cilindros) y la compensación en recuperaciones va a ser muy satisfactoria.

Los distintos modos de conducción, adaptan perfectamente la filosofía del coche a la personalidad del conductor o a su estado anímico. En el Sport, parece que el coche gana potencia y pierde kilos. En el confort, viajarás con la comodidad que le puedes presuponer a un coche como éste.

En cualquier caso, uno de los mejores familiares premium que he probado últimamente y que tendrás en junio en España desde 52.400 euros, un precio que no se me antoja nada excesivo, visto el redondo producto que tendrás en el garaje.

A continuación tienes todos los precios de las versiones que se van a comercializar en junio en España.

precios_serie5_touring

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alfredo Rueda

Alfredo Rueda

Periodista apasionado de todo lo que tenga motor: Coches, motos y ahora, también, cacharritos con alas...

Todo sobre

BMW Serie 5 Serie 5 Touring

Acabados de BMW Serie 5 Touring 2017 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre BMW Serie 5

Buscador de coches