Prueba

Audi A3 Cabrio 2014: carácter aspiracional

Alejandro Palomo

18/06/2014 - 09:10

Ya hemos probado el nuevo Audi A3 Cabrio 2014. Está disponible con tres motores: gasolina de 140 y 180 CV y un diésel de 150 CV. Más tarde, llegará la versión de acceso de 125 CV por unos 34.000 euros. ¿Quieres saber más?

Está claro, este Audi A3 Cabrio 2014 será la guinda que adornará el bonito pastel que le ha quedado a los germanos de los aros con el nuevo Audi A3 Sedán. Y es que la nueva generación ha heredado la estética de su hermano de tres volúmenes. El resultado es muy, pero que muy bonito. Con o sin capota, ¡da lo mismo!

El nuevo A3 descapotable se desmarca así de su actual gran rival: el también 'guaperas' Mercedes CLA (que no ofrece una carrocería abierta). Pero no nos olvidemos de que le acecha la desafiante y sensual sombra de la versión sin techo del sexy BMW Serie 2. La lucha promete ser feroz. Aunque eso aún no ha llegado. Así que, por ahora, centrémonos en el de Ingolstadt.

¿En qué ha cambiado el nuevo Audi A3 Cabrio 2014?

Para empezar, ha crecido. Los 4,24 m de longitud del anterior pasan  a 4,42 m; algo lógico, debido al nuevo voladizo trasero. También ha aumentado a lo ancho dos centímetros más, para ponerse en 1,70 m. Lo mismo que su distancia entre ejes (2,6 m), igual por tanto que la variante cerrada de tres pueras y no que el sedán de cinco. Curioso. Lo que sí ha menguado es su altura en 15 cm (ahora mide 1,41 m; que aún se reducen 10 cm más cuando monta el tren de rodaje S-line).

¿Quieres más diferencias? Pues aquí tienes otra: el peso de la versión más ligera del Audi A3 Cabriolet 2014 es 60 kg más ligero: 1.345 kg. Este adelgazamiento se debe a la ya conocida plataforma MQB, a su capó realizado en alumino y a la capota y su mecanismo, que solo pesa 50 kg, por ejemplo.

Estéticamente, además de que ya tiene 'culo', también cambia al adoptar el marco del parabrisas en aluminio (como el resto de descapotables de la marca). Otra cosa en la que ha evolucionado respecto a su antecesor es que ya no lleva los arcos antivuelco. De la seguridad en caso de que las cosas se ponga bocarriba se encargan dos pilares escondidos que se disparan automáticamente si hiciera falta.

Audi A3 Cabrio 2014: lo que de verdad importa es la capota

Sí, sigue siendo de lona. Pese a sus contras, el techo de tejido es indispensable para otorgarle esa aura de coche elegante y estiloso que busca el nuevo Audi A3 Cabrio. Aunque los coches que tenía disponibles durante la prueba solo la tenían negra, cuando se venda estará disponible  en tres colores diferentes.

Su construcción es totalmente nueva y posee tres capas de grosor. Como opción, Audi ofrece una capota acústica, que  tiene entre medias una capa de espuma más gruesa de lo normal. Esto la hace algo más pesada, pero aisla mejor a los ocupantes del exterior.

El que yo probé la llevaba y, aunque el aislamiento es bueno (sobre todo, si lo comparamos con respecto a cualquier descapotable con techo de lona de lustros pasados) dejaba pasar bastante la huella sonora de las inclemencias del clima que me tocó (llovía, y bastante). Las gotas hacían un ruido considerable y, sobre todo, el viento se hacía notar en la zona alta de las ventanillas (como cuando las llevas un poco abiertas sin querer en un coche cerrado). Pero bueno, tampoco pidamos peras al olmo...

La marca asegura que el Audi A3 Cabrio 2014 cumple el proceso de abrir y cerrar la capota en 18 segundos. Pero, te contaré algo: lo he podido probar por las carreteras de Mónaco y, durante un momento, las inclemencias del tiempo cesaron y me permitieron ir a cielo abierto durante unos minutos. Por cierto, bastante bien gracias a la calefacción en el cuello que llevaba la unidad en los asientos delanteros.

Cuando iba justo por la horquilla del puerto, comenzó de nuevo a llover, y rápidamente recordé que podía capotar el coche en marcha a una velocidad de hasta 50 km/h. Casi ni me hizo falta, ya que cuando terminó el proceso estaba entrando ya en el túnel. Aunque es posible que la maniobra me pareciera más lenta de lo normal debido a mis prisas, claro.

Si me preguntas qué tal la visibilidad trasera, te diré también que es bastante mejorable. Entre lo pequeño que es el retrovisor central, y las reducidas dimensiones de la luna trasera, tendrás que hacer bastantes esfuerzos para ver bien qué es lo que dejas o se te aproxima por detrás.

Audi A3 Cabriolet 2014: ¿Hay mucho menos espacio atrás? ¿Y el maletero?

