Prueba

Nuevo Volvo V40, compacto de verdad

David López

18/09/2012 - 09:24

Llega el nuevo Volvo V40, un modelo con medidas compactas de verdad para luchar contra los Audi A3, BMW Serie 1 y Mercedes Clase A. Contará con tres motores diésel y un gasolina. Ya lo hemos conducido, hemos probado el D2 y el D4 y nos ha sorprendido por un toque deportivo que ya llamó la atención en el V60. A la venta desde 22.950 euros.

Se presentó en el Salón de Ginebra 2012 y ya me he puesto a sus mandos. El nuevo Volvo V40 es la gran apuesta de la marca sueca para 2012, consciente de la necesidad de luchar con garantías en el mercado de los compactos, un segmento que en España acapara el 30 por ciento de las ventas. El Volvo V40 2012 estrena un diseño muy agresivo en el frontal y más conservador en una trasera que recuerda las formas de un familiar.

¿Podrá plantar cara los BMW Serie 1, Mercedes Clase A 2012 y Audi A3 2012? Durante una ruta de más de 200 kilómetros por las reviradas carreteras del norte de Italia he podido ponerlo a prueba y he descubierto ese toque 'deportivo' que ya me sorprendió gratamente en el Volvo V60. Parece que la marca escandinava ya no se conforma con construir coches solo confortables y coloca en el comportamiento eficaz otra baza. De los cuatro motores disponibles, he elegido el D2 para el primer contacto.

Es el mismo turbodiésel de 115 CV y 1,6 litros que mueve al Ford Focus y me ha convencido en esta prueba salvo por dos detalles: su rumorosidad elevada y unos desarrollos del cambio manual de seis velocidades demasiado largos, sobre todo por el salto entre segunda y tercera velocidad. Una vez sobre el asfalto es una gozada enlazar curvas sin sentir un pronunciado balanceo, entrar en giros cerrados con en eje delantero muy ágil y no experimentar nada de subviraje. Si acaso -y al límite- noto la tendencia contraria ya que incluso me ayuda a cerrar el giro.

Junto a él, completa la gama diésel el bloque D4 con 177 caballos, que me ha gustado por la contundencia que muestra a bajas revoluciones. Se asocia a un cambio automático de seis relaciones y., a nivel de confort, no se aprecian diferencias frente al D2.

En autovía, este propulsor permite cruceros desahogados a 120-140 km/h con un gasto medio homologado de 3,6 litros. Por dentro destaco el nuevo cuadro de mandos, que se puede personalizar en tres modos: Elegance, Eco y Performance. En este último, los relojes se tornan rojos y aparece más información. En el Eco, en cambio, puedes seguir indicaciones eficientes de conducción para alargar la autonomía. Elijas el modo que elijas, el Start-Stop te ayudará en todas las versiones, pues viene de serie.

Como ya nos tiene acostumbrados, Volvo pone mucho énfasis en la seguridad y este Volvo V40 2012 cuenta con un airbag para peatones (primicia en el mercado) de serie. Activa un airbag en el parabrisas y eleva el capó para reducir los daños a peatones. Dentro, el conductor dispone de muchas ayudas a la conducción, entre las que destacan el nuevo aviso de salida marcha atrás cuando 'desaparcas' en batería (avisa si llega un coche a 30 metros de distancia) o la alerta de cambio de carril, que ahora corrige le volante y actúa hasta 200 km/h.

Por dentro el cuadro de modos recuerda a las formas de los últimos modelos suecos: lógica, orden y sencillez. Destaca la consola central flotante y un volante un poco grande. Homologado para cinco personas, cuatro adultos viajan mejor y la cota de altura trasera es muy buena. Peor es el maletero, que con 335 litros se queda por detrás del nuevo Audi A3 (vídeo del Audi A3 2012). Junto con el D2, El nuevo Volvo V40 se lanza con otras dos opciones diésel (D3 de 150 CV y D4 de 177 CV) y un gasolina: T4 de 180 CV. Dispondrá de cambios manual de seis velocidades automático de ellas mismas relaciones y ya admite pedidos. Los precios del nuevo Volvo V40 oscilan entre 22.950 y 29.975 euros.

Prueba a fondo

Para la primera prueba a fondo, hemos elegido el V40 D4, que se ha encargado de aparecer en escena con todo un cargamento de contundentes argumentos, aunque algunos de ellos son más que evidentes; como su llamativo diseño, las cifras de su propulsor o su precio, otros, sin embargo, los tiene escondidos. ¿Te los cuento?

