Prueba

Peugeot 2008: entre SUV y monovolumen

Enrique Trillo

16/12/2013 - 16:52

El Peugeot 2008 es la respuesta de la firma francesa a las necesidades del mercado. En el segmento de los utilitarios, la gama 'crossover' es la que mayor crecimiento está experimentando y la marca del León ha creado un modelo a medio camino de los SUV, los familiares y los monovolúmenes.

El nuevo Peugeot 2008 pretende conquistar el segmento de los utilitarios 'crossover' con su estética SUV, la modularidad de un monovolumen y la practicidad de un familiar. Se basa en el Peugeot 208 (con él comparte plataforma y 2/3 de las piezas). Mide 4,16 metros de largo y 1,74 de ancho. Pero la característica que más le define es que cuenta con una altura libre al suelo 16 centímetros superior que la del utilitario en el que está basado. Eso le permite una mejor movilidad fuera del asfalto que, unida a sus protecciones de carrocería (aunque son más estéticas que otra cosa), le sitúan como rival de otros 'crossover' del segmento, como el Nissan Juke o el Renault Captur.

Los motores del Peugeot 2008

El Peugeot 2008 cuenta con una gama de motores que busca, sobre todo, la eficiencia. En gasolina dispone de un 1.2 y 1.6 con potencias que van de los 82 hasta los 130 CV, con unas emisiones de solo 99 g/km y un consumo de 4,3 litros/100 km. Se ofrecen, además, las versiones 'e', que añaden el sistema 'Start-Stop' de serie. Todas las versiones cuentan con cambio manual de cinco velocidades, salvo la más potente que monta la de seis. Además, el modelo básico se ofrece con una caja manual pilotada de cinco marchas.

En el lado de los diésel, todas las variantes disponibles del nuevo Peugeot 2008 son e-HDi, es decir, que disponen de sistema de arranque y parada automáticos de fábrica. Se trata del mismo 1,6 litros con dos escalas diferentes de potencia: 92 y 115 CV. Con unas emisiones desde 98 g/km. Ambos van unidos a una transmisión manual de seis velocidades y, en el caso del propulsor de 92 CV también se puede optar por una manual pilotada también de seis relaciones.

Salvo el 1.2 l e-THP (disponible con 110 y 130 CV), he conducido todas las opciones disponibles con cambio manual y creo que las más interesantes son: en el lado de los gasolina, el tricilíndrico 1.2 e-VTi de 82 CV, si tus trayectos van a ser mayoritariamente urbanos, aunque ten en cuenta que su rumorosidad es un poco elevada. Y de los bloques de gasóleo apuesto por el 1,6 e-HDi de 115 CV, que consume casi lo mismo que el modelo de acceso a la gama diésel y se muestra mucho más enérgico.

La respuesta sobre el asfalto del 2008 es prácticamente igual que la de cualquier utilitario, lo que habla muy a su favor, ya que es un modelo más alto y con una suspensión más elevada.

Por dentro, salvo por una iluminación específica en el techo, es idéntico al 208. Y de la misma manera que el volante achatado y colocado en posición baja no me gustaba en el utilitario, tampoco lo hace aquí, porque ni me permite una buena posición de conducción ni me deja ver el cuadro de mandos con claridad. Sentado al volante compruebo, además, que su diseño tipo monovolumen, con un pilar A muy inclinado, no contribuye a una buena visibilidad en diagonal hacia adelante. Eso sí, su habitáculo a medio camino de un familiar y un monovolumen ofrece un espacio sorprendente para un vehículo del segmento B.

De su maletero, más que su buena capacidad, que pasa de los 422 litros a los 1.400 si abates los respaldos posteriores, destaca su bajo borde de carga, que se sitúa a solo 60 centímetros del suelo. Un valor líder entre los utilitarios con aspiraciones SUV.