Bueno, lo primero que hay que decir es que los dos pasajeros traseros (ya que hay que dejar bien claro que es un cuatro plazas de verdad) tienen más espacio (sobre todo para las piernas), debido al aumento de la batalla. Yo (que mido 1,80 m) iba bastante cómodo. Eso sí, tenía que tener cuidado al accionar la capota. Si no te apartas y separas la nuca del reposacabezas, el doblez de la lona te puede 'peinar' un poquito el cogote. Otra cosa más. Si quieres llevar el cortavientos (opcional y de serie en el acabado 'Ambiente') despídete de los pasajeros de atrás

Otra de las partes buenas del nuevo A3 Cabrio es que, al plegar la capota, esta ya no ocupa tanto espacio como en el modelo anterior, aunque sigue siendo obligatorio colocar antes el portacapotas del maletero para que te permita descapotarlo. El volumen disponible con el techo puesto es de 320 litros. Al guardarlo y colocar el portacapotas en su sitio, perdemos unos cuantos, y se nos queda en 275 litros. Pero si necesitas espacio, que sepas que podrás abatir los asientos traseros (por si necesitas meter los esquís, por ejemplo) y disponer de hasta 680 litros.

Los acabados y equipamientos del Audi A3 Cabriolet 2014

Este Audi A3 descapotable está a la venta desde abril y cuenta con tres niveles de acabado: Attraction, Ambition y Ambiente. El primero, el más austero, y los dos últimos orientados a lo deportivo y al confort, respectivamente.

Las llantas del Audi A3 Cabriolet 2014 pueden ser de 16 hasta 19 pulgadas, que son las que van ligadas al tren de rodaje deportivo. En cualquiera de los tres nombrados, las terminaciones son de primera: tactos sólidos allá donde toques, típico de Audi. Sobre todo, esos nuevos y llamativos aireadores circulares, con ese 'click' tan particular al abrirlos o cerrarlos; e idéntico diseño minimalista del salpicadero que su hermano cerrado, como era de esperar. Hay detalles en negro brillante o en aluminio, por ejemplo, y el tapizado de los asientos puede ser de tela, cuero y/o Alcántara, además de disponer de otros más deportivos con el reposacabezas integrado, como ya es norma.

Por lo demás, ya te puedes hacer una idea. Si nos ponemos a mirar las opciones, tendremos cosas como el equipo Bang & Olufsen, el MMI navigation plus con la pantalla de siete pulgadas o el Audi connect y la covertura de conexión de 4G, para navegar a placer por Internet. Además de sistemas de seguridad como el control de crucero adaptativo, el de cambio de carril involuntario con intervención en el volante, el Park assist, el Audi side assist (un avisador de ángulo muerto) o el pre sense front (con frenada ante colisión inminente).

La parte mecánica del Audi A3 Cabriolet 2014: motores, tracción y cajas de cambio

Cuenta con tres motorizaciones disponibles. El 1.4 TFSI gasolina de 140 CV y el 1.8 más potente de 180 CV. En la parte diésel, por ahora solo uno: el 2.0 TDI con 150 CV y 340 Nm. Todas ellas pasan la regulación de emisiones Euro 6 y bajan las cifras de contaminación un 12% respecto a las anteriores. Igual ocurre con el consumo, que baja otro 13%. Más adelante (quizá un mes después) aterrizará la versión de acceso, que lleva también el propulsor 1.4, pero desarrollando menos potencia (125 CV).

Esta es la que primero probé y la verdad que no le sienta nada mal. Mejor que la parca motorización de 105 CV de la generación actual, que parece no estar del todo a la altura para un coche de talante 'premium' como el A3. Como únicas pegas, un tacto muy diésel (con poca fuerza a bajas y relaciones de cambio que se me antojan algo largas) y un volante que sigue siendo algo grande para las tendecias contemporáneas del segmento. El consumo en una conducción completamente normal, pero con bastante 'ciudad', se quedó en unos 7,5 litros.

Todos ellos son de tracción delantera, aunque posteriormente en este Audi A3 descapotable podrá elegirse la tracción integral 'quattro' como opción (el reparto entre ejes en condiciones normales de agarre será de 65:44). De igual modo ocurre con las cajas de cambio; se podrá optar entre la caja manual de seis relaciones o la automática S-Tronic de doble embrague y siete marchas. Excepto en el motor de 180 CV, que irá anclado al cambio automático e incorporará de serie el 'drive select'.

¿El precio del Audi A3 Cabriolet 2014? Parte de los 35.000 euros. Bastante lejos de la de su hermano cerrado, que parte de los 27.710 euros. La pregunta es inevitable. ¿Seguro que poder quitarle de vez en cuando el techo al nuevo A3 merece pagar la diferencia de más de 7.000 euros?