Interior

Nada más montarme en él siento que, evidentemente, sigue siendo todo un Volvo; un diseño interior bastante sobrio, pero todo muy sólido y en su sitio. Hay calidad. Sigue teniendo esa consola central hueca por detrás, de bonito y minimalista diseño, aunque quizá demasiado llena de botones...

Los asientos de cuero que incorpora el Volvo V40 D4 Summum me agradan. Se respira un gran aire premium, sin duda. Aunque le pongo un par de pegas; la banqueta me parece algo estrecha y sin buena sujeción para las piernas. Detrás hay otro punto negativo, y es que si montan tres personas el espacio se antoja aún estrecho incluso para un coche de su clase. El maletero, por su parte, solo cumple con sus 335 litros.

Cuando me vuelvo a colocar en el asiento del conductor, miro al frente y veo el volante multifunción -bastante 'sencillote'- y detrás de él, una llamativa secuencia introductoria me da paso, nada más arrancarlo, a un gran velocímetro central y a su lado, un tacómetro vertical demasiado pequeño. Algo soso.

En marcha

Sin más dilación me pongo en marcha y lo primero que noto en el V40 D4, evidentemente, es el poderío de su propulsor gasoil. Es muy suave. Tanto, que al principio te puede parecer que no corre mucho, pero créeme, sus casi 180 CV están ahí. Sin estar necesariamente en la marcha adecuada los 400 Nm de par terminan por imponerse y el motor escala revoluciones con brío.

La cosa de momento no va mal. Llego a una carretera de montaña. La verdad que sin muchas esperanzas. Debido, quizá, a mis prejuicios con la firma nórdica. Empiezo a aumentar el ritmo y a enlazar curvas y... ¡Un momeeento!, ¡Pero si la carrocería se mantiene en su sitio! Hay muy poco balanceo y además la ergonomía de su pomo de cambio me empieza a resultar perfecta; idónea para empujarla hacia las marchas impares y tirar de ella hacia las pares. Lo que me permite llevar un ritmo bastante curioso. Quizá demasiado. Tanto, que empiezo a intrigarme. ¿Pero de verdad estoy en Volvo?

Tengo sensaciones contradictorias. Lo que veo no me encaja con lo que siento. Empiezo a 'urgar' sus botones y vuelvo a llevarme otra sorpresa. Descubro que puedo cambiar la apariencia digital de sus relojes, que tanto me empezaba a chirriar. Elijo el modo Performance, y el indicador Eco y el tono verde desaparecen. De pronto todo se vuelve rojo y un gran tacómetro ocupa el centro. Ahora sí, ya me cuadra. ¡Y casi me lo pierdo!

Equipamiento

Tras descubrir este carácter semiescondido del Volvo V40 D4 Summum, vuelvo a la autovía, donde toda la personalidad propia de la firma vuelve a manifestarse: buen asilamiento, suavidad y comodidad. Además, con la tranquilidad de las cinco estrellas que ha obtenido el modelo en los test euroNCAP.

Aprovecho para trastear con toda la tecnología que incorpora esta unidad. Lleva de todo: avisador de puntos ciegos, control de crucero adaptativo con sensor de distancia, sistema de alerta de cambio de carril con ayuda a la dirección -puede tener tantas comodidades en autovía, que corre el peligro de convertirse en el arma perfecta para los 'Whatssapperos'-, alerta de distancia de seguridad, asistente de aparcamiento..

Eso sí. Todo esto tiene un precio. El pack Safety -que incluye los tres primeros que he nombrado- cuesta 2.000 euros. El último (muy prescindible) suponen otros 1.000 euros extras. Si además te encaprichas en el techo solar (que solo lo podrán disfrutar los pasajeros posteriores) tendrás que desembolsar otros 1.150 euros. Y es que si empiezas a cargarlo con opciones, el precio del V40 D4 Summum puede acabar cerca de los 50.000 euros. Ahí es nada.

Conclusión

Con todo, el Volvo V40 D4 es muy capaz. Su estética llamativa no deja absolutamente nada que desear a los que siempre piden algo de diseño. El motor, con esos casi 180 CV estira muy dignamente. Su comportamiento es probablemtente lo que más me ha impactado; ya que, si lo buscas, notarás sus ligeras pretensiones deportivas (algo impensable, hasta la fecha, en un Volvo). Pero claro, todo tiene un precio...

Aquí tienes el vídeo de presentación del Volvo V40 en el Salón de Ginebra:

Y aquí el del funcionamiento de su airbag para peatones:

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Todo sobre

Volvo V40 V40

Acabados de Volvo V40 2012 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Volvo V40

Buscador de coches