Hay tres acabados disponibles: Access, Active y Allure. De ellos habría que destacar que el más alto de gama incorpora de serie el sistema 'Grip Control', que permite adaptar la tracción a las distintas condiciones de adherencia de la calzada según cinco programas seleccionables manualmente. No es un dato despreciable teniendo en cuenta que se trata de un vehículo con ciertas aspiraciones todoterreno y que solo se vende con tracción delantera.

He podido probar este sistema en condiciones con suelo deslizante (un camino bastante embarrado) y la verdad es que se nota su actuación. Sin pasar por alto el plus que suponen los neumáticos M+S que también van asociados a este dispositivo.

El nuevo Peugeot 2008 se fabrica en la factoría gala de Mulhouse, su lanzamiento oficial en Europa es el 16 de mayo y su precio de venta arranca en los 14.900 euros.

Peugeot 2008 1.2 VTi 82 CV. Prueba en Profundidad (por E. Trillo)

Lo que más me llama la atención de este Peugeot 2008 con motor 1.2 VTi es que pese a la falta de fuerza y brío que transmite, la realidad del crono demuestra que no empuja nada mal. Sus tres cilindros le hacen pasar de 60 a 100 km/h en 11,5 segundos y el salto de 80 a 120 es quinta velocidad lo completa en 13,4 segundos. Sin duda, no son cifras deslumbrantes, pero hay que reconocer que no están nada mal y demuestran que este pequeño tricilíndrico tiene genio. Así que no debes tener problemas para realizar aelantamientos en carreteras secundarias. Eso sí, cuando le pises a fondo notarás que el ruido se hace excesivamente evidente y no resulta un sonido demasiado agradable.

Mucho más te va a gustar su consumo medio, que en esta prueba ha sido de 5,2 litros. Un dato que se ajusta bastante al oficial. En cualquier caso, esperaba incluso algo menos de gasto, teniendo en cuenta su reducida cilindrada y escaso caballaje. Sin duda, la inclusión del 'Start-Stop' hubiera ayudado.

Del tacto de conducción hay que decir que no se trata de un coche con un dinamismo especialmente afinado. Su dirección, apoyada en un volante de reducido tamaño, es lo mejor del coche. Pero no puedo decir lo mismo del cambio, que tiene recorridos largos y un tacto memorable, ni de la suspensión, que no logra un paso por curva demasiado firme. eso sí, si buscas un coche confortable para conducir tranquilo, no le podrás poner pegas.

Lo mejor es que, gracias a sus 22 centímetros de altura libre al suelo, te permite rodar por caminos con la tranquilidad de no rozar los bajos del coche a la primera de cambio. Pero no abuses, porque sus aptitudes fuera del asfalto son limitadas, ya que  solo cuenta con tracción 4x2.

No me olvido de aspectos prácticos del nuevo Peugeot 2008, como el especio interior. Destaco especialmente la segunda fila de asientos, que es mejor a lo alto que a lo ancho, porque cuenta con 94 centímetros de altura para la cabeza, pero solo 82 cm (como máximo) de espacio para las piernas.

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar un Peugeot 2008 1.2 VTi 82 CV. Para calcular el precio, tomamos como referencia un hombre de 30 años, con 10 de antigüedad de carné y sin siniestros, que vive en Madrid, utiliza el coche a diario, aparca en un garaje colectivo y recorre hasta 20.000 kilómetros al año. Con estos datos, el seguro a todo riesgo sin franquicia más recomendable por su calidad-precio lo ofrece Génesis, por 494 euros.
 
Este coste podría ser menor si optas  por una póliza a todo riesgo con franquicia. En este caso, la más barata sería también la Génesis. Cuesta 273 euros con franquicia de 300 euros.

Imagen de perfil de Enrique Trillo

Enrique Trillo

Dame un coche, un circuito, barra libre y no necesito nada más en la vida.

Todo sobre

Peugeot 2008 2008

Acabados de Peugeot 2008 2013 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Peugeot 2008

Buscador de coches