Prueba

Prueba: Opel Mokka X 2016, el más conectado de todos

Enrique Trillo

20/09/2016 - 01:43

En esta primera prueba del Opel Moka X 2016 hemos podido comprobar que no solo ha actualizado su estética, sino que se postula como el modelo con mejor conectividad de su categoría y con un sistema de tracción 4x4 que le otorga polivalencia y un mundo de posibilidades fuera del asfalto. Está disponible desde 21.837 euros.

No te pierdas: Opel

Mokka X, novedad en el

Salón de Ginebra

Ponemos a prueba al Opel Mokka X 2016 por primera vez. El objetivo es descubrir cómo ha cambiado y ver si ha sabido ponerse al día para poder luchar en igualdad de condiciones con rivales como el Renault Captur, Mitsubishi ASX, Nissan Juke o Mazda CX-3. Aunque por su longitud (4.275 mm) se coloca a mitad de camino entre estos todocamono urbanos y los compactos (Renault Kadjar, Nissan Qashqai o Mazda CX-5).

Comienzo por lo más evidente, el nombre. Sí, porque es lo primero que cambia. Hasta ahora era Mokka a secas, pero desde esta generación 2016 pasa a llamarse Opel Mokka X. Con esta letra a partir de este momento se van a denominar todos los nuevos modelos SUV y crossover de la marca del rayo.

Aquí puedes ver un vídeo con las primeras mpresiones de conducción del Opel Mokka X:

Lo siguiente que ha variado es el diseño. El aspecto exterior ha cambiado por completo, pero lo cierto es que me sigue pareciendo casi el mismo. Eso desde luego no es un punto a su favor. Aunque sí es cierto que los nuevos grupos ópticos con tecnología LED le aportan un aire más actual y que ahora cuenta con una mejor aerodinámica: su Cx es de 0,35, lo que se traduce en una mayor eficiencia, como verás más adelante.

En el interior la revolución estética es más evidente y se agradece sobre todo que se hayan preocupado por eliminar el buffet completo de botones disponible anteriormente en la consola central. Ahora el habitáculo se inspira en el de su hermano compacto el Opel Astra, es más intuitivo y cuenta con líneas mucho más horizontales y limpias. Además, monta el mismo sistema multimedia IntelliLink, con una pantalla de ocho pulgadas que ofrece plena conectividad con tu teléfono móvil, ya que dispone de Apple CarPlay y Android Auto. 

Esto, unido al sistema OnStar, es lo que permite a los responsables de Opel afirmar que no hay otro SUV del segmento B con una mejor conectividad. Sin duda, es de los mejores en este apartado, pero si me permites que me ponga puntilloso, deja que opine que si la idea es transmitir modernidad y tecnología de última generación, quizás deberían haber apostado por un cuadro de mandos mínimamente digitalizado, como el que puedes encontrar, por ejemplo, en el Renault Captur, y no la clásica disposición analógica. En cuanto a seguridad, destacan por encima de todos las opciones disponibles el sistema Opel Eye y los faros adaptativos AFL LED, que regulan automáticamente las luces largas y cortas y disponen de cornering light.

Mecánicas del Opel Mokka X 2016

Los motores disponibles para el nuevo Opel Mokka X ofrecen potencias que van desde los 110 CV, hasta los 152. Concretamente el catálogo de modelos cuenta con dos bloques diesel de 1,6 litros con 110 CV y 136 CV, cuyo consumo de combustible es de 3,9-5,0 l/100 km; emisiones de CO2 de 103-132 g/km.

Además, dispone de un motor turbo de gasolina de 1.4 litros con 140 CV, cuyo consumo medio declarado es de 6,2 l/100 km. Esto, en el momento del lanzamiento, porque más adelante la gama se verá incrementada con un 1.4 ECOTEC Turbo de Inyección Directa con 152 CV con transmisión automática de seis velocidades y tracción a las cuatro ruedas (consumo combinado 6,4 l/100 km y emisiones de 148 g/km.

Yo he tenido ocasión de probar el motor que a buen seguro representará el núcleo de ventas del Opel Mokka X, es decir, el 1.6 CDTi de 136 CV, se trata un motor que no se muestra ruidoso y que empuja de forma progresiva, aunque me ha sorprendido que en la zona baja del cuentavueltas se muestra más perezoso de lo que suele ser habitual en un motor turbodiésel. De hecho, entrega sus 320 Nm de par a partir de las 2.000 rpm.

Si a estas alturas te estás preguntando cómo se comporta el nuevo Mokka, deja que te diga que no hay diferencias respecto al modelo anterior, como me confirma el encargado de desarrollo de chasis de la marca de Rüsselsheim. Bueno, no hay diferencias en su respuesta, aunque sí han adaptado suspensión y sistema de tracción para que los cambios estructurales en esta nueva versión no varíen el dinamismo del coche.

Comportamiento dinámico del Mokka X

La unidad de pruebas que he conducido estaba equipada con el sistema de tracción 4x4, que funciona por medio de un embrague electrónico multidisco, que puede distribuir de forma imperceptible la potencia entre los ejes delantero y trasero de 100:0 a 50:50. Durante el día a día funciona como un económico coche de tracción delantera y si se detectan pérdidas de tracción el eje posterior comienza a actuar automáticamente. He podido conducirlo por un tramo corto de caminos de poca complicación y con terreno seco como por el que he transitado destaca más por la confianza que te transmite para rodar por este terreno sin temor a rozar. Ya en carretera diría que la tracción 4x4 es un plus en cuanto a seguridad y mejora del dinamismo. Si te gusta disfrutar de una zona de curvas o en invierno de adentras en carreteras resbaladizas para ir a esquiar o a hacer rutas sobre la nieve, sin duda, esta variante debería ser tu primera elección.

El Opel Mokka X ya está disponible desde 21.837 euros, pero si te acoges a la campaña de lanzamientyo y al resto de descuentos promocionales, puedes conseguirlo por 17.753 euros.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Enrique Trillo

Enrique Trillo

Dame un coche, un circuito, barra libre y no necesito nada más en la vida.

Buscador de coches