En Febrero de 2014 Audi anuncia que ya admite pedidos del nuevo Audi A3 Cabrio en España. En nuestro país, el modelo de acceso será el A3 Cabrio 1.4 TFSI de 140 CV con el acabado Attraction por 34.950 euros. El modelo más caro de la gama corresponderá al A3 Cabrio 1.8 TFSI de 180 CV con el acabado Ambition o Ambiente, que tendrá un precio de 41.940 euros. A continuación tienes la lista de precios definitiva:

  • A3 Cabrio 1.4 TFSI COD 6 vel. Attraction - 34.950 euros
  • A3 Cabrio 1.4 TFSI COD 6 vel. Ambition - 37.430 euros
  • A3 Cabrio 1.4 TFSI COD 6 vel. Ambiente - 37.430 euros
  • A3 Cabrio 1.8 TFSI S tronic 7 vel. Attraction - 39.360 euros
  • A3 Cabrio 1.8 TFSI S tronic 7 vel. Ambition - 41.940 euros
  • A3 Cabrio 1.8 TFSI S tronic 7 vel. Ambiente - 41.940 euros
  • A3 Cabrio 2.0 TDI 150 CV 6 vel. Attraction - 35.340 euros
  • A3 Cabrio 2.0 TDI 150 CV 6 vel. Ambition - 37.820 euros
  • A3 Cabrio 2.0 TDI 150 CV 6 vel. Ambiente - 37.820 euros

Prueba del Audi A3 Cabrio 1.8 TFSI S tronic (por Enrique Trillo)

Este nuevo A3 Cabrio se basa en el sedán. A mi entender, todo un acierto, ya que tiene una planta y un diseño realmente atractivos. Algo que destaca especialmente si se compara con la generación anterior, que tomaba como base el compacto de tres puertas.

 

La capota aísla bastante bien, pero se aprecia cierto ruido y filtraciones cuando ruedas a gran velocidad, así que no es mala idea barajar la adquisición de la capota opcional acústica (305 euros), que asegura un mejor aislamiento.

 

El motor 1.8 TFSI empuja de maravilla y junto al S tronic de siete velocidades forma una dupla sensacional. Las prestaciones no son deslumbrantes y más que la velocidad de paso de 0 a 100 (medida en esta prueba), que es de 8,2 segundos, lo que más llama la atención son las cifras de recuperación, porque gracias al cambio de doble embrague podrás adelantar en carreteras comarcales en menos de cinco segundos. Eso es seguridad.

 

El consumo en este test (por una ruta que mezcla ciudad y carreteras de todo tipo a ritmo relajado) ha sido de 7,2 litros. Pese a que se aleja bastante de los optimistas 5,8 l/100 km que promete Audi, no está nada mal teniendo en cuenta su potencia. Además, no hay que olvidar que tiene Start-Stop para que la cosa no se desmadre si ruedas mucho por ciudad.

 

Su comportamiento es francamente bueno y apenas se aprecia diferencia en cuanto a rigidez respecto a la versión sedán. La suspensión rebaja la altura 15 milímetros respecto al resto de la gama y es firme, pero no resulta incómoda. Además, opcionalmente se pueden montar dos tipos de amortiguación más: la S Line, que es la que va de serie en el S3 Cabrio y que aquí, por 420 euros, te permite rebajar otros 10 milímetros extra, o la adaptativa Audi Magnetic Ride, que cuesta 1.195 euros.

 

La segunda fila de asientos es estrecha y sus dos plazas no son recomendables para viajar, sino más bien para un uso ocasional, debido a la falta de centímetros tanto a lo alto (si el techo está cerrado) como a lo ancho.

 

Cuando circulas descapotado notas que la aerodinámica está muy bien trabajada, porque a una velocidad de 100 km/h y sin deflector, apenas hay turbulencias de aire en el interior y puedes charlar con tu acompañante sin problemas. Lógicamente, si pones el deflector opcional (390 euros) la cosa mejora aún más. Lo que sí tengo claro es que este 1.8 TFSI no es la versión que compraría, porque cuesta como poco 39.360 euros y no aporta un plus de deportividad exagerado comparado con el 2.0 TDI, con el que te ahorrarías unos 4.000 euros. Y si quieres el descapotable más accesible, aún te queda el 1.4 TFSI, disponible desde 34.950 euros.

 

Si te gustan los descapotables es porque quieres disfrutar de la conducción al aire libre, pero también porque te gusta su estética. Así que el A3 Cabrio seguro que te va a encantar, porque es de los más bonitos que hay. Eso sí, al no tener rival actualmente (hasta que llegue el BMW Serie 2 Cabrio), Audi no se corta con el precio. Esta versión Ambition cuesta 41.940 euros, mucha tela para un compacto, por muy ‘premium’ y exclusivo que sea. Si tienes claro que quieres este coche y, como suele ocurrir, no vas a hacer muchos kilómetros, mejor el 1.4 TFSI.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Alejandro Palomo

Alejandro Palomo

Colaborador

No concibo una vida sin coches. Desde los 18 son mi forma de vida y espero que lo sean siempre. Como buen aficionado los clásicos empiezan a llamarme

Todo sobre

Audi A3 A3 Cabrio

Acabados de Audi A3 Cabrio 2013 más populares:

Ver todos los acabados

La valoración de Auto Bild

7,5

Todo sobre Audi A3

Buscador de coches