Prueba

Opel Insignia 2012: más tecnología y nuevo motor

Kike Ruiz

07/09/2011 - 14:27

El Opel Insignia se renueva para seguir en la brecha. No son muchos cambios, pero sí los suficientes como para actualizarse y continuar aportando a la marca alemana el buen ritmo de ventas que ha tenido hasta ahora. En versión berlina y familiar Sports Tourer, estará a la venta desde octubre desde 23.290 euros.

El Opel Insignia no se puede quedar atrás por muy bien que se esté comportando en el mercado. En Opel lo saben y por eso, después de dos años de vida, ya se ha sometido a una pequeña actualización. Digo 'pequeña' porque no te esperes grandes cambios. De hecho, en el exterior es idéntico al que ya conoces salvo por el nuevo color azul que ves en las imágenes y los dos diseños de llantas que se incorporan a la gama, siempre en medida de 18 pulgadas.
 
En el interior, lo más significativo recae del lado de la tecnología. Su cámara frontal ‘Opel Eye’ recibe nuevas funciones. La primera de ellas es el asistente de luces de carretera que cambia de cortas a largas de forma automática. Otra interesante función es el sistema de alerta de impacto, que detecta cuando nos acercamos al coche que nos precede con demasiada velocidad y nos avisa de una posible colisión. Además, el identificador de señales es más completo y reconoce un mayor número de ellas.
 
En cuanto a los navegadores, hay dos nuevas unidades (Navi600 y Navi900) con más mapas y nuevas funciones. Además de los lugares de interés (POI) establecidos por defecto, se pueden descargar más puntos de interés y guardarlos a través del puerto USB en el dispositivo.
 
Al volante, la nueva dirección con asistencia variable ofrece un mejor tacto. Otra de sus ventajas significativa es la reducción del consumo de combustible al no depender tanto de la bomba hidráulica.
 
Bajo el capó debuta el motor 1.4 Turbo de 140 CV que sustituye al anterior 1.8. Para alcanzar un consumo muy reducido (5,7 l/100 km), este motor va asociado de serie a la tecnología Start-Stop, la dirección asistida eléctrica, el carenado de los bajos del coche y los neumáticos de baja fricción.
 
Por último, el motor 2.0 Turbo logra una mayor potencia y pasa de los 220 CV a los 250. Para lograrlo, los ingenieros de Opel han incrementado la presión de soplado del turbocompresor, optimizado la inyección de combustible y reducido las pérdidas de flujo en el sistema de admisión y de escape. Construido completamente en aluminio, el motor 2.0 turbo tiene una amplia gama de elementos de alta tecnología entre los que se incluyen el turbocompresor de doble flujo con refrigeración del aire de admisión, dos árboles de levas con distribución variable y dos ejes de equilibrado.

Imagen de perfil de Kike Ruiz

Kike Ruiz

Redactor de AUTO BILD

Todo sobre

Opel Insignia Insignia

Acabados de Opel Insignia 2008 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Opel Insignia

Buscador de coches